Disminuyen los suicidios
IVONNE MANCERA / Publicada el 28/04/2013


La edad promedio de las personas que intentan quitarse la vida es de uno a 39 años de edad, las mujeres y los adolescentes son quienes más intentos realizan. Foto: Felipe Murillo

Son 11 casos de suicidio los que se han registrado en lo que va de 2013, cuatro menos que en el mismo periodo de 2012, según informó Daniel Cortés Raya, responsable de las estadísticas de la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG).


Van 71 suicidios

Hasta el momento, en Guanajuato se tienen registrados 71 suicidios este año, a comparación de los 76 que se llevaban en estos primeros meses del año pasado, suicidios que son confirmados por la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima entre 14 y 16 casos de suicidio como la media de suicidios a nivel mundial, mientras que la correspondiente México es de 9% de la población y en Guanajuato de 6%, en las cifras arrojadas en 2012.

Cortés Raya, señaló que es difícil determinar un solo factor que provoque que estas personas decidan quitarse la vida, pues la mayoría de ellos arrastran varios problemas en su entorno social y personal que los llevan a quitarse la vida.

La población en mayor riesgo son los ciudadanos entre los 15 y 39 años, siendo los hombres los que recurren al suicidio y las mujeres quienes más intentos realizan pero en quienes no se concreta este hecho.

El 80% de los casos de suicidio se realizan utilizando el ahorcamiento, mientras que en el 10% se utiliza arma de fuego y en el 8% envenenamiento, entrando en el restante 4% situaciones como arrojarse a las vías del tren, a los camiones u otras manera de quitarse la vida.

Cortés Raya destacó que es importante interpretar correctamente las cifras que la PGJ y SSG arrojan, pues aunque se pueda señalar a municipios guanajuatenses como Valle de Santiago, San Diego de la Unión, Tarimoro, Cuerámaro, Cortazar, Tierra Blanca y Huanímaro como en zona de riesgo, tiene que ver mucho con el número que tienen de habitantes.

La tasa de suicidios se mide con base en una medida de 100 mil habitantes, por lo que los municipios pequeños pueden reflejar mayores cifras pero ser menos pobladores que los marcados por la tasa.

Como ejemplo se puso el caso de León, donde el 30% de los casos de suicidio del estado se concentran, sin embargo, es también el municipio que abarca un gran porcentaje de los habitantes de Guanajuato.

En Irapuato, se dan 2.23 casos por 100 mil habitantes, de acuerdo con los datos más actuales, que son del 1º de enero hasta el 31 de marzo, esperando el último reporte pro parte de la PGJ en estos próximos días.

Desde el 2007, la Secretaría de Salud comenzó con el estudio del incremento y disminución del índice de suicidios en el estado, quedando registrado que es en Semana Santa, entre los meses de mayo y hasta julio y en diciembre, cuando se incrementan estos sucesos.

Para el 2013, la Jurisdicción Sanitaria 6, que contempla el municipio de Irapuato, entre otros, disminuyó 4 casos en este primer trimestre del año, contabilizando 11 suicidios a diferencia de los 15 reportados en este mismo periodo el año pasado.


Problema de salud pública


“Sólo Dios sabe cuántas veces me he dormido con la esperanza de no despertar jamás”, leyó Daniel Cortés Raya, encargado de las estadísticas de suicidio en la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG), durante la capacitación a prensa escrita sobre el suicidio.

Este fragmento pertenece a la novela “Los infortunios del joven Werther”, escrito por Johann Wolfgang Von Goethe, en 1774, y que fue prohibida en Italia, Dinamarca y Leipzig, ciudades en Europa donde después de su salida a las librerías aumentaron los suicidios.

Aunque no se ha demostrado científicamente que las publicaciones que hablen o relaten sucesos donde alguna persona se haya quitado la vida podrían generar más suicidios, existen algunas investigaciones que han seguido publicaciones de notas en medios de comunicación y han descubierto el incremento en cifras de este tipo de acontecimientos.

José Luis Veiga Paredes, responsable del área de Salud Mental de la SSG, señaló que con los índices de suicidio, este problema se ha catalogado ya como un problema de salud pública.

Con esta declaración inició la conferencia para los integrantes de la prensa escrita en Irapuato para saber cómo se puede ayudar a la institución de salud para no incentivar o provocar suicidios en el área que cubren.

“Cada escrito genera ciertos sentimientos, ciertas reacciones, no es que todos vayamos a reaccionar igual con una nota, pero puede pasar que al ver que alguien más se suicidó, sobre todo si tiene problemas y viene arrastrando ya esos problemas, pueda verse motivado a eso”, señaló.

El encargado del área de Salud Mental señaló que es importante comunicar e informar al lector pero es responsabilidad del reportero cuidar ciertos detalles, como no describir la forma en que las personas que deciden quitarse la vida lo hacen.

“Tenemos que pensar también en su condición como persona, en sus familiares, no dar datos de dónde viven estos, de dónde trabajan y cosas así, porque tenemos que imaginar el estigma con el que luego tienen que cargar, que incluso se ven obligados a mudarse de casa”, explicó José Luis Veiga.




Deja tu comentario

Nombre: Correo Electrónico:

Ingresa tus comentarios:

Te quedan 300 caracteres.

Nos reservamos el derecho de publicar aquello que contenga comentarios ofensivos o lenguaje no apropiado para todos nuestros lectores. El respeto para AM siempre es
importante.