Las Parcas

Publicada el

    Las Parcas

Robert Graves (1895-1985), inglés. Humanista, erudito. En su obra: LOS MITOS GRIEGOS, sistematiza el amplísimo material de la mitología clásica y reúne en una narración armoniosa todos los elementos diseminados de cada mito. Hoy leemos el mito de: Las Parcas

“Existen tres Parcas asociadas, vestidas de blanco, engendradas cuando Érebo fecundó a la Noche, conocidas con los nombres de Cloto, Láquesis y Átropo. Esta última es la más menuda de tamaño, pero a la vez la más terrible.

Se dice que Zeus, que valora las vidas de los hombres e informa a las Parcas sobre sus conclusiones, cambia de opinión e interviene para salvar a quien le place cuando el hilo de la vida, hilado en el huso de Cloto y medido con la vara de Láquesis, está a punto de ser cortado por las tijeras de Átropo. En realidad, los hombres piensan que hasta cierto punto pueden controlar su destino evitando peligros innecesarios. Los dioses más jóvenes, por tanto, se burlan de las Parcas y hay algunos que dicen que Apolo las emborrachó maliciosamente en una ocasión para salvar de la muerte a su amigo Admeto.

Por el contrario, otros sostienen que el propio Zeus está sujeto a las Parcas, como confesó una vez la sacerdotisa Pitia en un oráculo, simplemente porque ellas no han sido engendradas por él, sino que son hijas partogénicas de la Gran Diosa Necesidad, contra la cual no luchan ni siquiera los dioses, y que es llamada «el implacable Destino».

En Delfos sólo se adora a dos Parcas, la del Nacimiento y la de la Muerte, y en Atenas a Afrodita Urania se la considera la de mayor edad de las tres.

Este mito parece fundarse en la costumbre de tejer las marcas de la familia y del clan en los pañales de un recién nacido, asignándole así su lugar en la sociedad (véase 60.2), pero las Moiras, o Tres Parcas, son la triple diosa Luna, y de aquí sus túnicas blancas y el hilo de lino que se consagra a la diosa como Isis. Cloto es la «hilandera», Láquesis la «medidora» y Atropo «la que no puede ser desviada o eludida». Moira significa «una parte» o «una fase», y la luna tiene tres fases y tres personas: la luna nueva,  la diosa doncella de la primavera, el primer período del año; la luna llena, la diosa ninfa del verano, el segundo período, y la luna vieja, la diosa vieja del otoño, el último período anual.

Zeus se llamó a sí mismo «el Jefe de las Parcas» cuando asumió la soberanía suprema y la prerrogativa de medir la vida del hombre; a esto se debe, probablemente, la desaparición de Láquesis, «la medidora», en Delfos. Pero su pretensión de que era su padre no fue tomada en serio por Esquilo, Herodoto ni Platón.

 Los atenienses llamaban Afrodita Urania a «la mayor de las Parcas» porque era la diosa ninfa a la que el rey sagrado, en la antigüedad, era sacrificado en el solsticio de verano. «Urania» significa “reina de las montañas”.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate