Día del amor o días de amor

Publicada el

    Día del amor o días de amor

En esta semana viene la celebración del día del amor y la amistad. Es costumbre mencionar el mes de  febrero como mes del amor y la amistad y aprovechar para saludar y felicitar a las personas queridas, sin embargo se ha desatado un movimiento publicitario que nos ha llevado hasta la confusión y a pensar que si no compramos y no regalamos algo material, es que no estamos celebrando adecuadamente este día de San Valentín.

El amor es un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista. De manera habitual, y fundamentalmente en nuestra cultura, se interpreta como un sentimiento relacionado con el afecto y el apego, y resultante y productor de una serie de actitudes, emociones y experiencias. En el contexto filosófico, el amor es una virtud que representa todo el afecto, la bondad y la compasión del ser humano. También puede describirse como acciones dirigidas hacia otros y basadas en la compasión, o bien como acciones dirigidas hacia otros (o hacia uno mismo) y basadas en el afecto.

El amor abarca una gran cantidad de sentimientos diferentes, desde el deseo pasional y de intimidad del amor romántico hasta la proximidad emocional asexual del amor familiar y el amor platónico, y hasta la profunda devoción o unidad del amor religioso. En este último terreno, trasciende del sentimiento y pasa a considerarse la manifestación de un estado del alma o de la mente, identificada en algunas religiones con Dios mismo o con la fuerza que mantiene unido el universo.

Las emociones asociadas al amor pueden ser extremadamente poderosas, llegando con frecuencia a ser irresistibles. El amor en sus diversas formas actúa como importante facilitador de las relaciones interpersonales y, debido a su importancia psicológica central, es uno de los temas más frecuentes en las artes creativas. Podemos encontrar diferentes formas del amor, aquí sólo mencionaré algunos aspectos.

Según algunos autores podemos hablar del  amor romántico que se constituye a partir de la combinación entre intimidad y pasión. Este tipo de amor surge cuando los amantes tienen una atracción tanto física como emocional, a pesar de que este sentimiento de vinculación no viene de la mano de compromiso. El ejemplo recurrente de este tipo de amor lo podemos encontrar en muchos arquetipos surgidos de la literatura, como Romeo y Julieta, del autor británico William Shakespeare.

También podemos hablar del amor compañero que se basa en la combinación de los elementos de intimidad y compromiso. En este caso, es un amor cuya ambición es la preocupación por la felicidad y el bienestar del otro. Es un cúmulo de necesidades como el apoyo social, el apoyo emocional, la comprensión mutua y la comunicación. Las personas que viven este tipo de amor se sienten íntimamente unidas y comparten tanto sus emociones, sus conocimientos o sus posesiones.

Quiero mencionar también el amor impersonal. La primera vez que lo escuché no podía entender cómo podía ser este tipo de amor, sin embargo con el paso del tiempo he podido ir comprendiendo parte de lo que esto significa. Se trata del amor con empatía, ese del que habla Carl Rogers y que acepta a la persona sin juzgar, reconociendo su individualidad, ese amor que es elemento fundamental para aprender sobre la vida, el ser verdadero.

Le escuché a mi maestro Sergio que quien no ama no puede ser feliz y que el amor expresado en ternura y compasión es un elemento maravilloso que hace la vida la mejor experiencia que se puede tener.

No cabe duda que los tiempos que vivimos ahora no ponen en la mejor ocasión para practicar este tipo de amor, que  no juzga y que perdona. El amor es el ligante que tiene a los astros en el lugar en que se encuentran. Amador verdadero es el que da amor, no el que sólo recibe; hay que recordar que sólo da el que sí tiene.

Sí hay que señalar injusticias vivir la dignidad sin embargo no hay que dejar de lado esas expresiones amorosas de perdón y reconciliación.

Ojalá que cada día podamos expresar más esa esencia que todo ser humano tiene, en el fondo toda persona es amor, sólo que hay que practicar para tener una mejor experticia. Y que no se dé sólo algo material en lugar de expresar amor todos los días para que sean los días del amor, porque eso es lo que nos merecemos.

¡Por la construcción de una cultura de paz!

manuelramos28@gmail.com



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate