Buscar

Mari Aguado de Cuadra

El primer debate presidencial 2024

A mí me pareció un buen debate; con algunos errores atribuidos al INE, pero en general, un ejercicio democrático que siempre sirve.

Escrito en Opinión el
El primer debate presidencial 2024

Yo creo que la mayoría de la gente esperábamos y vimos el primer debate para la Presidencia de México del 2024.

A mí me pareció un buen debate; con algunos errores atribuidos al INE, pero en general, un ejercicio democrático que siempre sirve. Yo creo que el objetivo es estar frente a frente, dar a conocer las propuestas, que se tenga la capacidad de discutirlas y compararlas; poder hacer cuestionamientos y confrontaciones. 

No sé por qué algunos esperaban que Xóchitl, la candidata de la oposición, “noqueara” a la candidata oficialista, Sheinbaum… tal vez sus expectativas eran demasiado altas.

A mí me sorprendió encontrar una Claudia que podía ser diferente de sus aburridos mítines y podía salirse un poco del libreto… al igual que me impactó ver que mintió, que manejó datos falsos, e insultó con una serenidad y una seguridad impresionantes, ¡no se le movía ni un pelo! Me dio escalofrío que nunca volteó a ver a sus oponentes, nunca llamó por su nombre a Xóchitl ni a Máynez; que desechaba fácilmente las preguntas que se le hacían y que hasta sus gestos parecían perfectamente estudiados… ¡totalmente deshumanizada y deshumanizante! ¡No me gustaría ser su contrincante! La dama de hielo, la nombraron, con toda razón. 

Otra sorpresa fue Máynez, fuera de su sonriente rictus me pareció original, en algunas cosas, inteligente; diciendo que MC es lo nuevo (aunque en la realidad, como todos, tienen de otros partidos). Me molestó que se victimizara y que atacara tanto a Xóchitl, aunque confirma la idea de que es esquirol. Al final, algo ganó porque no tenía nada que perder. 

Xóchitl, a mi parecer, hizo lo que tenía que hacer: atacar fuerte, decir las verdades y dar los siniestros datos del gobierno actual; manejar bien su tiempo; interactuar con los demás, confrontar, discutir, exponer sus ideas. Sí, tal vez en algunos momentos, se vio nerviosa, y tuvo sus equivocaciones, ¡pero al menos, se ve humana, real, normal! Y creo que, tal vez, le ha de haber impactado fuertemente ver la frialdad y la naturalidad con la que mentía o la insultaba la candidata oficialista. Sí, posiblemente sus asesores le quitaron parte de su natural chispa y simpatía… pero es una persona que aprende y, seguramente, para los siguientes debates, mejorará. 

Algunos buenos periodistas no dieron por ganadora a Gálvez, y hasta la criticaron, no estoy de acuerdo, la verdad. Concuerdo más con Macario Schettino, que su gran triunfo fue hacer ver a nivel nacional, la maldad y frialdad que hay en la candidata del Gobierno. Hasta la misma Sheinbaum saliendo dijo que le había faltado contestar y días después admitió que la mentirosa es ella, diciendo que “siempre sí” su familia tiene unas cuentas en Panamá… pero que es poquito dinero y que es de su abuelita; me recordó aquello, de “la prima de una amiga”…´cada quien hará su juicio al respecto.

En general, bueno e interesante el debate, aunque me pareció que cada uno de los candidatos manejó sus propios datos, pareciendo que cada quien vive en un México diferente; y creo que prometieron mucho… Como dice el dicho: “Prometer no empobrece”.

Con lo que nadie contaba fue que en el postdebate, Claudia iba seguro a perder, gracias a las descalificaciones que le hizo su director de campaña, López Obrador. ¡Este arroz se coce hasta el 2 de junio! ¡Así que todos a votar!

LALC

Escrito en Opinión el

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

Opini�n