Evaluación docente. Validez y justicia

Publicada el

    Evaluación docente. Validez y justicia

El Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) publicó en agosto pasado un texto donde argumenta la validez y justicia de la evaluación del desempeño docente realizado el ciclo escolar 2015-2016 a los docentes de educación básica. Aquí puntualiza 4 puntos críticos: 1) la estandarización, 2) la pertinencia de los instrumentos y su contenido, 3) su contextualización, 4) su implementación. Y basándose en un concepto de validez como “el grado en el cual la evidencia y la teoría sustentan las interpretaciones de las puntuaciones para los usos propuestos de las pruebas” sostiene que dicha evaluación es justa y valida en términos generales y que únicamente habría que mejorar aspectos de índole operativo en su implementación como, el tiempo destinado a las pruebas, (aunque a decir de sus expertos mencionan que si un alumno permanece sentado por determinado tiempo durante un examen, al docente le pueden pedir lo mismo el doble de tiempo), los sistemas tecnológicos, mismos que sostienen, ellos no son los culpables de que ocurran fallas de energía eléctrica o bien mal funcionamiento en el internet justificando una falta de coordinación entre el INEE, CNSPD, CENEVAL.

Para efectos de la evaluación se aplicaron 4 fases, a cada uno le correspondió un instrumento: fase 1, un informe del director de escuela; fase 2, un texto del docente evaluado; fase 3, un examen; fase 4, un texto de planeación de clase que el docente sube a un sistema electrónico. De la fase 2 existe un evento contada por un evaluador que por sí misma pone en duda, la capacidad de esos instrumentos de poder conseguir los 4 puntos críticos anotados al principio. Aquí esta.

“Me encuentro en un gran auditorio, nos acomodaron en enormes filas. Ya estamos evaluando y escucho a la compañera que está detrás de mí, precisar a un evaluador las características del trabajo de los docentes de educación especial. Voltea hacia donde me encuentro y me dice:

- ¿Cómo ve maestro? Escucho a los compañeros evaluadores reírse del texto de un docente de educación especial, se ríe de modo burlón, no cree lo que está escrito, se ve que no conoce cómo trabajan los docentes de educación especial, pero ya le expliqué. Yo soy maestra de educación especial y conozco el trabajo que realizan.

- ¿Y qué te contestó?

- Que ahora entiende lo que está escrito.

Los evaluadores cercanos que escucharon este breve diálogo agradecen a la maestra les aclare qué y cómo trabajan ellos. La maestra termina comentando:

- Ese es un riesgo (al evaluar) ya le pregunté donde trabaja y es de educación superior. (El evaluador que se reía).”

¿Que nos muestra esta vivencia? Primero que la interpretación de la rúbrica está sujeta al conocimiento y experiencia del evaluador; segundo que el juicio del evaluador cambia cuando se entera del contexto en que se escribe la respuesta del docente evaluado. Por lo tanto es posible suponer la importancia del contexto en que se evalúa y analiza la respuesta. De modo tal que a mayor diversidad de situaciones contextuales, mayor dificultad de establecer estandarizaciones de respuestas y de aplicar las rúbricas como si fuera un criterio único e igual para todos.

El 23 de septiembre de 2016, Silvia Schmelkes consejera presidente del INEE, al clausurar el “Seminario Internacional 2016. Evaluación y Diversidad: justicia y equidad en la evaluación educativa”, dijo “si no reconocemos la diversidad y si no tratamos de considerarla en la evaluación educativa, se están cometiendo injusticias muy importantes”. De acuerdo a lo anterior no parece que se estén considerando adecuadamente esa diversidad, y por tanto, existe una severa presunción que se haya evaluado a docentes de manera injusta, precisamente por los contextos diversos señalados. Por ello vale sostener que el problema de la evaluación docente no es un problema técnico, ni operativo, sino un gran problema conceptual: suponer que se puede hacer una evaluación estandarizada a pesar de las diversidades contextuales.

El 30 de agosto de 2016 la oficina dela UNESCO dio a conocer los resultados de la evaluación que le hizo al INEE en su programa de implementación de la evaluación al desempeño docente, es decir, la evaluación del programa de evaluación. Dos preguntas resaltan. Pregunta 15: Esta evaluación afecta negativamente la autonomía de los docentes, respuesta: 59 % de acuerdo y muy de acuerdo. Pregunta 20: Considera que esta evaluación servirá para mejorar la profesión docente en México. Respuesta: 73 % en desacuerdo y muy en desacuerdo.

Finalmente vale la pena decir que tal vez merezca una reflexión más profunda por parte de las autoridades, creer que se puede estandarizar la formación y educación humana, como si se tratara de la estandarización de la producción de autos en serie.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate