Buscar

Perspectiva

¿Discriminan a Xóchitl?

La primera noticia es que Xóchitl no le sacó la vuelta a la inteligencia, a los jóvenes mejor preparados y más críticos del país. A diferencia de su contrincante oficialista, tuvo el valor de enfrentar lo que viniera.

Escrito en Opinión el
¿Discriminan a Xóchitl?

Durante la Semana Santa y la Pascua que hoy vivimos he notado que medios nacionales tienen la inclinación a buscarle todos los prietos en el arroz a Xóchitl Gálvez. El martes fue un ejemplo que causó perplejidad.

A la candidata ciudadana la invitaron a una charla en el ITAM, la mejor escuela de economía del país. El enfoque de algunos medios fue lo “duro” que trataron a Xóchitl, las “preguntas difíciles” que le hicieron y otras observaciones pueriles. Cuando vimos la presentación nos pareció un verdadero éxito, a tal grado que al final hubo una buena ovación a la ingeniera.

La primera noticia es que Xóchitl no le sacó la vuelta a la inteligencia, a los jóvenes mejor preparados y más críticos del país. A diferencia de su contrincante oficialista, tuvo el valor de enfrentar lo que viniera, incluso algunas preguntas anónimas que fueron descartadas. 

Lo que venga, dice Xóchitl, y esa es una magnífica señal de que no tiene temor a ningún debate. Lo preocupante es el sesgo que vemos en la cobertura de la información por parte de medios que antes parecían críticos y hoy se desinflan por arte de magia.

Lo más valioso es su compromiso para terminar el presidencialismo y dar aliento a la democracia y a las instituciones que están amenazadas por el autoritarismo de López Obrador. Como buena contendiente, pone en claro toda la corrupción que vemos dentro de la llamada cuarta transformación.

En el mes que lleva de campaña usa la excelente memoria que tiene y no pierde el hilo al recordar todo lo que sucede con la máxima impunidad: Segalmex y los 15 mil millones de pesos sustraídos a la paraestatal que se suponía iba a ser el mejor apoyo para el campo y para el pueblo. El monstruoso sobrecosto de la refinería de Dos Bocas, del que seguramente se aprovechó Rocío Nahle para comprar su mansión en Veracruz.

El más grande negocio de todos: el Tren Maya que elevó su presupuesto en 300% al pasar de 120 mil millones de pesos a 500 mil millones (más lo que se acumule en lo que le falta y en la operación con pérdidas diarias). La misma ingeniera Gálvez podría encargar a un laboratorio de materiales, un pequeño muestreo de las piedras de basalto que vendió Amílcar Olán con jugosisimas ganancias a costa del erario.

Por la magnitud de la obra y las consecuencias medioambientales de su construcción, es probable que se convierta en el mayor despropósito en la historia de la construcción de infraestructura del país. Costará el doble que el aeropuerto de Texcoco.

A 58 días de la elección, la prueba ineludible de la candidata del oficialismo, Claudia Sheinbaum, serán los debates, el primero que comienza el próximo domingo a las 8 de la noche y otros dos donde seguro se definirá el destino del país. Eventos que tendrán el mayor rating en la historia de los debates políticos en México. Ahí veremos la dimensión de las candidatas y del pequeño candidato de Movimiento Ciudadano.

Para compensar el oficialismo implícito de muchos medios tradicionales, tenemos la variopinta presencia de periodistas, opinadores, influencers y fanáticos de la oposición en redes sociales. ¡Ah!, no olvidemos al reciente enemigo de los “gobiernícolas”, Ricardo Salinas, un activista inesperado al final del sexenio.

De Xóchitl dicen que le tocó un toro bravo en el ITAM, lo que no quieren aceptar es que le hizo una faena de orejas y rabo. Buena preparación para el debate. 

 

**Vota, no hay de otra**

Escrito en Opinión el

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

Opini�n