La “alerta” de género

Publicada el

La “alerta” de género

Calma Gobernador

La petición constante de asociaciones femeninas de decretar “alerta de género” en Guanajuato, es un tema espinoso para Miguel Márquez. Jamás ha aceptado que el número de mujeres asesinadas es alarmante.

Así que no fue casualidad que el Presidente Enrique Peña Nieto hablara de la “alerta de género” durante la inauguración del Centro de Justicia para las Mujeres Guanajuatenses, ubicado en Irapuato.

Palabras más, palabras menos, le dijo al Gobernador que no le tema a emitir la “alerta” porque cuando se acepta el problema de violencia contra las mujeres es más fácil atenderlo.

Aunque también reconoció que Guanajuato hizo su chamba para poder revertir este problema.

La presidenta del Instituto Nacional de Mujeres, Lorena Cruz Sánchez, comenzó la inauguración y abrió la herida al hablar de la falta de procuración de justicia en los estados y colocar a Guanajuato en quinto lugar de violencia en el hogar.

 

Finanzas sin problema

Esta semana, la tesorera Ernestina Hernández Guzmán hizo público que las finanzas de Irapuato están más sanas que una quinceañera. El Municipio proyecta cerrar este 2016 con un ahorro.

Punto bueno para el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez.

La contadora, quien repite de puesto de la Administración anterior, informó que este año no hará falta que el Alcalde haga fila en la oficina del Gobernador para pedir un adelanto del presupuesto de 2017 porque ya tienen garantizado los aguinaldos, el alumbrado público y todo lo que hace falta para cerrar bien el año.

Hernández Guzmán no dejó pasar la oportunidad de  recordar que en 2015, con el cambio de administración de Sixto Zetina Soto al trienio de Ortiz Gutiérrez, tuvieron que pedir 35 millones de pesos adelantados. Zetina nada más dejó deudas.

Esto también indica que Ernestina recibía instrucciones del anterior Alcalde quien no medía las consecuencias de organizar informes a cuerpo de rey o salarios extraordinarios a sus colaboradores como a los responsables de Irekua.



Confianza a Márquez 

Después de todo el relajo que se armó por el presupuesto destinado a  Irapuato por  las diputadas federales, Lorena Alfaro (PAN) y Yulma Rocha (PRI), todo acabó en santa paz y prefirieron poner el dinero en manos del Gobernador.

La diputada panista, Lorena Alfaro aclaró que dejó el fondo de 18 millones a disposición del Gobierno, no por una orden de Márquez sino para evitar ‘problemas políticos’.

Aún así no podemos decir que se vayan a evitar estas confrontaciones entre partidos políticos en los municipios, pues el que el Gobernador decida en qué se aplicarán los recursos, a un año del proceso electoral en el que no sólo tiene intereses el Mandatario Estatal sino funcionarios estatales como Diego Sinhué Rodríguez, titular de Desarrollo Social y Humano, puede generar inconformidades.

Ya sea que se vayan a pelear o no los representantes de los partidos, el problema es que los recursos pueden aplicarse en obras que no siempre son necesarias. 



Panistas a votar

Las votaciones para elegir a los nuevos jefes del PAN de Irapuato, según el pronóstico, serán tranquilas y aburridas, pero, la realidad es que tras bambalinas se han dado hasta con la cubeta.

Aunque fueron cuatro planillas las que se inscribieron al proceso de forma inicial, serán sólo tres las que contiendan en la asamblea, encabezadas por Alejandro Sáchez García, Juan Carlos Camacho y Jesús Quintana, pues Sergio Zavala declinó y se unió a éste.

Aunque son caras “nuevas” las que van por la dirigencia, detrás de cámaras se encuentran los mismos panistas de siempre, como Alejandro Badía Gándara; Sergio Carlo Bernal Cárdenas; Lorena Alfaro García; Sixto Zetina Soto e inclusive Jorge Estrada Palero.

Previo al día, hubo constantes invitaciones para lograr una sola planilla y hasta Juan Carlos Camacho denunció públicamente que lo querían “bajar” para unirse a otra planilla, que después se supo que era para que también se uniera a Jesús Quintana.

Incluso, hasta se inició una campaña en redes sociales para que Jesús Quintana se diera un poco más a conocer, pues, aunque es un panista de años, pocas veces resaltó y rara vez se le vio en las juntas.

Lo cierto es que aunque los nuevos rostros den la imagen de que se viene un cambio para el PAN, hay siempre actores políticos detrás, los mismos de siempre, que bajita la mano quieren continuar con el control dentro de la institución política.

En Salamanca, también los panistas están listos para elegir a su nuevo líder municipal, aunque se sabe que será Justino Arriaga, el exalcalde, pues fue la única planilla que se registró en tiempo y forma.



PRI, venciditas

En el Partido Revolucionario Institucional en Guanajuato ya no saben si reír o llorar. No atinan una.

El anuncio fugaz del regreso del exgobernador de Colima, Fernando Moreno Peña, como delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) para Guanajuato, trae a todos en el PRI vueltos locos.

El presidente nacional, Enrique Ochoa Reza, se tomó una foto con el colimense, la subió a tuiter y lo anunció el jueves como el Delegado, minutos más tarde lo borró, luego del pataleo de la corriente adversa a la dirigencia estatal que preside Santiago García y controla el senador Gerardo Sánchez.

El PRI ya se exhibió con este anuncio, pero todavía no libra lo peor, ¿quién será el Delegado? Las versiones están encontradas entre los que confían, aunque no lo aseguran, que Moreno Peña está borrado, como el tuit, pero en el grupo del poder del tricolor en Guanajuato deslizan que lo sostendrán.

Hoy podría haber luz cuando se realice la sesión del Consejo Político Nacional del PRI.

Los peros de un eventual nombramiento de Moreno Peña no son uno, ni dos, es larga la lista. A Ochoa Reza le reclaman que, de entrada, Fernando Moreno no garantiza una “cancha pareja” para el 2018.

En su reciente papel como Secretario Regional, con injerencia en Guanajuato, dejó constancia de su afinidad a uno de los suspirantes a la candidatura, el senador Gerardo Sánchez (quien por cierto ya promueve en espectaculares su Informe en la Alhóndiga para el miércoles). Los otros soñadores, como el senador Miguel Ángel Chico y el delegado de Gobernación, Javier Aguirre, de plano lo descalifican. 

También levantaron la voz otros priístas como las legisladores Azul Etcheverry, Erika Arroyo y Yulma Rocha, ésta última recién nombrada por Ochoa Reza Vocera en San Lázaro del Comité Nacional.

El jueves el senador Chico Herrera aprovechó la visita de Enrique Ochoa al Senado, con motivo de la entregada de la medalla Belisario Domínguez, para externarle abiertamente su molestia del anuncio. 

Dicen los priístas que se les ofreció que se revisarían otros perfiles, pero está latente el que lo dejen.

Un nombramiento así sería un duro mensaje para lo que queda del PRI, regresar a quien se fue dejando pobres resultados electorales y una estela de cuestionamientos por la definición de candidaturas y el pago de encuestas que nadie vio, y cuyas denuncias todavía están en la cancha de la Procuraduría.

Hay quien dirá que el secretario de Organización del CEN del PRI, el senador jalisciense Arturo Zamora, amigo de Gerardo Sánchez, sorprendió al propio Enrique Ochoa, podrá haber algo de eso. 

Lo cierto hoy es que la esperanzadora visita del Jefe Nacional del PRI en septiembre pasado a León, habrá servido de nada si la señal que se manda es la misma: que en Guanajuato le hagan como puedan. 

Mientras que el PAN, no exento de broncas, habrá de librar este año la renovación de todos sus órganos directivos y podría salir fortalecido para tener todo el 2017 en preparar su estructural electoral. En el PRI no hay acuerdos de nada y ni siquiera hay fecha para renovar comités y consejos municipales, el Consejo Estatal, y ya el tiempo, para variar, los encontrará con “los dedos en la puerta”. Así cómo...



Presupuesto, ni muy ni tan...

El Gobernador presentó el proyecto de presupuesto para gastar 75 mil 299 millones de pesos en 2017.

No son tiempos de bonanza económica como todos hoy lo saben, pero al menos se supera con eso el ajuste inflacionario al plantear un incremento del 5.4% respecto a lo ejercido en este año. 

Y eso se hace considerando contraer un monto razonable de deuda pública de mi 811 millones. Es decir, el 2.4% de lo presupuesto para 2017 es deuda, si le quitamos eso el aumento al gasto sería de 3%.

Márquez manda señales, uno al sostener su compromiso de no más impuestos ni incrementos en su sexenio que termina en septiembre del 2018, aunque la presión por incrementar la fuente de ingresos propios está latente y organismos como el IMCO sugieren el regreso del impuesto a la Tenencia.

En un primer vistazo hay una inercia y equilibrio en el presupuesto asignando al Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, lo suficiente para trabajar, lo mismo a los organismos autónomos. Ninguno se puede quejar, ni el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato que preside Mauricio Guzmán, al que le respetaron su incremento del 39% para ejercer 350 millones en los preparativos de la elección 2018.

Se sostiene la apuesta marquista en el programa emblema Impulso Social que lidera el secretario leonés Diego Sinhué. Habrá que tener más información sobre el incremento del 40% para el gasto del DIF Estatal que dirige Poncho Borja, y del 14% para la Secretaría de Economía con Memo Romero.

También se sabe que la inversión en obras se concentra en varias dependencias y no sólo en la Secretaría de Obra Pública con Arturo Durán, pero no deja de llamar la atención el recorte de un 19%. 

La propuesta de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos está ya en la cancha del Congreso Local.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate