La motivación y el pensamiento positivo

Publicada el

    La motivación y el pensamiento positivo

El importante tema de la motivación tiene varias aristas de forma tal que la psicología y demás ciencias sociales siguen trabajando en su estudio y con diferentes posturas.

Los psicólogos definen la motivación como la necesidad o el deseo que activa y dirige nuestro comportamiento. La forma en que nos sentimos emocionalmente en una situación determinada consiste en el elemento más importante de la motivación.  La motivación está constituida por todos los factores capaces de provocar, mantener y dirigir la conducta hacia un objetivo determinado.

Una pregunta que aparece frecuentemente es  sobre la diferencia entre motivación y necesidad. Podemos decir, de manera general, que la necesidad implica una carencia y que la motivación es energía que impulsa y sostiene una conducta para lograr un objetivo.

La motivación cotidiana es necesaria para que uno pueda dar lo mejor de sí en cualquier cosa que haga, pero especialmente si se propone formar hijos de carácter positivo.

Probablemente hay más confusión acerca de la motivación y del pensamiento positivo que acerca de cualquier otro asunto en  nuestra  sociedad.   Un   estudio   realizado   hace  algunos  años  en  la, Universidad de Harvard reveló que el 85% de las personas consiguen empleos y prosperan en ellos por razón de sus actitudes.  Son abrumadoras las evidencias de que los padres que  quieren preparar a sus hijos para la vida les enseñarán a desarrollar una actitud de ganar, como una manera de vivir.

La motivación y el pensamiento   positivo  no  son cosas  que  se enciendan  y  se apaguen, se aprenden y es en casa fundamentalmente en donde esto sucede. Casi siempre es más fácil decir algo de carácter negativo que una postura de pensamiento positivo; en cuanto al primero casi nadie se opone, sin embargo hay conflicto si esto que se señala es positivo. Estamos más acostumbrados a pensar negativamente, sobro todo en estos tiempos de crisis.  Que ver la oportunidad que se nos presenta.

El pensamiento positivo no  permitirá hacer cualquier cosa, pero sí  permitirá hacerlo todo mejor que con  el  pensamiento negativo. El pensamiento positivo  permite utilizar  más  eficazmente las habilidades que poseemos.

Es muy probable que hayas tenido esta experiencia: estar preparando por la noche el examen del día siguiente y a la hora de contestar todo se olvidó. Lo que ocurre es muy sencillo. Antes de entrar a la clase para hacer el examen, te diste a ti mismo cuidadosas instrucciones de "olvidar" lo que habías  aprendido. 

Esto lo hiciste con tu manera  de razonar y tus conversaciones con los compañeros, diciendo  cosas  como estas: "Ojalá que me pueda acordar de todo lo que he estudiado", o bien, "Ojalá que no vaya yo a cometer el mismo error que cometí la otra vez. Estudié toda la noche; durante todo el semestre, pero jamás me va bien en los exámenes. Me  he estudiado, me pongo tenso y nervioso, y se me olvida todo". En esta forma le ordenas a tu mente  olvidar,  y tu mente cumple  la  orden.

En este caso, si cambias a un pensamiento positivo, tu razonamiento interior es así:"¡Cuánto me alegro de haber estudiado para este examen! Estoy preparado, y sé que si me hacen preguntas sobre lo que contiene el texto, saldré muy bien. Es sorprendente  lo que puedes hacer  con el pensamiento positivo y  la preparación.

Lo que hace el pensamiento positivo  es bien  sencillo, te permite, estimula y enseña a utilizar tus habilidades y a recordar  lo  aprendido. Con  una  actitud  mental  positiva, y completa preparación.

Hay personas que  dicen que cuando asisten a una sesión de motivación se llenan de entusiasmo,   pero  una  semana después están otra vez donde estaban antes de asistir a la sesión. En otras palabras, reconocemos que la  motivación  no es permanente. Claro que así es, no es permanente.

Tampoco lo es el baño, aun cuando sí es una cosa que se debe practicar con regularidad. La actividad de comer tampoco es una sola vez y ya,  es algo que necesitamos  hacer a diario. La comida para la mente también debe ser diario.

Pensar que uno puede asistir a una sesión de motivación, leer un libro, o escuchar a un orador, y obtener inmediatamente un beneficio permanente para todo el resto de la vida, es, naturalmente, absurdo. Requerimos aceitar nuestras motivaciones, es decir recordarles continuamente, y revisar si lo que estamos haciendo va acorde al logro de nuestros objetivos.

Lo que hace la motivación es estimular  para la acción, darle un punto de vista más optimista sobre la vida, levantar tus expectativas  y  esperanzas  de lograr    metas,  y  estimularte para alcanzarlas. Si se empieza algo pensando que no lo logrará, la mente le confirmará este pensamiento en los hechos.

Tratándose también de la formación moral de los hijos (as), es preciso reconocer que para poder proporcionarles  una motivación  constante los educadores (padres-madres, profesor) deben  también  recibir dicha  motivación  con regularidad.

Un ejemplo, con el que quiero terminar es el siguiente: cuando los niños llegan de la escuela recíbelos en una forma positiva. En lugar de preguntarles "¿Cómo te fue?" o "¿Qué pasó hoy en la escuela?" es mejor fijar el tono de optimismo preguntándoles: "¿Qué hiciste hoy que fuera divertido?

¿Qué te enseñaron hoy que aprendieras con gusto? ¿A quién conociste o con quién jugaste que realmente te gustara? ¿Qué fue lo que más te gustó de lo que dijo la maestra? ¿Dijiste o hiciste alguna cosa buena  para  alguien?" (Este enfoque también  opera  maravillas para la pareja: la actitud y las relaciones entre marido y mujer cuando regresan del trabajo.)

Creo que si enseñamos a nuestros hijos (as) desde el principio a dar lo mejor de sí, y algo más, nunca tendrán que solicitar muchos empleos -a menos que la compañía con que trabajen cierre el negocio. Un pensamiento positivo nos ayuda a realizar mejor las cosas y sobretodo tener una motivación amorosa en lugar de una paralizante visión de miedo. Necesitamos tener claros y constantemente presente nuestros motivos y así modelar para la vida de nuestras hijas (os). Esto nos conviene en lo personal y en nuestra comunidad, la vid nos lo agradecerá.



#NotiMinuto

  • Tecnoteca

  • Viralzate