La nueva generación en videojuegos de realidad aumentada

Publicada el

  • La nueva generación en videojuegos de realidad aumentada

    El visor ya está a la venta en Japón. Foto: Miled.com

Una nueva generación de consolas de videojuegos está en proceso de ver la luz. El banderazo de salida ocurrió esta semana cuando Sony, lanzó al mercado su PlayStation VR: un visor que promete ofrecer experiencias mucho más inmersivas para los jugadores.

Se espera que durante este año y el siguiente aparezcan innovaciones y nuevas videoconsolas que puedan mejorar la calidad de los juegos y evolucionen exponencialmente la experiencia. Sin embargo, de acuerdo con las filtraciones y las tendencias globales del sector, el nuevo estándar estaría determinado por la capacidad de reproducir juegos en Realidad Virtual (VR) y contenidos en ultra alta definición (4K).

Las principales empresas desarrolladoras de videojuegos como Sony, Microsoft y Nintendo ya trabajan en proyectos de tales características. 

Antes de mostrar al mercado sus recientes innovaciones, algunas de estas firmas han sacado a la venta versiones mejoradas de las consolas con las que marcan el ritmo en la actual generación y gracias a las cuales hemos visto gráficos y cinemáticas más detalladas y elaboradas. Sin embargo, las consolas de videojuegos no siempre fueron así.

La primera videoconsola apareció en 1972. Su nombre era Magnavox Odyssey y gracias a ella Ralph Baer, su creador, es considerado uno de los padres de los videojuegos. Esta consola funcionaba con cartuchos intercambiables, sus juegos carecían de sonido y los controles tenían un solo botón. Pese a ser un producto innovador, el éxito de la consola fue menor. Sin embargo, tiene el mérito de que con ella se inauguró la que, más adelante, sería catalogada como la primera generación de consolas de juegos de video.

Dicha clasificación histórica contempla siete generaciones posteriores, cuyos principales ejes de evolución han sido el aumento en el realismo visual y la complejización tanto de su trama como de su sistema de juego, así como las mejorías en la interacción del usuario.

Cada una de las generaciones se ha destacado por determinadas características que aparecen como punta de lanza dentro de su contexto particular. Algunas estuvieron regidas por el cambio del formato de los juegos, como el paso de cartucho a CD; por la conectividad a Internet y la capacidad de visitar páginas web o jugar en línea; y otras por quitar dispositivos externos de almacenamiento (tarjetas de memoria) al incluir esta función por defecto en las consolas, imitando a las PC's.

La mayoría de las veces las mejoras que fueron bien recibidas por los usuarios trascendieron a las siguientes generaciones, dando pie a productos con mejores presentaciones y, por ende, a un mercado mucho más competido. En ese contexto, México es el país de Latinoamérica que más ingresos genera para la industria de los videojuegos, esto de acuerdo con el estudio Entertainment and Media Outlook 2015-2019, elaborado por la consultora PwC.

De acuerdo con el director de Investigación de mercado de The Competitive Intelligence Unit (The CIU), Fernando Esquivel, “se espera que a finales de 2016 el mercado de videojuegos en el país recaude 22 mil 852 millones de pesos, lo que supondría un crecimiento del 13.3% con respecto a 2015”. Esquivel refiere que por el momento las consolas de última generación no han logrado el impacto deseado, pues el número de consolas vendidas de PlayStation 4, Xbox One y Wii U solo lograron acaparar el 20% del total de equipos en los hogares mexicanos en 2015. 

La gran ganadora del mercado en el país es la Xbox 360 de la generación pasada, consola que, según el especialista, está presente en 39.8% de los hogares mexicanos. 

Sin embargo el mercado está cambiando, para el segundo semestre de este año las consolas de nueva generación alcanzaron 24%, y Esquivel considera que “existe la posibilidad de que la cifra aumente con las ventas que se generen a fin de año por los descuentos que hay en el Buen Fin y demás promociones”.

Las consolas de la próxima generación están por salir a la venta, por lo que características novedosas están por llegar. A continuación presentamos algunas de las novedades más sobresalientes. 

Pese a que todavía no existe información confirmada respecto a la futura consola de Nintendo, Nintendo NX, ya se han filtrado algunas de sus características. 

Presuntamente sería una consola híbrida (fija, pero con un control o gamepad que podrá usarse de manera independiente) que saldrá a la venta en marzo de 2017. Se especula que será compatible con juegos en realidad virtual y que incluirá un mando de botones intercambiables, pantalla táctil y procesador Tegra de NVIDIA, por lo cual sería mucho menos potente que la PlayStation 4 y la Xbox One, no obstante que tendría un rendimiento mejor que el de la Wii U.

Finalmente, a la NX le acompañarían nuevos lanzamientos de sus títulos más famosos como The Legend of Zelda y Dragon Quest.

De acuerdo con el diario japonés, Nikkei, la compañía de la “gran N” decidió frenar la producción de su última consola de sobremesa, la Wii U, para centrarse totalmente en la producción de la NX, debido a que los ingresos que genera, en la actual generación, han sido bajos; el último informe de la empresa indicó que se registró una caída de 8.4% de ventas en el reporte interanual de 2015. Luego de la Nintendo GameCube, nunca antes se había visto un fracaso en ventas similar en la compañía.

En junio pasado, Microsoft dio a conocer que se encuentra en proceso de desarrollo de una consola que, según Phil Spencer, jefe de Xbox “será la más potente jamás creada”. Es conocida como Project Scorpio y podría llegra en 2017.

Al momento se ontempla que su tarjeta gráfica ofrecerá una potencia de 6 teraflops (TFLoPs), -unidad de medida del rendimiento del hardware de un dispositivo-, es decir, entre cuatro y cinco veces más potente que sus antecesores. Esto le permitirá 'correr' contenidos en ultra alta definición (4K) de modo nativo, dando un salto de calidad notable en las gráficas. Con ello la consola lograría un factor diferencial frente a sus competidores, pues hasta ahora ninguna soporta 4K nativo en sus videojuegos (solo escalado) a pesar de que algunas son compatibles para reproducir contenidos multimedia en 4K. 

La información sobre el resto de su hardware aún no está confirmada, pero se especula que vendría equipada con un procesador de ocho núcleos, que aunados a la tarjeta gráfica permitirán tener una “experiencia fluida”, en los videojuegos de VR. 

Igualmente se dio a conocer que esta videoconsola será totalmente compatible con las actuales versiones de Xbox One, tanto con accesorios o videojuegos.

Esta consola generará gamas dentro de la división de sus consolas: Xbox One será de nivel bajo; Xbox One S de nivel medio y Project Scorpio de nivel alto. 

En ese sistema, la primera versión de la consola de Xbox One se caracterizó por ser de un diseño robusto, reproducir videojuegos en Bluray; presentar una redistribución de botones en los controles y ser parcialmente retrocompatible con videojuegos de la Xbox 360 (solo mediante descarga digital). Esta consola demostró un gran avance pues era hasta 10 veces más potente que su predecesora.

Por otro lado, Sony incursionó recientemente en el terreno de la Realidad Virtual con el dispositivo PlayStation VR, que salió a la venta el 13 de octubre, día en que casi se agotaron las unidades disponibles en Japón, según reveló el presidente de Sony Interactive Entertainment, Atsushi Morita. Su precio es de 399 dólares y llegará a Latinoamérica hasta el próximo año.

Para que la PlayStation VR pueda funcionar necesita de la PS Camera, la cual deberá estar ubicada a una distancia mínima de tres metros. Esta permitirá detectar la ubicación del jugador y sus movimientos, para que pueda recrearlos dentro del universo virtual. Para completar la experiencia inmersiva pueden emplearse los mandos de la PlayStation Move; no obstante, estos no serán indispensables para todos los títulos, pues no todos son compatibles. De esta manera, el mando principal seguirá siendo el DualSchock 4.

El nuevo dispositivo VR consiste en un casco que integrará una pantalla de 5.7 pulgadas con resolución de 1920 x 1080 y ofrecerá un campo de visión de 100 grados. En dicha pantalla se proyectarán imágenes elaboradas por la videoconsola.

Recientemente, Shuhei Yoshida, presidente de Sony, dio a conocer que este dispositivo es compatible con las versiones actuales de PlayStation 4, es decir, la PS4 original, la versión “Slim” y la nueva PS4 Pro. Asimismo, indicó cuáles serían las recomendaciones adecuadas para emplear este dispositivo, para lo cual sugirió usarlo sentado para evitar salir del ángulo de visión de la cámara y, en caso de hacerlo de pie, recomendó despejar el área por la seguridad del jugador. 

De acuerdo con Sony, para finales de este año, el dispositivo contará con 50 títulos disponibles en Realidad Virtual.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate