‘Hermandades del Pueblo de Moya’

Publicada el

    ‘Hermandades del Pueblo de Moya’

¡Buenos días “Paloma Blanca”! Saluda el Pueblo de Moya a su Patrona y Titular: Santísima Virgen de La Inmaculada Concepción, por Quien se fundó éste Pueblo.

La Hermandad de Los Ángeles, que tiene varios privilegios y algunos serían: que es de las más antiguas y que fuera “unificada” hacia 1790 y fundada al menos hacia 1810 – 1820; también fueron los que motivaron a los vecinos de La Cañada de Ricos a que se unieran a celebrar a La Señora de Moya y lo hicieron con gran júbilo y respeto y venían organizados para el día primero de diciembre y abundaban personas con los apellidos: Luna, Tapia, Reyes, Rea, López, Facio, Rivera, Ramírez, Lara, Cervantes, Vásquez, Piña, Rangel, Clemente y Ortiz. Ellos, en un solo grupo, venían para el primer día del “ofrecimiento a la Virgen” que comenzaba el 1° de diciembre, pero cuando formalizaron un Novenario, se dividieron los de La Cañada de Ricos para venir en dos días y en dos grupos de familias a honrar a La Virgen de Moya; así que, respetando el primero de diciembre, se quedó un grupo donde abundaban: Reyes, Facio, Ramírez, Luna, Tapia, López pero se unieron familias como: Reyes, Ramírez, Zermeño, Díaz y De Los Ángeles todos ellos del Pueblo de Moya; mientras que el segundo grupo se acordó viniera para el siguiente día, es decir, para el dos de diciembre y en ese grupo abundaban familias: Rivera, Cervantes, Clemente, Piña y Vásquez, pero además, se unieron familias como: Gómez, Orozco, Lara y Ángel del Pueblo de Moya. Por eso, cuando se decidió que se les nombrara como Hermandades, tomaron el apellido de sus fundadores y además, era el apellido que más presencia tenía; por eso se llamaron los del día primero de diciembre “Los Reyes” y se fundaría hacia 1820-1830 y los del día dos de diciembre “Los Rivera” que también venían de los “Tepetates y la Cañada de San Jorge” fundada hacia 1830-1840; y por consiguiente, La Hermandad de Los Ángeles, el privilegio mayor que tienen, es ser co-fundadores de las Hermandades de Los Reyes y Los Rivera.

El apellido “De los Ángeles”, se terminó por completo en Moya, primero fue reducido a “Ángeles”, luego a “Ángel” y hoy en día, ya no hay quien lleve ese apellido y sea nativo de Moya; pero por venerar a La Virgencita, La Hermandad continua y fue en gran parte porque, hacia 1920, casi 100 años después de su fundación, estaba a punto de terminarse, pero fue cuando tomaron gran parte del control las familias que en un principio eran muy pocas dentro de esa Hermandad y precisamente, gracias a los: Martínez, Cabrera, Tavares y López se “refundó” la Hermandad y como en esos años, la señora Francisca Reyes Ángel, bisnieta de uno de los fundadores de La Hermandad de Los Ángeles (Lázaro Albino Ángel) era una de las últimas personas que llevaba el apellido Ángel, se le tomó como a una de sus “Nuevas Principales” y estando casada con don Tomás Olvera, él se comprometió muy de lleno a la Hermandad, pero lamentablemente, falleció relativamente joven, no sin antes haber dejado en heredad 5 hijos: Pablo, Apolonio, Juan, J. Dolores y Rito, quienes desde muy chicos, tomaron las riendas de La Hermandad de Los Ángeles.

Otra legendaria familia que también es fundadora del Pueblo de Moya, se integró sin dificultades y desde siempre, ha prevalecido enormemente el apellido en esa Hermandad: “Los Santos”; que siempre se ha distinguido por mantener entre sus “Principales” el apellido Santos. Ellos, también funcionaron primeramente como una “Unión Familiar”, desde al menos, 1800 pero en seguida, hacia 1850 se fundaría como Hermandad de Los Santos y sus fundadores, todos ellos, tienen ese apellido: Matiana de Los Santos (que era madre soltera, prueba de su gran respeto), Salvador de Los Santos, Tomás, Preciliano, Francisco, Feliciano, José María de La Merced, Dionicia, Enrique, Petra y su respetable esposo Margarito Cruz, José Lugardo, Luciano y José María, todos ellos Santos y claro, las esposas de todos ellos; entre ellas dos hermanas de apellido Damián. Ya con el paso del tiempo, los descendientes directos como mujeres, han llevado el apellido a un segundo lugar y por eso, se pueden ver familias como: Gómez, Morales, Lara, Escobedo, Orozco, entre otros, que son parte indispensable.

Los Hernández al igual que los Águila, siempre se encargaron de los cuidados de la imagen de la Virgen de Moya, por tener el pensamiento de que sus ancestros fueron los que trajeron la imagen de Moya y recae su fundamento en aquel “indito” que trajo en su espalda y dentro de un “chiquihuite” la dicha imagen y se dice haberse llamado: Felipe Hernández, y otros le agregan del Águila; por lo que en aquellos tiempos, ambas familias se encargaban del día 8 de diciembre, al igual que las familias distinguidas: De los Ángeles y De la Cruz; sin embargo, cuando se establecen las primeras Hermandades, los Pérez y los Hernández deciden unirse para conformar una Hermandad; pero ya desde tiempos atrás, la familia Pérez era la única que “entraba” el día 6 de diciembre, por eso primero fue Hermandad de Los Pérez-Hernández (con el guión) y después, cuando los Hernández tenían el mismo número de integrantes o inclusive más que los Pérez, se disputan el nombre de La Hermandad, pero se llega al acuerdo de que se llame desde entonces como: Hermandad de Los Pérez y Hernández, con la “y”, que significa que son dos Hermandades en un solo día y que ambas familias, tienen las mismas responsabilidades, así como los mismos derechos de honorabilidad (por eso, entran dos tantos de cirios ese día, que se colocan unas en el Altar y otras en el pasillo central de la Nave del Centro del templo. Se fundó en 1878 por los hermanos Marcelino y Agustín Pérez Guardado, los hermanos Hilario y Aurelia Hernández Facio, los tres hermanos Salvador, Martín y J. Guadalupe Pérez Santos, Francisco Pérez Lara, J. de Jesús Pérez Martínez, J. Carmen Pérez De la Rosa, Virginia Amador Navarro, Cruz Pérez Pérez y Estela Hernández Jiménez.

Los señores Félix Gómez de Moya y Santiaga Reyes de La Cañada, papás de don Anacleto Gómez y los señores Bernardo Gómez de Moya y Cenobia Luna de La Cañada, papás de doña Pascuala, fueron siempre devotos de la Virgen de Moya y aunque algún tiempo vivieron también en Comanja de Corona, nunca perdieron sus raíces y después de haber vivido en Comanja, deciden regresar para siempre a sus tierras y lo hacen en las antiguas Huertas del Pueblo de Moya, que después llamaron: “La Congregación de las Huertitas del Pueblo de Moya”; ahí ya habitaban los Cervantes, Reyes y Báez. Y ya fallecidos los señores mencionados, el señor Anacleto Gómez y su esposa Pascuala Gómez, formaron la familia Gómez Gómez y tuvieron solamente tres hijos: Ausencio (don Chencho), María (Mariquita) y Florencio (quien murió aplastado por una pared de la antigua sacristía, mientras la derribaban), quienes dejaron un legado muy amplio en el Pueblo de Moya, vivieron la fecha de fundación de La Hermandad de Los Gómez en 1933, alentados por la Hermandad de Los Pérez y Hernández.

Aproximadamente en 1933 o 1935 se fundaría La Hermandad de Los Flores, que fueron motivados por Los Báez y Veloz, quienes funcionaron algún tiempo como Hermandad, pero que desapareció por cuestiones no conocidas y que también se identifica por ser una Hermandad que abunda de apellidos Flores y todos los que dependen de algún familiar con ese apellido. Al igual que la de los Gómez, ambas son originarias del Barrio Bajo de Moya, con lo que podemos comprobar que antes tanto Barrio Bajo como Barrio Arriba, se mencionaban como el mismo Pueblo de Moya y no como hoy, que muchos ya se desconocen unos de otros. Muchos atribuyen a la Hermandad de Los Flores que fueron los primeros en ofrecer flores dentro de La Cera y que además llevaban en las “ofrendas” verduras y hortalizas.

Don Pablo Esparza, es uno de los fundadores de La Hermandad de Los Esparza que desde mucho tiempo atrás, venían desde el Ojuelo y cercanías (donde estaba el Rancho de La Virgen de Moya) y que siempre venían para el día 5 de diciembre, pero que con el tiempo muchos ya no siguieron con esa tradición porque la mayoría tuvo que dejar atrás las labores de los ranchos y las haciendas y se dispersaron en el Municipio; mientras que don Clemente, hijo de don Pablo, se estableció en la calle Padre Torres, pero continuó con la responsabilidad que don Pablo Esparza tenía desde 1940, cuando dicen que se fundó La Hermandad de Los Esparza, con el apoyo de familias como: Rea, Ramírez, Hernández y La Hermandad de Los Flores, ya que eran familiares. La mayoría de ellos, concentrados en Las Reas, Barrio Bajo y Padre Torres.

El señor Camilo Águila Facio, de los descendientes originales de los fundadores de Moya, siguiendo con aquella tradición de que la familia Águila se encargara del día de la fiesta de La Virgen, comenzó a llevar una “Ofrenda Floral” y fue el día 8 de diciembre de 1950, cuando tapizó completamente el templo de flores blancas y aromáticas como: nardos, gladiolas, crisantemos y nube; desde entonces, continuó con esa ofrenda que sigue realizándose con un mayor auge y agregando todo lo que conlleva una Hermandad, exceptuando por castillo y música en la plaza. Actualmente a 66 años de aquel día 8 de diciembre, se sigue llevando el nombre de don Camilo Águila, agregando Familia y Amigos, ya que, efectivamente, así es como se lleva a cabo, mediante las voluntades de varias personas pero dirigidos Manuel Águila, hijo de don Camilo, quien elabora cirios con minuciosas figuras de cera empotradas en los cirios que ofrece en la también ahora llamada “Procesión Floral” y que entra a las 9:30 de la mañana, a diferencia de todas las Hermandades, que entran por las tardes a hacer su “ofrecimiento”.

A partir de 1980, la señora Juan Rojo esposa de don Clemente Esparza por algunos favores recibidos, comenzó a regalarle vestidos a la Virgen de Moya y hacia 1999 o el 2000, comenzó a destinársele la Víspera de la Fiesta, es decir, el día 7 de diciembre a la Familia Rojo y cuando ella fallece, los hijos son los que han querido seguir con ese gran compromiso, pero de incomparable satisfacción.

Después de muchos años que el día 4 de diciembre había quedado sin Hermandad porque el señor Pascual Aguilera, quien era el encargado falleció y hacía grandes ofrendas y sería para muchos, el que empezó a llevar “fruta” en La Cera, nadie se motivaba para tomar ese día, hasta que en el año 2005, el señor Mario Ortíz, motivado por un milagro en el que intercedió La Virgen de Moya, decidió tomar ese día para ofrecerlo a Ella y alentó a su familia y a otros amigos de las familias Lara de Moya y actualmente, funcionan como una Hermandad desde el día 4 de diciembre del 2005 bajo el nombre de Hermandad de La Sagrada Familia.

Las Hermandades, no son autoridades dentro del Pueblo y ni deben de ser tomadas para fines que no son los originales, y mucho menos para tomar a sus representantes o Mandatarios para favorecer a diferentes intereses, porque el único objetivo de que se haya fundado una Hermandad cita: “honrar y venerar a nuestra Titular y Patrona de nuestro Preferido Pueblo de Moya, La Limpia y Purísima Concepción en el día en que hemos fundado esta Sagrada Hermandad. Con espontáneas voluntades como limosnas u ofrendas”…(sic, Memoria de La Hermandad de Los Reyes de 1841).



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate


MÁS VISTAS