CONTENIDO RELACIONADO

Ópera en León

Publicada el

    Ópera en León

Dentro de los espectáculos musicales, la ópera es considerado el más grandioso y también el más costoso.  Siempre ha requerido de algún tipo de subsidio para sobrevivir otorgado (dependiendo del País) por la realeza, los gobiernos nacionales o locales, las grandes industrias o los filántropos.  Probablemente ha despertado más pasión y crítica que ningún otro género musical.  Se le ha acusado de ser irracional y carente de sentido, sin embargo, también se le ha considerado la expresión máxima del espíritu humano.   

Se sabe que la ópera (ver: The Oxford Companion to Music, A. Latham, OUP) llevó a la bancarrota a varios reyes y también ha sido causa de manifestaciones revolucionarias.  Lo mismo ha enaltecido a monarcas, que fomentado levantamientos populares, ha expuesto posiciones filosóficas y ha explorado asuntos de psicología, pero sobre todo ha proporcionado entretenimiento, el más fino y sublime.  Dentro de los elementos de la ópera se encuentra la música, la poesía, el drama, las artes visuales y, algunas veces, también la danza.

Los especialistas consideran que la ópera fue un fenómeno del Renacimiento, el resultado de las especulaciones de un grupo de intelectuales de la ciudad de Florencia que se llamaban la “camerata”, palabra que en italiano significa “club” o “sociedad”.  

Desesperada por lo que consideraba la trivialidad de la música de su época, la Camerata Florentina decidió revivir y recrear la gloria de la antigua Grecia. Sin embargo, dado que no contaba con ningún elemento para reproducir la música griega, solo pudieron apoyarse en descripciones escritas a partir de las cuales llegaron a algunas conclusiones, la más importante de las cuales era que el drama griego era cantado. Jacobo Peri escribió en 1598 un pastoral llamado Dafne, que podría considerarse la primera ópera, lamentablemente la música se ha perdido.

Durante muchos años en la provincia de México las presentaciones de ópera eran escasas, el centro operístico nacional ha sido desde siempre la Ciudad de México.  Los apasionados de este espectáculo debían trasladarse cada temporada a esta ciudad o viajar a algunos de los centros operísticos del mundo, como el Met de Nueva York, la Royal Opera House de Covent Garden, en Londres; la Ópera de París, el Teatro de la Scala, en Milán, o el Teatro Bolshoi, en Moscú, entre otros.  

Sin embargo, para la mayoría de las personas trasladarse para asistir a la ópera a alguno de estos lugares es algo que quedaba fuera de todo presupuesto.  Aprovechando la tecnología digital y satelital esta situación se ha resuelto.  

Varios centros operísticos del mundo están transmitiendo en vivo y en alta definición las óperas que allí tienen lugar.  En particular en la ciudad de León es posible presenciar algunas de las óperas presentadas en el Met de Nueva York en vivo, en el Auditorio Mateo Herrera del Fórum Cultural Guanajuato. Esto es una experiencia extraordinaria que está acercando la ópera a cada vez mayor público.  

Por otra parte, a diferencia de asistir al Met en Nueva York, la transmisión en vivo permite, durante los intermedios, presenciar las entrevistas realizadas a divas como Anna Netrebko y grandes artistas y directores como Plácido Domingo y James Levine, entre muchos otros; además de ver el interesantísimo e intenso trabajo que realizan los tramoyistas para modificar el escenario entre Actos en el breve tiempo del intermedio.

Por si lo anterior no fuera suficiente, el Teatro del Bicentenario, también localizado en el Fórum Cultural Guanajuato, ha venido consistentemente ofreciendo un programa operístico anual de primer nivel en la ciudad de León.  

La conclusión es que ya no hay pretextos para no disfrutar de la espiritualidad humana llevada a su máximo esplendor en el más sublime y maravilloso espectáculo creado por el hombre en este humilde planeta llamado Tierra.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate