Obama promueve aumento al salario mínimo
AP/NEDRA PICKLER / ANN ARBOR, MICHIGAN / Publicada el 02/04/2014

Para impulsar su agenda económica en un año electoral, el presidente Barack Obama acudió a Michigan el miércoles con el fin de elogiar el esfuerzo estatal en pro de elevar el salario mínimo, y para acusar a los republicanos que se oponen a esa medida en el estado y a nivel nacional de interponerse en la prosperidad de millones de estadounidenses.

Un Obama optimista usó un tono distintivamente partidista en la Universidad de Michigan, un día después de que su gobierno recibió la buena noticia de que su ley de servicios de salud superó las expectativas para su primer año de inscripción.

Ante una multitud de unas 1.400 personas reunidas en un estadio que incluyó a muchos estudiantes, Obama hizo bromas sobre sus adversarios republicanos al pregonar su plan para elevar el salario mínimo federal a 10,10 dólares la hora.

"Tienen una opción. Pueden darle a Estados Unidos un azote o pueden darle un aumento", afirmó el mandatario.

Al lado de Obama para su visita de tres horas estaba el representante Gary Peters, un candidato al Senado que aprovechó la oportunidad de aparecer con el presidente ante los votantes este año. Algunos demócratas han optado por no ser vistos al lado de Obama debido a la controversia por su plan de salud, pero Peters decidió hacerlo mientras el presidente repetía su mensaje del Estado de la Unión acerca de que ningún estadounidense que trabaje tiempo completo debe vivir en la pobreza.

"Sacaría a millones de personas de la pobreza al instante", dijo el presidente sobre su propuesta.

Michigan también lanzó una propuesta que será sometida a votación en noviembre para incrementar el salario mínimo estatal de 7,40 a 10,10 dólares por hora, una iniciativa que las encuestas dicen resulta popular entre los electores que han sido afectados por la recesión económica en los últimos años.

A nivel nacional, Obama quiere incrementar el salario mínimo de 7,25 a 10,10 dólares por hora como parte de una agenda económica enfocada en las familias de clase trabajadora. La Casa Blanca dice que ello beneficiaría a más de 970.000 trabajadores en Michigan.

El Senado podría votar la iniciativa para elevar el salario mínimo federal la próxima semana. El senador demócrata Dick Durbin, de Illinois, dijo el miércoles que si los republicanos bloquean los esfuerzos de los demócratas estaría dispuesto a llegar a una solución negociada.

Una posible negociación podría involucrar a la senadora republicana moderada Susan Collins. La legisladora, que buscará la reelección este año, dijo que habló con senadores de ambos partidos sobre un menor incremento al salario mínimo y acerca de renovar exenciones fiscales para las pequeñas empresas que compren nuevo equipo o contraten veteranos. Se negó a dar detalles y dijo que su plan podría cambiar.

"Lo que sí sabemos es que (un salario de) 10,10 dólares no va a pasar en el Senado, mucho menos en la Cámara de Representantes", dijo Collins.




Deja tu comentario

Nombre: Correo Electrónico:

Ingresa tus comentarios:

Te quedan 300 caracteres.

Nos reservamos el derecho de publicar aquello que contenga comentarios ofensivos o lenguaje no apropiado para todos nuestros lectores. El respeto para AM siempre es
importante.