Queman 15 burdeles exigiendo justicia

Publicada el

  • Queman 15 burdeles exigiendo justicia

    Así lucían las calles del centro de Juliaca la mañana de este miércoles, luego de la protesta ciudadana. Fotos: El Correo

¿Qué hacer ante el aumento de inseguridad? Los vecinos de Jualiaca, Perú, lo tuvieron claro: este martes en la noche, más de 2 mil vecinos de esa ciudad hartos de la delincuencia quemaron 15 burdeles clandestinos, 10 cantinas y cuatro clubes nocturnos donde consideran que los delincuentes planean los robos.

Ante estos hechos, el gobierno de Perú declaró en estado de emergencia a Juliaca, que es la ciudad comercial más importante del altiplano andino en la frontera con Bolivia.

Las televisoras locales mostraron los locales en llamas. Ahí funcionaban prostíbulos, cantinas y clubes nocturnos mientras grupos de pobladores furiosos sacaban camas, sillas, mesas, cajones de cerveza y los arrojaban a las vías para luego prenderles fuego a pocas cuadras del centro de la ciudad. No se han reportado muertos ni heridos.

"Queremos que el gobierno municipal, provincial y central detenga el avance de los asaltos, robos y también de asesinatos que sufren los comerciantes, transportistas y ciudadanos en la ciudad comercial más importante del sureste del Perú", dijo Jorge Chávez Checa, uno de los vecinos que lideraba la protesta, a The Associated Press. "En los burdeles y los 'night clubs' se esconden los delincuentes y planean sus robos", añadió.

Los pobladores exigen que el gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski lleve a otras cárceles del País a reos integrantes de bandas del crimen organizado de Lima y del norte costero del Pacífico que fueron trasladados a dos prisiones de la zona. Los vecinos afirman que los familiares de los presos llegan a visitarlos y planean robos a mano armada.

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, afirmó en un comunicado que el estado de emergencia se extenderá por 30 días y contempla la ayuda de militares y policía en el control del orden público, así como restricciones a ciertos derechos constitucionales como la libertad de reunión, libre tránsito, libertad personal y a la inviolabilidad de domicilio.

Ernesto Quispe, un vecino, dijo por teléfono a la AP que se observó el despliegue de más de 300 soldados del Ejército que recorrieron las calles de la ciudad y luego se dirigieron al aeropuerto internacional Inca Manco Cápac de Juliaca para cuidar sus instalaciones. Y aunque grupos de policías también vigilan la ciudad de más de 273 mil habitantes, cientos de pobladores desobedecieron las prohibiciones y se reunieron en una plaza pública. "No vamos a permitir que repriman al pueblo", dijo una vecina no identificada en voz alta.

Chávez comentó que la población ha fijado el plazo de un mes para que las autoridades municipales y el gobierno central de Lima se lleven a los delincuentes peligrosos a otras cárceles del país. "Todos aquí votamos por Kuczynski. Él dijo que iba a acabar con los delincuentes y eso no está pasando", aseguró.

El mayor robo de los últimos tiempos de Perú ocurrió en Juliaca, cuando en 2015 delincuentes asaltaron un camión de caudales en pleno aeropuerto y robaron 122 kilos de oro valorados en seis millones de dólares.

Junto a su floreciente actividad comercial e industrial, la ciudad de Juliaca sufre problemas ligados al narcotráfico, minería ilegal de extracción de oro y contrabando. Se calcula que este último deja alrededor de 1,2 millones de dólares anuales en productos que ingresan desde Bolivia hacia todo el país, según cifras del gobierno y el gremio nacional de industriales.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate