Desde hace 4 décadas da vida al Pípila

Publicada el

  • Desde hace 4 décadas da vida al Pípila

    Caracterizados. Todos los participantes se toman muy en serio su personaje, y desde meses atrás comienzan a ensayar y a preparar sus vestuarios. Foto: Osvaldo García.

Con más de 40 años de participar de forma ininterrumpida en este festejo, Tomás Ulloa Robles es uno de los personajes infalibles en la tradicional batalla de ‘Los Indios Tejocoteros’, pese a que ha sido herido de gravedad en dos ocasiones al recibir esquirlas de los cañones y las escopetas que se utilizan para dar vida a la confrontación.

“Desgraciadamente he tenido dos accidentes, pero no por eso me desanimo. Una vez me pegaron en una pierna y otra vez en la cabeza. Para mí han sido accidentes, incluso he perdido el sentido del oído, utilizo un aparato para escuchar”.

Sin embargo, sus ánimos y ganas de ser parte de esta tradición, lo han llevado más allá y ahora sabe la importancia de ser precavido a la hora de ser parte de esta batalla, que cada año se celebra en Santa Rosa, un poblado situado a casi 2 mil 600 metros sobre nivel del mar, en la Sierra Santa Rosa.

Recuerda que a él, como a sus hermanos y el resto de los habitantes, los invitó a participar el ya fallecido Tomás Ulloa ‘El Indio Mayor’, quien fue el que dio forma a esta celebración.

“Nos encanta y nos gusta participar porque es algo que nos gusta y nos heredaron, en este caso mi papá, Tomás Ulloa. Nos sentimos muy orgullosos de ella”, afirmó.

Para Ulloa Robles lo mejor es poder ser parte de esta tradición, que además de identificar al poblado de donde es originario, la ha colocado en el punto de interés de miles de personas, que todos los años acuden para conocer la forma en como se celebra esta única e inigualable batalla.

“Esta fiesta se inició en 1864, cuando pasó por aquí el último Emperador. Se suspendió en 1910 por la Revolución Mexicana, se volvió a suspender en 1927 por la Guerra de los Cristeros  y la retomó Tomás Ulloa en 1934 y desde entonces no ha habido interrupción”, aseguró.

Con todo este tiempo de interpretar a la destacada figura de Juan José de los Reyes Martínez, mejor conocido como ‘El Pípila’, Martín Ulloa dejó claro que este festejo no es propiedad de nadie, mucho menos de la familia Ulloa, es de todo el pueblo de Santa Rosa y un patrimonio de todos los guanajuatenses.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate