¡Enchílate!

Publicada el

  • ¡Enchílate!

    Guajillo. Foto: Agencia Reforma.

  • ¡Enchílate!

    Jalapeño o cuaresmeño. Foto: Agencia Reforma.

  • ¡Enchílate!

    Mulato. Foto: Agencia Reforma.

Sin una buena salsa, no se concibe un taco. Y se dice que, sin chile, los mexicanos no sentimos que comemos.

Aunque existen más de 2 mil tipos de chiles en el mundo, México es el centro de su evolución.

Frescos o secos, ahí te va una selección de los chiles infaltables en los mercados y la cocinas defeñas.





Guajillo

Similar al chile ancho pero de menor tamaño, de color rojizo, mide aproximadamente 10 centímetros de largo, aunque los hay más pequeños. De picor medio-alto, es muy apreciado para elaborar adobos, moles y salsas. Generalmente se utiliza en combinación con chile ancho.



Jalapeño o cuaresmeño

Fresco, de color verde oscuro, piel brillante y carnosa, mide aproximadamente 6 centímetros. Puede ser moderadamente picante o muy picante. Se utiliza crudo o cocido para elaborar salsas verdes y rojas para la mesa o para guisados. Se utiliza también para rellenar o en conservas.



Morita

Seco y ahumado, es pequeño, pues mide aproximadamente 3 centímetros de longitud. Su piel es tersa brillante y de color ligeramente violáceo. Se obtiene de una variedad de jalapeño. De picor alto, se utiliza sobre todo para elaborar salsas y sazonar guisos de res o pollo.



Mulato

Seco, de color café negruzco y piel gruesa, con una longitud aproximada de 12 centímetros. De picor moderado, con sabor dulzón y notas de chocolate. Es primordial en la elaboración de moles, especialmente el poblano. Se obtiene de una variedad de producción limitada de poblano.



 



#NotiMinuto

  • Local

  • AM de guardia

  • Superdeportivo

  • Primer Plano

  • Tecnoteca

  • Viralízate


#Podcats

Ver más podcats