Buscar

MARI AGUADO DE CUADRA

Roberto Canessa

Con el solo nombre ya sabemos de quién se trata y se nos despierta la admiración y la solidaridad

Escrito en Opinión el
Roberto Canessa

Con el solo nombre ya sabemos de quién se trata y se nos despierta la admiración y la solidaridad.

Tuve la suerte de asistir a la conferencia que dio en Sapica y quedé asombrada con su sencillez, su simpatía, su permanente interés por el otro.

Uno pensaría que como es una persona famosa, sería o debería ser más pagada de sí, más subida en un pedestal… ¡nada que ver! ¡de lo más tranquilo!

Hubo varias frases que me quedaron en el alma y que creo, que nos pueden servir en nuestra vida del día a día: 

  • No esperes a que vengan los helicópteros, trata de hacer las cosas por ti mismo. 
  • Estábamos peor que los presos: no podíamos salir, tampoco teníamos qué comer ni beber ni un colchón dónde dormir, un frío insoportable… pero aún así, mientras hay vida, hay esperanza y hay mañana. 
  • Desde el dolor, tener grandeza, ayuda y anima a los otros. 
  • Me di cuenta que la muerte no era tan terrible. (cuando estaba enterrado bajo el alud).   
  • Aunque no lo creas, las cosas se pueden poner peor… no fue uno, ¡fueron 3 aludes!
  • La vida es una semilla caliente en el pecho. 
  • Éstas situaciones sacan lo mejor de los seres humanos”… (aunque hay varios estudios psicológicos, sociológicos y filosóficos que dirían que sacan lo peor de la humanidad.  Ellos demostraron que salió y dieron lo mejor de sí mismos y eso fue lo que les ayudó a salir de ahí). 
  • Haz de la ayuda a los demás, uno de los motivos de vida. 
  • Hay que tener sentido del humor, es la mejor medicina contra la vanidad, contra la tristeza, contra la desesperanza. 
  • Entre lo sublime, lo importante y lo ridículo, no hay límite.
  • No esperes a que se caiga el avión para hacer las cosas, ¡levántate y búscalas!. 
  • Yo soy amigo de Dios, así que le dije:  “Ayúdame un poco… yo voy a poner lo mío”. 
  • Muchas veces dialogo ahora con el Dios de la montaña, hay decisiones que no dependen de nosotros. 
  • El piloto es el que sabe… pero él fue quien chocó el avión y se equivocó diciendo que habíamos pasado Curicó… no le creas siempre a los expertos.
  • No te cargues demasiado física ni emocionalmente, piensa y deja un poco de energía para ti… Numa lo dio todo, y no sobrevivió. Tienes que quererte primero tú. 
  • Tenía no miedo, terror de participar en la última expedición… algunos de los que habían participado en ellas estaban muertos, Numa, Gustavo… pero alguien me dijo, solo tienes que dar 100,000 pasos… y pensé:  “Eso sí lo puedo hacer”. 
  • Un paso sigue a otro… todo se hace paso a paso… y así, logras hacer los 100,000. 
  • Te tienes que comprometer con lo que haces, con tus sueños, con tus ilusiones. 
  • La cima no está donde parece estar… pero siempre está en algún lado, y caminando, paso a paso, ¡llegarás! 
  • No tomes decisiones cuando estás cansado. 
  • Aún en medio de los momentos más terribles, podíamos ver y disfrutar de la belleza de los Andes: de la luna brillando sobre la nieve, de las estrellas en el manto azul del cielo. 
  • ¿Cuántos arrieros hay en el mundo?  ¿Qué estás dispuesto a hacer por los demás?.  No nos conocía, y va 3 horas a caballo, 3 horas en camión y llega a la comisaría, ¡y no le creen! Le dicen que no les dé falsas ilusiones a los familiares… ¡solo hasta que enseña la carta escrita por Nando, le creen!

Fue muy interesante escuchar el testimonio de su ahora esposa Lauri, su novia desde antes del accidente, y vivir desde el otro lado la tragedia.  La importancia de la solidaridad, de seguir lo que está en tu corazón, de la Fe y la oración… también de no creer en los finales de las películas de Disney, y darte cuenta que la realidad puede ser muy distinta, pero aún así, muy feliz. 

¡Pues a darle a la vida, queridos lectores! ¡No esperemos a que se caiga nuestro avión para luchar por nuestros sueños! 

P.D. 1 Para mí, lo del asalto a Palacio Nacional (algo que no pasaba desde 1850, con la invasión de EUA) fue otra cortina de humo, de AMLO. 

P.D. 2 Las mujeres que incendiaron la puerta de nuestra Alcaldía, no me representan, ni tampoco las que violentamente piden “no violencia”.

P-D. 3 Al parecer, a Claudia Sheinbaum no le importamos los empresarios ni los estudiantes… ya despreció las invitaciones de BBVA y Banamex, también la de la Ibero.

Escrito en Opinión el

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

Opini�n