¡Robo de película!

Publicada el

  • ¡Robo de película!

    La camioneta en la que cometieron el robo la dejaron abandonada en San Juan de Abajo y le prendieron fuego. / Foto: Especial.

Asaltantes en motocicletas interceptaron una camioneta de valores en una caseta de cobro y se robaron 3.5 millones de pesos y 500 mil dólares, según una primera versión.

El robo ocurrió poco después de las 10:00 am en la maxipista León-Aguascalientes.

El chofer del vehículo blindado fue amagado cuando bajó la ventanilla para pagar 16 pesos de la caseta y lo obligaron a él y a su acompañante a entregar el dinero.

Sacos con el dinero fueron subidos a una camioneta Jeep que llegó al sitio y huyó junto con los asaltantes. 

La camioneta apareció en San Juan de Abajo. Ahí la rociaron con gasolina, le prendieron fuego y sus pasajeros huyeron en un Tsuru blanco.

Los dos custodios de la camioneta de valores fueron detenidos para investigar si fueron cómplices.

Escapan con $13 millones

Custodios en una camioneta de traslado de valores fueron asaltados por dos motociclistas cuando se detuvieron en una caseta de peaje.

Autoridades informaron de forma extraoficial que los ladrones escaparon con tres y medio millones de pesos y 500 mil dólares (nueve millones 608 mil 150 pesos, al tipo de cambio de ayer).

El dinero se lo llevaron en una camioneta que después quemaron, mientras que los guardias quedaron                                                                                            detenidos porque sus declaraciones a las autoridades fueron contradictorias y además dieron montos diferentes del dinero robado.

A las 10:15 de la mañana de ayer, en la maxipista León-Aguascalientes iban Juan Jorge  y Mario Alfredo en una camioneta blindada, con rótulos de la empresa Protege -antes Tameme- para la que trabajan.

Al llegar a la caseta de cobro 16A, que entronca con la autopista a Salamanca, bajaron el cristal de la ventanilla para hacer el pago de peaje y en ese momento fueron alcanzados por dos hombres en una motocicleta, quienes con armas de fuego los amenazaron.

Los custodios obedecieron sus órdenes y abrieron las puertas del vehículo blindado, mientras el empleado de la caseta también era amagado para evitar que pidiera ayuda.

Autoridades sospechan que los guardias fueron cómplices de los ladrones, pues al parecer no se resistieron y no tocaron sus armas para defender el dinero que resguardaban.

Uno de los asaltantes bajó uno a uno alrededor de cinco costales para subirlos a una camioneta que llegó al sitio, mientras los guardias seguían al parecer como espectadores.

Después de varios minutos los delincuentes escaparon por el entronque y tomaron el camino de terracería que conduce a la comunidad San Juan de Abajo.

Allí, en las calles Madre Sierra y Timoteo Lozano dejaron abandonada la camioneta Cherokee color arena con placas 985-VFR de Aguascalientes que usaron en el asalto.

“Llegaron rápido y comenzaron a bajar garrafones con gasolina, pronto le prendieron fuego”, dijo un testigo que vio cuando tres hombres de entre 28 y 30 años incendiaron el vehículo.

“No viste nada y no digas nada”, le dijo uno de ellos.

Poco después un cómplice pasó por ellos en auto Tsuru blanco con vidrios polarizados y escaparon hacia la colonia 10 de Mayo.

El 911 ya había recibido el reporte de asalto y a la autopista llegaron en patrullas agentes de la Policía Federal y de la Municipal de León.

Mientras tanto, Bomberos y Protección Civil recibieron el reporte de incendio de una camioneta y elementos acudieron para apagar el fuego.

“Haga de cuenta como de película: roban, huyen y queman la camioneta en otro lugar”, dijo por radio un oficial a un comandante de la Policía Municipal.

 

Sospechan complicidad de custodios

En San Juan de Abajo elementos acordonaron la escena del delito, mientras en la caseta de cobro Juan Jorge y Mario Alfredo, los guardias, eran cuestionados por los policías municipales, federales y ministeriales sobre el asalto.

El empleado de la caseta también dio su declaración sobre cada detalle de lo que vio y vivió.

Los agentes esposaron a los guardias y los detuvieron al considerar que podrían haber colaborado en el robo, y a cada uno lo subieron a una patrulla.

En ambos lugares peritos levantaron evidencias y solicitaron videos de cámaras de seguridad que esperan muestren la manera en que actuaron los ladrones y los custodios de Protege.

Juan y Mario fueron llevados por la Policía Federal ante el Ministerio Público, donde rindieron una primera declaración.

“Dicen que siempre no, ahora mencionan que se equivocaron y no llevaban esas cantidades sino 150 mil pesos en efectivo. Hay que ver cómo se sigue la investigación”, dijo un agente allegado a la captura.

Ambos permanecieron en el Ministerio Público declarando, mientras agentes ministeriales daban seguimiento a la carpeta de investigación para confirmar si los custodios participaron en el robo.

 



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate