Avasalladora presentación

Publicada el

  • Avasalladora presentación

    Lo mejor de la noche. “Canción grandiosa”, fue el clímax del concierto, donde el público no dejó de aplaudir. Foto: Fabiola Manzano

De pie y entre aplausos agradeció el público guanajuatense la actuación de la Orquesta Nacional de China de Instrumentos Tradicionales, que se presentó la noche del martes en el majestuoso Teatro Juárez, como parte de una gira que realiza en varios estados del país.

La orquesta dirigida por Liu Sha inició su presentación con “Camino de seda”, con la cual el auditorio pudo contemplar y además escuchar, los instrumentos tradicionales del país asiático como son el dongxiao (flauta), zhongruan (instrumento de cuerdas), suona  (instrumento de viento), erhu (violín chino) y Konghou (arpa china).

También se escuchó el sonido de instrumentos más conocidos en occidente como son el violonchelo y los timbales, que en conjunto con los instrumentos tradicionales chinos cautivaron a la audiencia por su coordinación musical y el armonioso sonido.

No hubo palabras, sólo un silencio prominente en casi todo el concierto, salvo en la última parte del programa cuando los músicos interpretaron “Tequila”, de la conocida banda de rock The Champs. 

Y además interpretaron “Cielito lindo”, que no difirió mucho con la canción original, aunque es notable los sonidos que producen los instrumentos chinos aunque su esencia permanece igual, por lo que el público se unió al coro de “Ay, ay, ay, ay canta y no llores, porque cantado se alegra cielito lindo, los corazones”.

Las luces se encendieron en el escenario durante la interpretación de la canción la “Felicidad del ave”. Varios de los músicos se “colaron” entre los primeros y segundos palcos con una flauta, para que el público pudiera escuchar un sonido muy parecido al de los pajaritos.

De las más aclamadas fue “Canción grandiosa”, que tuvo un final por demás avasallador y que además obtuvo una multitud de aplausos tan fuertes y estremecedores que se escucharon en cada rincón del recinto. Por otro lado, las obras musicales más relajantes fueron “Noche de luna en el Río Primavera” y “Suite impresión”, donde sobresalió el sonido del dongxia por la solista Wang Ciheng.

Pero no sólo nos mostraron música compuesta para instrumentos tradicionales, también el público aprendió de sus leyendas con “La guerra entre Chu y Han”,  pieza en la que los músicos usaron vestuario tradicional.

La orquesta sorprendió a la audiencia con la ligereza con la que parecía tocar los instrumentos, esto se vio detalladamente en “Rapsodia de Xintianyou”, que además tuvo un toque más contemporáneo por su particular sonido con un toque de jazz.

Antes de finalizar, el director agradeció la colaboración de la compositora Jiang Ying, quien subió al escenario para recibir como regalo cientos de aplausos. Y así, con una “sacudida” emocional, el público salió del teatro estremecido por lo que acababan de presenciar visual y auditivamente.

Cuando fundaron en 1960 la Orquesta Nacional de China de Instrumentos Tradicionales probablemente no imaginaron los alcances que tendría 56 años después. Este concierto fue posible gracias a las gestiones realizadas por la Secretaría de Cultura y el Gobierno de Guanajuato a través del Instituto Estatal de la Cultura.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate