Un diciembre más

Publicada el

    Un diciembre más

Prácticamente a punto de terminar este año del 2016 y dejando de momento a un lado trabajos de escritura e información como lo es el de ‘Historia Global de Irapuato’ que apareció en estas páginas anteriormente, ahora me dispongo a platicar un poco sobre el mes de diciembre que ya se encuentra por nacer en nuestro calendario, en el que aparecen muchas fechas y datos que comentar, unos nuevos, otros como recordatorio pero, todo, con la intención de que la lectura de este trabajo resulte interesante y contribuya para que gocemos más de ese mes que aparece como muy festivo.

Día primero de diciembre. Anteriormente este día era muy importante porque era el día en que tomaban posesión de su cargo los presidentes de la República Mexicana. Día festivo, por lo mismo, el que aparecía en el calendario como de asueto para escuchar o ver esa ceremonia tan esperanzadora para toda la población en la que cifrábamos nuestras esperanzas por un México mejor en todos los órdenes.

Día tres. En el Santoral Católico, día en que se conmemora a san Francisco Javier –mi patrono- y que es interesante conocer algo de su vida pues es un ejemplo para nuestros familiares jóvenes y una fortaleza que protege nuestros principios de solidaridad y nobleza. Jesuita español, nació en 1506 y fue llamado Apóstol de las Indias. Estudiaba filosofía apostólica en París donde conoció a Ignacio de Loyola (fundador de la orden de la Compañía de Jesús y luego canonizado)  con el que decidió seguirlo en su obra y emularlo. Estuvo en Venecia y Roma con él y, ya ordenado sacerdote, partió a las indias orientales  en las que permaneció tres años. Estuvo en Goa, luego en la costa de la Pesquería y llegó hasta Ceilán. Enseguida pasó  a las islas Molucas y a China, lugares todos en los que se dedicó a transmitir el mensaje de salvación por Jesucristo, evangelizando en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Francisco Javier inició las misiones de los jesuitas y se calcula que logró la conversión de más de 70,000 personas lo que lo hace el más grande misionero después de los discípulos de Nuestro Señor Jesucristo.

Día ocho. Conmemoración católica de la Inmaculada Concepción. Dogma de fe. Una de las bases más importantes para las creencias de la religión católicas pues significa que María nació sin  pecado original (sine mácula) y concibió a Nuestro Señor Jesús, por obra y gracia del Espíritu Santo. Misterio de fe significando que el suceso va más allá de la razón humana pero lo entendemos con base al poder de Dios para que, en el seno de María, fuera concebido, por medio de la Segunda Persona de la Santísima Trinidad a su Hijo, la segunda persona Trinitaria, en su seno purísimo.

Día doce. Otra fiesta religiosa de primera clase. La conmemoración de la aparición, impresión, inserción, acto infinito de amor, de la Madre de Dios en su advocación de Guadalupe en el ayate de Juan Diego en el año de 1531. Guadalupe, Reina de México, Emperatriz de América. Admiración del mundo. Misterio tan grande que la ciencia humana no termina de explicar la inserción de la imagen en el ayate. Imagen viva. Por lo mismo, ‘VIVE Y MORA MARÍA’ en el ayate. Ojos, los suyos, vivos, que ven a todo el que se acerca a verla. En ellos se revelan las personas que, empezando por Fray Juan de Zumárraga, Arzobispo de la Nueva España, algunos sirvientes y Juan Tovar el intérprete o traductor entre el Obispo Zumárraga que no hablaba el náhuatl y Juan Diego quien  no hablaba el castellano. Guadalupe (‘mujer que domina a la serpiente’ –paráfrasis del mal-, en náhuatl, haciendo referencia a la escritura del Libro del Apocalipsis por San Juan Evangelista, en el  que escribe y describe, -vi a una mujer vestida de sol y la luna bajo sus pies…y dominando a la serpiente), admiración y veneración de todo el mundo (o casi). Persona Divina que atrae a Papas, a autoridades en el orden político y social a nivel  mundial quienes la admiran ya que en ella todo es bondad porque, ¿Quién puede resistir la mirada de una mujer y, más si es su madre y, además, celestial en este caso?...

Un dicho que dice lo siguiente, clarifica la importancia y trascendencia de María de Guadalupe viva en el ayate de Juan Diego: -todo México es Guadalupano, incluidos los no católicos ni creyentes, todos somos Guadalupanos… ¿Por qué entre, otras razones, importantes todas? Porque María de Guadalupe fue la que cohesionó, con su aparición en el ayate de Juan Diego la nacionalidad mexicana. Fue ella la que le dio significación y sentido a todo el pueblo mexicano. A lo largo de los siglos ‘siempre’ se ha encontrado presente en los momentos cruciales de nuestras vidas. Recordemos su presencia en el estandarte, como líder espiritual, moral, sensible, anímico y constante, en el movimiento del inicio de la separación de España –la Metrópoli- por la Nueva España, o sea el movimiento de Independencia iniciado por el señor Cura Don Miguel Hidalgo, junto con Ignacio Allende (gran insurgente e ideólogo coparticipe del movimiento de separación), Aldama y Abasolo. En la actualidad, su imagen se venera en la mayor parte de los templos católicos del mundo. Signo de su inserción en nuestra vida diaria: casi no hay familias en México que no tengan un pariente de nombre Guadalupe, sea María Guadalupe o José Guadalupe.

Finalmente, somos testigos o partícipes de las procesiones que en su novenario se realizan, generalmente desde el ‘monumento a la Bandera’ –en la avenida Guerrero-, al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe ‘del Centro’ –en la avenida Revolución- para saludar a ‘la morenita del Tepeyac’ y enseguida,  terminar visitándola de nuevo en su Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe ‘del puente’ al final de la calzada del mismo nombre.

Epílogo. Ese día, doce de diciembre, fue declarado fiesta nacional por el Licenciado Benito Juárez siendo Presidente de la Republica y continúa  siéndolo. El Papa Francisco celebra ese día, la Eucaristía en honor de nuestra madre del cielo en su ‘advocación de Guadalupe. 

Día once. Para Irapuato. Concluyen las obras de construcción del Santuario de nuestra Señora de Guadalupe ‘del puente’. La calzada que le da acceso recibe el nombre de Guadalupe’, parte de lo que era ‘el Camino Real’ el que, pasando por haciendas como las de Temascatío, Ancona, Mendoza y otras, llegaba hasta la Villa de Salamanca. Por este motivo, el capellán, Presbítero Juan Nepomuceno García, organizó en el poblado –con gran regocijo- un novenario en honor de Nuestra Señora de Guadalupe, el que sentó las bases para la realización de ‘los barrios’ los que, continúan realizándose en  prácticamente todo lo barrios, colonias y fraccionamiento de la ciudad. Complemento de información histórica: los padrinos de la inauguración de la terminación de las obras de construcción del templo fuero personas muy conocidas en la población (entonces ya, ‘villa’) de Irapuato: Don Antonio Retana y su señora esposa Doña Guadalupe Cortés de Retana; Don Ignacio Buzo y su señor esposa Doña Macedonia Maciel de Buzo. Los barrios finalmente se consolidaron hasta el año de 1880.

Bibliografía: Enciclopedia de México. José Rogelio Álvarez. Tomo VI. 1998.    Enciclopedia Quillet. Tomo IV. 1967.   Boletín Archivo Histórico Municipal No. 34. Enero-febrero 1981. Cédulas Guadalupanas. 1725-1785. Transcripción del Presbítero Gabriel Calderón Ruiz. 2007.

Por ahora termino. Continuaré en mi próximo trabajo de escrituración.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate