Descuida la SCT el distribuidor vial

Publicada el

  • Descuida la SCT el distribuidor vial

    Desolada, sin un solo trabajador, lucía ayer la parte superior del distribuidor, que está mal hecha. Foto: Guadalupe Becerra

Debido al retraso de obras del distribuidor vial Benito Juárez, habitantes de los fraccionamientos Gran Jardín, Colinas de Gran Jardín, Balcones del Campestre y Porta Fontana, sufren para salir y entrar a sus hogares con recorridos de más de 30 minutos, cuando anteriormente los hacían en siete o 10 minutos.

Mientras las obras del distribuidor vial continúan en los pasos a desnivel que van hacia Lagos y hacia el Camino a Comanja, la parte del puente que quedó mal hecha esta en aparente olvido al no contar con trabajadores corrigiendo el desperfecto, mientras la gente continúa sufriendo con recorridos de más de 30 minutos.

am realizó la mañana de ayer un recorrido por los trabajos del distribuidor vial y pudo constatar que no hay trabajadores reparando el tramo del puente que fue deficientemente construido.

En los accesos a desnivel de Camino a Comanja y sobre el Libramiento Norte con rumbo a la salida a San Juan, había cuadrillas de trabajadores laborando y debido a ello agentes de tránsito coordinaban el flujo vehicular.

En un prueba, se realizó el recorrido habitual de los vecinos de Balcones del Campestre a Plaza Mayor, un tramo de 3.9 kilómetros efectuado en 15 minutos a las 10 de la mañana, con un flujo vehicular moderado en la zona.

Doblan tiempo en recorridos

Arnulfo Martínez Medel, vecino de Gran Jardín, dijo que en las horas “pico” se pone muy pesado el tráfico y se tarda un promedio de 20 minutos a media hora para salir y llegar a Plaza Mayor, lo que además de dificultarles el traslado les ha causado molestias.

Héctor Ponce Colinas, con domicilio en el fraccionamiento Gran Jardín, indicó que la zona quedó un poco aislada y anteriormente salían en 15 minutos cómo máximo y ahora se están tardando un promedio de 20 a 25 minutos.

De Gran Jardín al entronque del bulevar José María Morelos y Camino a Comanja, son 3.9 kilómetros, a los que hay que sumarle la desviación por Morelos hasta calle Hacienda Gavia, donde hay un retorno hacia el bulevar Morelos y el López Mateos.

Esta desviación se recorre con trafico moderado de 10 a 15 minutos y hasta media hora por la mañana, tarde y noche, señaló Enrique Mendoza, vecino de Porta Toscana, quien lamentó los tiempos y que ésta sea la única opción de salida que ellos tienen.

Los comerciantes de la zona también han sufrido con los recorridos, Juan Manuel Ojeda es repartidor de carne y a bordo de su motocicleta hace recorridos de casi una hora, lo que les ha perjudicado en la atención de sus clientes y por la disminución de ventas.

Por la misma situación atraviesa Fernando Ríos, repartidor de una empresa de servicio de tintorería, quien reconoció que batalla mucho en la entrega ya que hay ocasiones en que deben rodear por toda la zona de trabajos del distribuidor vial, que realiza el Gobierno federal.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate