Buscar

Opinión

Observación Electoral

Con los debates entre las candidatas y candidatos, y la parte final de las campañas electorales por parte de los partidos políticos, se incrementa en estas semanas la actividad electoral.

Escrito en Opinión el
Observación Electoral

Con los debates entre las candidatas y candidatos, y la parte final de las campañas electorales por parte de los partidos políticos, se incrementa en estas semanas la actividad electoral. Las calles y espacios digitales llenos de propaganda política y el pueblo escuchando más descalificaciones y ofensas entre ellos, que propuestas que nos saquen del hoyo en que estamos metidos. Al sintonizar la radio los escuchamos, al prender la televisión los vemos, al leer el periódico como aquí, sabemos de ellos. Los políticos que aspiran a cargos de elección popular están digamos, omnipresentes entre nosotros.

Los Consejos Electorales se han instalado y los capacitadores electorales contratados para el proceso, están ya en la supervisión de los sitios donde se instalarán las casillas y en la capacitación de los funcionarios electorales de casilla.

En todo el proceso electoral hay una figura importante que la sociedad puede y debe comprender: la del observador electoral. Algunas de sus funciones son vigilar el proceso electoral y denunciar durante la jornada electoral, eventuales violaciones a la ley. ¿Qué es un observador electoral y qué hacen? Se trata de ciudadanos que tendrán la facultad de observar los actos de preparación y desarrollo del proceso electoral en México, así como la jornada misma del próximo 2 de junio, incluso pueden emitir informes que ayude a mejorar los comicios. 

Además de observar las actividades en las distintas etapas del proceso electoral, quienes aspiren a este cargo también podrán observar las distintas modalidades de votación como el voto anticipado, voto de personas en prisión preventiva y voto de mexicanos en el extranjero.

El observador electoral es una figura que existe en la normativa electoral. Son ciudadanas y ciudadanos que están interesados en participar en el proceso electoral como observadores. Es cierto que en el pasado esta figura servía en realidad para incrustar a simpatizantes de partidos políticos (fue el caso de los maestros, que al meterse el SNTE, en realidad formaban cuadros para su partido político, de lo que fue Nueva Alianza), pero ahora la legislación permite que agrupaciones sociales, religiosas, y empresariales, y desde luego ciudadanos en lo individual, se propongan como observadores. 

En la actualidad no hay cantidades importantes de observadores electorales que soliciten serlo; se requiere divulgar entre los ciudadanos lo importante de esta función en el proceso electoral. Requerimos observadores electorales para estas elecciones; recordemos que en junio tendremos elecciones concurrentes, tanto federales como locales, así que sus aportaciones serán importantes.

Las anomalías electorales se dan en el proceso electoral, y aunque en nuestro estado éstas no se presentan prácticamente, pues casi hay impugnaciones, la verdad es que la participación ciudadana es importante, sobre todo, donde el crimen organizado, aliado natural del régimen oficial, ya ha preparado la compra de votos hacia el partido del Presidente AMLO. ¿Ha habido “focos rojos” en la jornada electoral en Guanajuato? Hay muy pocos: casillas instaladas fuera de tiempo, esporádicamente conatos de promoción del voto y algunos acarreos en transporte colectivo de votantes, entre otros. Por eso, se requiere la observación ciudadana incluso en la violación a la ley electoral cuando en las campañas de candidatos se rebasan descaradamente los topes puestos por el propio partido y por la ley electoral. También en la denuncia ciudadana cuando se pudiese sospechar infiltración de dinero ilícito en las campañas.

Está abierta la convocatoria para participar como observadora u observador electoral en la elección del próximo 2 de junio. Tienen hasta el 7 de mayo para presentar su solicitud en observadores.ine.mx. Hasta esta semana hay apenas en todo el País, alrededor de 8 mil solicitudes individuales y dos mil solicitudes de organización en el Instituto Nacional Electoral (INE). 

Hay requisitos mínimos como la no militancia partidista o pertenencia a gobiernos donde se otorgan programas sociales. En la medida en la que participemos de la vida pública de nuestro país, y no solo a través del voto, hacemos una democracia de una mayor calidad que responda de mejor manera a las necesidades del pueblo.

Escrito en Opinión el

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

Opini�n