Deportivo nato

Publicada el

  • Deportivo nato

    La parrilla de doble arco es un elemento importante del diseño.

Infiniti ha dado una imagen expresiva en sus diseños, ahora con el Q60 400 Sport, un cupé que refleja la deportividad con que nació el concepto.

Al exterior, las líneas del diseño le brindan una imagen robusta, cuyos laterales demuestran movimiento en el diseño, así como un perfil más bajo y más ancho son los elementos que resaltan.

La parrilla de doble arco es uno de los elementos más importantes en el diseño, la cual crece en dimensiones para mantener la funcionalidad, permitiendo el paso de aire enfocado al enfriamiento del motor.

Una ventila activa ayuda a balancear los requerimientos de enfriamiento del motor para mejorar la eficiencia aerodinámica. Cuando el vehículo requiere mayor enfriamiento, la ventila se abre.

Los faros son otro de los razgos distintivos en el diseño de la marca, los cuales emulan el ojo humano; la incorporación del Sistema de Luces Adaptativas proyectan luz sobre el camino de manera uniforme, con una luz led que resalta el diseño.

El pilar C también forma parte de las características más perceptivas en el diseño exterior del Infiniti Q60, el cual se inclina hacia adelante, lo que visualmente mantiene ese aspecto de movimiento.

Al interior nos encontramos con materiales y un diseño más atractivo. Los asientos envolventes son muy cómodos. 

El cuadro de instrumentos es orientado a la deportividad, con un diseño sobrio. En la parte central del tablero destacan dos pantallas, de 8 y 7 pulgadas, la superior donde se despliega el navegador, así como las opciones de audio; en tanto que la pantalla baja muestra indicadores de temperatura y aire acondicionado, este último bi-zona, lo que aumenta el confort al interior.

La prueba de manejo llevada a cabo en San Diego consistió en un tramo carretero con diversas curvas, las cuales permitieron exprimir la dinámica del vehículo y comprobar su desempeño.

A destacar la respuesta del poderoso motor, un V6 de 3.0 litros Twin Turbo y 400 caballos de potencia que no deja duda de que nos encontramos ante un deportivo. El motor se encuentra acoplado a la transmisión automática de siete velocidades.

Es importante puntualizar que se incorpora la segunda generación de la Dirección Electrónica Asistida desarrollada por la marca, la cual en el Q60 se percibe con mayor retroalimentación hacia el volante, lo que ayuda a tener una mejor percepción del camino, reduciendo esa sensación de conducción estilo videojuego.

Durante el recorrido pudimos echar mano del Drive Mode Selector, el cual permite personalizar diversos parámetros, entre ellos la dirección, para ajustarse a la personalidad del conductor. La opción Sport+ convierte al vehículo en uno muy diferente desde el sonido del motor, la respuesta del mismo, hasta la rigidez de la suspensión.

Con este modo sorteamos buena parte del camino, donde Infiniti Q60 400 Sport demostró que es un deportivo nato, con cambios de velocidad rápidos, entrega de potencia del motor con un empuje entusiasta, una dirección mejorada y un sistema de frenos con buen balance.

Dentro de los modos de conducción también encontramos parámetros como Personal, Sport, Standard, Eco y Snow.

En conjunto con elementos como la dirección y parámetros de motor y transmisión se puede configurar en 336 opciones de manejo, para ajustarse a cada personalidad.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate