Frena plan hidráulico a zapotillo

Publicada el

  • Frena plan hidráulico  a zapotillo

    Construcción. El Zapotillo es un ejemplo de conflictos sociales. Agencia Reforma

La suspensión de la construcción de El Zapotillo, interrumpida desde julio por un litigio que interpusieron pobladores de Jalisco, es un ejemplo de que la población debe ser tomada en cuenta en proyectos de trasvases de agua.

Además, coincidieron especialistas, evidencia la necesidad de que el Gobierno federal apueste por un nuevo modelo de gestión hídrica.

“La población a la que le quitas el agua y de donde la vas a mandar, tiene que estar implicada en la justificación de planeación de este tipo de obras”, señaló Óscar Armando Monroy Hermosillo, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Raúl Pacheco-Vega, profesor investigador titular del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) en Aguascalientes, advirtió un desgaste en el modelo  de trasvases, debido a que casi siempre implica centrar la discusión del abasto hídrico en dos o tres entidades, lo cual genera conflictos territoriales, de oferta y demanda de agua, y de justicia hídrica.

Consideró que la obra se politizó desde el inicio y, aunque se requiere trasvasar el agua para abastecer a León, Guanajuato, también se advierten impactos negativos en la vida de los habitantes de Temacapulín, en Jalisco, quienes serían desplazados por la inundación de sus tierras.

Pedro Moctezuma Barragán, coordinador del Programa de Investigación para la Sustentabilidad de la UAM, consideró que la gestión de cuencas es un modelo que se debe privilegiar en la nueva Ley de Aguas, por encima de trasvases como El Zapotillo.

Grupo Reforma publicó ayer que la construcción de la presa está detenida desde julio pasado por un litigio promovido por residentes de Temacapulín.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate