Reviven tradición en pueblo de Moya

Publicada el

  • Reviven tradición en pueblo de Moya

    Celebración. Las fiestas de Moya las celebran las hermandades.

La imagen de la virgen de la Inmaculada Concepción del Pueblo de Moya celebra su fiesta cada 8 de diciembre desde al menos el año de 1644, esto es hace aproximadamente 372 años de tradición. 

Los festejos a la imagen religiosa y patrona de uno de los pueblos indígenas de Lagos de Moreno comienzan cada 28 de noviembre y a la largo de 11 días cada una de las hermandades del lugar le dedica ofrendas a la virgen para dar gracias por los favores recibidos a lo largo del año. 

De acuerdo a fuentes consultadas, la imagen mariana llegó al lugar un 29 de octubre de 1565, hace 451 años, la cual es considerada una de las más antiguas de la región; así como también se cree que fue una de las primeras que se trajeron desde España. 

Del origen de esta imagen se sabe que fue llevada a la entonces recién fundada Hacienda de Santa Cruz de Moya, por un indio de raza tlaxcalteca llamado Felipe Hernández, quien procedía de un pueblo llamado Apaseo, en el estado de Aguascalientes. 

Desde entonces la imagen llegó para quedarse en una ermita que de inmediato le construyeron, con techo de tule, palos de leña y adobe para que la protegieran. 

Dicha imagen sería la promotora para iniciar la primera cofradía de indígenas de la región, celebrando su fiesta patronal cada 8 de diciembre desde 1644. 

Actualmente y con una tradición de más de 200 años las fiestas de la virgen son realizadas por las hermandades que a lo largo de todo el año se organizan para poder sacar el “compromiso” adelante. 

La primera hermandad en entrar es la de los Ángeles, le sigue Santos, Gómez, Reyes, Rivera, Flores, Sagrada Familia, Esparza, Pérez y Hernández, Familia Rojo, el día de la fiesta corre a cargo de los comerciantes y gente del pueblo que pertenece al pueblo pero no a alguna hermandad. 

El día de las hermandades comienza a las 12 del mediodía, cuando entran a saludar a la virgen con música y dedicarle las mañanitas, al salir la banda recorre casas de los integrantes de la hermandad dedicando canciones así como pasan a la casa que ofrecerá agua fresca, en ese día, a toda la comunidad. 

Por la tarde, se reúnen para organizar la procesión de la cera en donde entran al templo a ofrecer a la virgen “la cera”, frutas y flores, además de música y danzas. 

Al día siguiente, la hermandad que entró el día anterior ofrece desayuno y comida para los integrantes de su hermandad, además de ser un punto de convivencia para todo el pueblo. 

Ya por la tarde, del segundo día, cuando la otra hermandad está por entrar con su ofrenda de cera, la hermandad anterior entra la retirar la suya y dar paso a la nueva. 

Al salir, todos los integrantes de la hermandad se dirigen al hogar que comandará la fiesta el próximo año para realizar la lectura de las “memorias”. 

En dicho acto se entrega una vela simbólica a quién tendrá el cargo de mandatario de la hermandad para el próximo año, así mismo se reconoce a los antepasados, y se nombran todos los integrantes de la hermandad, es el único día del año en que la gran mayoría de los integrantes están presentes.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate