¡Pierde el miedo de viajar solo!

Publicada el

  • ¡Pierde el miedo de viajar solo!

    El éxito o fracaso depende del momento y de las condiciones en las que hemos tomado la decisión. Foto: Shutterstock

¿Salir de viaje solo? Es un plan que para algunas personas suena aterrador, puesto que estamos acostumbrados a viajar en compañía.

Sin embargo, es una muy buena oportunidad para reencontrarte contigo mismo, enfrentar miedos y evaluar el proyecto de vida.

De acuerdo con Publimetro, existen beneficios de emprender la aventura en solitario que enlista la psicóloga Julia Vidal, experta en ansiedad y estrés.

“Algunas personas ponen mucha atención en imaginar qué dirán los demás si los vieran solos o solas”, y por eso, se frenan a la hora de hacer realidad sus planes.

“'Van a pensar que soy rara, que no me quieren, que no tengo amigos', son algunas de las ideas que se repiten en la mente antes del viaje, y una vez allí, emociones como el anhelo de compañía, la incomodidad o la soledad pueden aparecer”, explica.

Para la especialista, el éxito o fracaso de viajar solo, depende del momento y de las condiciones en las que hemos tomado la decisión.

“No es lo mismo que sea una elección propia, a que haya sido porque no tenemos a nadie con quien viajar”, añade Vidal.

He aquí los beneficios:

 

1. Aprender a estar contigo mismo: Parece que estamos acostumbrados a vivir rodeados de gente y a huir de la soledad. Sin embargo, desde la individualidad, “podemos aprender a estar con nosotros mismos, a conocernos más, a saber qué queremos lograr y qué opciones tenemos para conseguirlo”, asegura la psicóloga.

Además, explica que cuando viajamos solos, es más fácil que percibamos cómo nos sentimos frente a diferentes situaciones, y enfrentarnos a ciertas emociones que normalmente evitamos, y que tienen el poder para convertir nuestras debilidades en fortalezas.



2. Enfrentar los miedos y ganar seguridad: Vidal explica que el temor a “no ser capaces” aparece desde el primer momento en que pensamos en viajar solos. Posiblemente porque siempre hemos tenido a alguien que nos guíe y nos acompañe en nuestro camino.

De ahí que, emprender este viaje es una buena oportunidad para defendernos solos a la hora de practicar nuestros conocimientos de un idioma extranjero, y potenciar nuestra capacidad para orientarnos en el lugar de destino.



3. Aprender a disfrutar del silencio: “Tómate unas vacaciones sin compañía, como un turista anónimo, quédate a solas con tu persona, habla menos, busca el silencio, regodéate de tu ser”, afirma Walter Riso en su “Guía práctica para vencer la dependencia emocional”.

Y es que cuando viajamos solos nos vemos obligados a permanecer más tiempo en silencio, y con esto, a abrir un dialogo con nosotros mismos, para reflexionar con mayor distancia sobre los problemas que nos aquejan.



4. Desarrollar habilidades sociales: Según la psicóloga, “combinar la experiencia de viajar solo, con la oportunidad de conocer a otras personas es un buen complemento”.

Es por ello que Vidal recomienda “estar abiertos a nuevas experiencias y a abrir conversaciones con las personas que nos rodean”, y para lograrlo aconseja participar en la planificación de actividades dentro de los grupos de las excursiones, porque esto facilita la integración con los demás.



5. Tiempo para cuidarnos: Cuando viajamos en compañía de nuestros amigos o familiares es frecuente que pensemos menos en nosotros mismos y más en las prioridades del grupo. Pero un viaje a solas puede ser la mejor excusa para escuchar tu mente y tu cuerpo, en un lugar donde puedas meditar y relajarte.

También es la oportunidad para darte gusto, comer saludable, ir a una sesión de masaje en el spa, o darte tu misma un masaje de pies con las piedras del mar.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate