Innova leonés con caracolario

Publicada el

  • Innova leonés con caracolario

    El alumno del IPN Campus Puerto Interior, desarrolló una jaula especial que permite que los animales puedan viajar incluso internacionalmente, lo que abarataría su costo. Foto: Omar G. Ramírez

Jorge González Rivera, es un joven de 23 años que gracias a su proyecto llamado Caracolero logró calificar en Paraguay al concurso Mundial de Ciencia e Ingeniería que se realizará en Brasil.

El joven leonés estudia Ingeniería Industrial en el Instituto Politécnico Nacional Campus Puerto Interior.

Todo comenzó hace un par de años cuando su asesor, Gabriel Bermúdez, expresó su idea de trabajar con caracoles comestibles.

Jorge y dos compañeros decidieron participar en la Feria de Ciencias de su escuela. Ganaron y pasaron a la etapa estatal en el Parque Guanajuato Bicentenario donde calificaron para ir a presentar su proyecto a Guadalajara en noviembre del 2015.

“Como dijeron que mi proyecto era muy bueno, me dieron el pase para ir a participar a Paraguay del 3 al 7 de octubre del 2016 al Ciencap-Paraguay donde quedé en tercer lugar y pasé al concurso en Brasil”, contó.

La idea

Caracolero, proyecto de González Rivera, consta de una jaula hermética que hace que el caracol tipo Helix Aspersa pueda ser transportado vivo principalmente hasta Francia, donde es usado para elaborar platillos en restaurantes.

En México, el costo aproximado del kilo de caracol crudo es de 15 pesos, mientras que en Francia es de tres a siete euros la misma cantidad.

“La jaula es un sistema de crianza de caracoles. Es una solución también para México ya que ese tipo de caracol tiene las mismas proteínas que el pescado, por lo que las personas de bajos recursos lo podrán consumir en vez de carne marina”, dijo.

“No podría comparar su sabor, es único y sabe bueno, la consistencia es como una gomita de dulce”, añadió.

Va por más

Jorge explicó a am que su proyecto puede hacer que el caracol se consuma fresco en cualquier parte del mundo ya que está construido con un material resistente a fuertes impactos.

Aunque el proyecto actual tiene capacidad para 100 caracoles, el joven ya tiene en mente generar uno para poder transportar una cantidad mayor.

Actualmente una universidad importante de la región, compartió, ya le hizo un pedido de caracol para experimentar con la baba del animal.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate