Equilibrio familiar y laboral

Publicada el

    Equilibrio familiar y laboral

Hace tiempo, en una reunión de trabajo, una persona señaló que en México, en cualquier puesto de confianza (con…fianza) de cualquiera de los Poderes (Legislativo, Ejecutivo o Judicial), implica una entrega de 24 horas, los 365 días del año.

Aunque se supone que tal expresión fue meramente metafórica, para la gran mayoría de la población, se recibió de manera textual, es decir, haciendo alarde de ignorancia respecto al precepto constitucional en materia laboral.

Resulta que en cualquier empresa extranjera o transnacional, los horarios laborales son puntualmente exactos, ya que si una persona se queda a laborar después de la hora oficial de salida, los directivos empiezan a dudar de su capacidad, lo que implica la posibilidad de que pierda el trabajo, ya que las labores se asignan y se encuentran puntualmente precisadas en la relación de labores, para que sean desempeñadas dentro del horario laboral pues a la propia empresa a la que le interesa que quienes trabajan para ella, tengan vida personal.

Expertos en relaciones humanas han sostenido que el trabajo no debe sustituir, jamás, a la vida personal del trabajador, toda vez que la única posibilidad de encontrar equilibrio para que una persona sea sana en lo psicológico, lo emocional y lo intelectual, es que le dedique tiempo, tanto a sus relaciones personales como a las laborales.

Las instituciones oficiales y algunas empresas, suave pero firmemente presionan a su personal para que, si es que quiere ser considerado como “de confianza”, leal y con sentido de permanencia de algún grupo, que pospongan su vida personal para un futuro… que nunca llegará y, lo que es peor, se dan casos en que llegan a renunciar a su vida familiar para sustituirla con la vida laboral. ¡Absurdo!

Conviene atender, dentro de cualquier institución o empresa, de manera seria, ciertas cuestiones que deben ser consideradas como oportunas e inequívocas advertencias de que algo anda mal; que resalta el hecho de que no hay equilibrio, como el caso de un exceso de juntas de trabajo a las que, normalmente se asiste pero de manera “activa-improductiva”.

También está el hecho de ver que se da reconocimiento especial a quienes trabajan después de la jornada laboral, aún en su casa, significando esto que, o no les alcanza el tiempo para cumplir con sus tareas laborales durante su jornada oficial, sea por incapacidad o por ineficiencia.

No menos delicado es el hecho de que se les asigne una mayor carga de trabajo, lo que refleja la ineficiencia de quien lo determina o distribuye. Finalmente cito el caso en que no le alcanza el tiempo laboral para cumplir con sus tareas, por dedicarle ese tiempo a otras actividades distintas a sus funciones, implicando una clara y manifiesta deshonestidad.

Erróneamente se considera que todos los ejecutivos o directivos, “deben” estar siempre disponibles por si se le ofrece algo al “señor” o a la “señora” para lo cual se les obliga a que, fuera de su jornada, usen medios de comunicación en los que puedan ser localizables.

Esto hace que crean que son “indispensables” y, por su parte, los de la cúspide del poder, se creen y se sienten dueños de los que se suponen “indispensables”.

Estas creencias y sentimientos son los que promueven, tanto para unas como otras personas, que crezcan los índices de divorcios, de adulterios, infartos, estrés, crisis nerviosas, etc., etc., pero, lo peor de todo, es que se fomenta en los hijos un desarraigo familiar e inseguridad.

En el trabajo, solo somos uno más y, cuando nos vamos, otra persona ocupa ese lugar. Así, después de tantos errores cometidos en el transcurso de mi vida, es que me atrevo a proponer que siempre compartan con la familia todo el tiempo posible pero, sobre todo, jamás dejen de darse ese tiempo.

Laboralmente nadie, absolutamente nadie es indispensable pero, familiarmente, sí lo somos. O, ustedes, ¿qué opinan?

Universalmente les deseo, hoy y siempre, Salud, para que logremos nuestros objetivos en la vida. Fuerza, para que no nos desalentemos ante las adversidades y, Unión, para que no seamos divididos en nuestras convicciones. 



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate