Cambia sus vidas terremoto del 85

Publicada el

  • Cambia sus vidas terremoto del 85

    La familia García Negrete decidió vivir en Irapuato tras sobrevivir al sismo del 1985.

Han pasado 31 años desde que el terremoto del 19 de septiembre de 1985 cambiará la vida de familias enteras en la ciudad de México.

La familia García Negrete tiene muy presente ese día, ya que debido a los colapsos estructurales que dejó el sismo tuvieron que mudarse a Irapuato.

Carlos García, originario de la ciudad de México, comentó ese día él iba a llevar a sus dos hijos a la escuela primaria; sin embargo alrededor de las 7 de la mañana comenzaron a sentir el movimiento. Ellos vivian la Colonia Gustavo A. Madero de la localidad de San Juan de Aragón, en la Ciudad de México.

Expusó que cuando fueron a la calle, empezaron a notar que muchos niños se estaban saliendo de las escuelas y al llegar a la Calzada de Guadalupe, ya no había paso pues se veían ambulancias y patrullas por todos lados.

Cerca de las 9 de la mañana, un amigo de la familia que vivía en Tepito les platicó que de la glorieta de Tlatelolco a la zona centro era un caos.

Les comentó la tragedia lo que estaban viviendo, pues había muchos edificios que se habían colapsado. Por todos lados había heridos y personas muertas.

Durante ese lapso no había servicios públicos como luz o agua y el ambiente se tornaba tenso debido al temblor.

Josefina Negrete, esposa de Carlos, manifestó que la replica del día siguiente que ocurrió por la noche fue también muy fuerte e hizo que se fuera la luz por varias horas.

Señaló que en el ambiente había un olor particular como cuando queman hueso y que cuando temblaba se podía escuchar el tronar de los muros.

Carlos García también comentó que en el parque del IMSS que estaba en la delegación Cuahutémoc llevaban todos los cuerpos para que las personas los pudieran identificar y eran tantos que les daban solo cierto tiempo para su identificación. Los cuerpos que no era identificados los llevaban a una fosa común.

Carlos señaló que en la basura iban partes del cuerpo que no pudieron ser rescatados y que iban revueltos en la basura. Con ello muchos de los pepenadores se hicieron de dinero, porque ahí se encontraron muchas joyas.

Josefina Negrete comentó que muchos niños se vieron afectados, debido a que algunas las escuelas se encontraban cerradas por daños y tenían que tomar las clases por televisión, dependiendo el grado del niño.

"Había que ver las clases por televisión y tenía yo un niño de segundo año y uno de cuarto grado, entonces las clases se las daban por la televisión, las tareas habia que llevarlas a las escuela, aunque no tuvieran clases y era muy complicado, pues no había una persona que los guiara", agregó Josefina.

Debido a que la escuela Jesús Romero Flores donde los hijos de la familia García Negrete se encontraba cerrada por las secuelas del temblor, la familia decidió buscar en otra ciudad primarias donde sus hijos pudieran normalizar su educación.

Y fue en noviembre cuando se mudaron a Irapuato, para iniciar una nueva vida, dejando su patrimonio, así como sus familiares en la Ciudad de México.



#NotiMinuto

  • Local

  • AM de guardia

  • Superdeportivo

  • Primer Plano

  • Tecnoteca

  • Viralízate


#Podcats

Ver más podcats