Piden pan y no les dan

Publicada el

    Piden pan y no les dan

“Ricky, Ricky, Ricky, ran, los maderos de San Juan, piden queso, piden pan, no les dan. Les dan un hueso en el mero pescuezo...”  Si usted tiene 50, 60 años o más, recordará a Los maderos de San Juan. Es una cancioncilla con la que me arrullaban hace siglos, cuando era yo un bebé.

Pues cuando oía uno el cantito, se quedaba lleno de preguntas: ¿Quiénes eran los maderos de San Juan? ¿Serían descendientes de Don Francisco I Madero, o de algún otro político que lleve ese ilustre apellido? ¿Eran de San Juan de Ulúa o de San Juan del Río o de algún otro San Juan, como hay tantas poblaciones con ese nombre.

¿Por qué los maderos andan pidiendo queso y pan? ¿Y si les ofrece uno un taco de carnitas, lo aceptarían? ¿Querrán queso de vaca o queso de cabra, o a lo mejor queso de puerco? ¿Pan dulce o pan francés? Esas y muchas más preguntas atacaban mi inexperta mente acerca de los maderos de San Juan, dudas que ahora, más de 70 años después, empiezan a aclararse.

Arturo Ortega Morán, que dedica lo mejor de sus esfuerzos a investigar acerca del origen de palabras y expresiones del idioma español, ha estado publicando algunos artículos en donde explica muchas expresiones como esa de los maderos de San Juan.

Resulta que los maderos no eran maderos y a lo mejor ni siquiera eran de San Juan… Los maderos en realidad originalmente eran los romeros, los peregrinos cristianos a los que llamaban romeros porque venían de Roma que era y sigue siendo la capital del cristianismo. 

Después aunque no vinieran de Roma a los peregrino se les llamó romeros y a las peregrinaciones romerías. Algunos romeros venían de San Juan y otros de Santiago. Los de San Juan encendían enormes hogueras porque, según algunas antiguas creencias celtas, había que “darle una ayudadita” al sol para que hiciera bien su tareas de brillar.

¿Y cómo le hacían los romeros para subsistir? preguntará usted, porque supongo que ellos también tienen la antiquísima costumbre de echarle algo al estómago de perdido tres horas diarias. Pues iban pidiendo vino, pan, queso, lo que “sea su voluntad”, porque ya ve usted que el hambre es canija, pero es más el que la aguante. 

Con el tiempo el uso de la gente desgastó el nombre de romeros y empezó a llamarles maderos de manera qu el nombrecito se le quedó y así pasaron a la historia, dedicados a traerle el sueño al chamaco que dice que no lo tiene aunque se le estén cerrando los ojos. 

Consultorio Verbal

PREGUNTA DEL PÚBLICO:

¿Es correcto decir “vinieron muchas gantes” en lugar de “vinieron muchas personas”. Gilberto Martínez.

RESPUESTA.

Hasta hace relativamente poco tiempo se consideraba error usar la palabra “gente” como sinónimo de “persona”. Ahora, por ser una costumbre muy arraigada, la Academia decidió considerarla correcta.

AHORA PREGUNTO. 

¿Qué significa la palabra “apocalipsis”?

a.- Revelación

b.- Desastre

c.- Aparición

d.- Humanización

RESPUESTA

a. Apocalipsis originalmente significa revelación.

Me retiro con esta frase: “A quien más sabe es a quien más le duele perder el tiempo”. ¿Cómo dijo? Hasta la próxima.

comodijo2@hotmail.com



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate