Vinculan con transa predio para Toyota

Vinculan con transa predio para Toyota

Local
|

Denuncian ejidatarios que los engañaron para que vendieran baratos sus terrenos.

Los trabajos previos para construir la planta comenzaron desde febrero. Foto: Jesús García


‘Entre más barato, más negocio tienen’


El Gobierno del Estado desconocía que la empresa JAOS & SGB había comprado tierras baratas, para luego cobrarlas caras para el proyecto de Toyota, aseguró Franco Herrera Sánchez, subsecretario de Atracción de Inversiones.
“La verdad desconozco en cuánto compraron ellos, pero ahorita que estamos negociando de alguna manera con algunos ejidatarios, ellos nos comentan que esta misma empresa compró hasta en 250 pesos (el metro cuadrado) algunas propiedades. Habrá que ver el valor promedio. Digo, es un tema entre particulares”.
El funcionario mencionó que los representantes de JAOS & SGB compraron cientos de hectáreas, porque proyectan un parque industrial aledaño a Toyota.
“Ellos están siguiendo su plan de negocios para establecer un parque industrial. Entre más barato compren, más negocio van a tener, ¿no? ”, opinó Herrera Sánchez.
Cuestión de suerte


El Subsecretario de Atracción de Inversiones reconoció que sí conoce a los dueños de la empresa JAOS & SGB, ya que pertenecen a uno de los grupos inmobiliarios más importantes de México, quienes comenzaron a comprar tierras desde mucho antes del anuncio de Toyota para construir un polígono industrial.
“Es un desarrollador inmobiliario industrial, que constituyó una empresa (JAOS & SGB) para desarrollar un parque industrial de hasta 300 hectáreas. Justamente Grupo Garza Ponce (GP) iba a cerrar ahí un polígono industrial”.
Dijo que para la instalación de la planta armadora de Toyota le plantearon a los inversionistas japoneses distintas opciones, pero se decidieron por la zona de Apaseo El Grande por su excelente ubicación.
“Propusimos el Parque Xonotli, propusimos León, el mismo sitio que habíamos propuesto para BMW, Apaseo el Alto y varios lugares. No se fue sino hasta abril (de 2015), quizás unos 10 días antes del anuncio que se hizo con el Presidente de la Republica, que nos dijeron: ‘Lo más probable es que sea Guanajuato, lo más probable es que sea Apaseo El Grande’”.
Indicó que el 15 de abril del 2015, el consejo de administración de la empresa Toyota sesionó en Japón y ahí se determinó que la planta armadora se construyera en Caleras de Ameche, en Apaseo, justo donde meses antes JAOS & SGB había comprado masivamente terrenos a precios baratos.
-¿Entonces fue una suerte de la empresa JAOS haber estado comprando tierras ahí? -le preguntó am al funcionario estatal.
-Mira, no sé si suerte o mala suerte, porque ciertamente nos dicen que ellos compraron en un promedio de 10 a 11 dólares (el metro cuadrado). Ellos hubieran vendido en 42 dólares el predio urbanizado, como lo van a vender ahorita todos los parques industriales a la redonda -contestó Herrera Sánchez.
Terrenos ‘con vicios’


En relación a las 26 propiedades que adquirió la empresa JAOS & SGB en la zona donde se instalará Toyota, el Subsecretario aclaró que no todas se le compraron, ya que alguna tenían “algunos vicios” y por eso se decidió expropiarlas.
“Les compramos algunas propiedades. ¿Cuáles? Las que ellos adquirieron de manera correcta. Control Patrimonial hizo un análisis de todo el polígono y determinó que esta empresa había adquirido, no de manera irregular, pero sí con algunos vicios, (por ejemplo) comprar tierra privada, cuando era ejidal”, explicó el funcionario.
Por este motivo, el Gobierno del Estado determinó que las tierras compradas por JAOS & SGB como pequeñas propiedades, pero que en realidad eran ejidales, se expropiaron para que Toyota no tuviera problemas en un futuro.
Dijo que del total de las tierras de JAOS & SGB, sólo se le expropió el 20% de la superficie; el resto fueron a través de contratos de compra-venta.
Herrera Sánchez informó que los dueños de la empresa tienen más terreno en el Ejido La Norita y Ejido El Castillo, donde pretenden crear más desarrollos industriales en la zona de Apaseo El Grande.



Sigue negociación


Enfatizó que la demanda de los ejidatarios que aún no venden sus parcelas, es que se les pague a 250 pesos el metro cuadrado.
Sin embargo, afirmó que la instrucción del gobernador Miguel Márquez Márquez es que a todos se les pague igual, en 148 pesos metro cuadrado a propietarios privados y expropiaciones.
“Discúlpame, nosotros no podemos pagar eso (250 pesos el metro), el hecho de que un particular lo haya hecho, no implica que el Gobierno lo vaya hacer, nosotros vamos a pagar el valor del mercado y es todo lo que podemos pagar”, aseguró Franco Herrera.
Mencionó que han estado pagando por tierra a 148 pesos por metro, además de bienes distintos, como construcciones al valor que establece la Secretaría de Finanzas.
La zona está muy bien cotizada en materia industrial, ya que en el costado sur pasa la autopista a Querétaro, las vías del ferrocarril al norte, así como los ductos de gas natural y la autopista 57 a pocos kilómetros, explicó el entrevistado.
Agregó que ya se entregó a la empresa Toyota el 70 % de la tierra donde construirá su planta, aunque continúan expropiando las parcelas que faltan para completar el polígono de 607 hectáreas. 
 


Constituyen empresa sólo para transacción


La compañía que adquirió las parcelas que luego vendería para construir Toyota fue constituida el 13 de junio de 2014.


La empresa JAOS & SGB fue creada expresamente para adquirir las parcelas de Apaseo el Grande, donde se instalará la planta de Toyota.
Según documentos del Registro Público de Monterrey, Nuevo León, la compañía fue registrada el 13 de junio de 2014 por José Fernando Fuentes Urbieta, en representación de la empresa GP Bienes Inmuebles S.A. de C.V., y Víctor Manuel Lizárraga Erosa, representado por Iker Buere Cantú.
El objeto de la sociedad es construir todo tipo de obras, supervisión y administración de proyectos y adquirir y enajenar cualquier tipo de inmuebles, principalmente.
Los accionistas determinaron que el capital fijo fuera de 50 mil pesos, así como un capital social variable máximo ilimitado.
En el mismo documento se determinó que el consejo de administración quedara conformado por José María Garza Treviño como presidente y José Fernando Fuentes Urbieta con las funciones de secretario, así como Víctor Manuel Lizárraga Erosa y Santiago Germán Bordes con los cargos de consejeros de la sociedad.
GP Bienes Inmuebles, que tiene participación accionaria en JAOS & SGB, pertenece al Grupo Garza Ponce (GP), de Monterrey, una de las constructoras más importantes de Nuevo León.
José María Garza Treviño es Presidente y CEO del Grupo GP y en el acta constitutiva de JAOS & SGB es presidente del Consejo de Administración.
Grupo GP abarca los ramos de la construcción, desarrollos industriales, servicios, vivienda, residencial, pre-colados y concretos asfálticos.
Víctor Manuel Lizárraga Erosa, otro de los accionistas, tiene vínculos empresariales con Ignacio Soto Borja y Daniel Esquenazi Beraha, que, a través de la empresa Losrram S.A. de C.V., recibieron respaldo financiero de la anterior administración estatal para realizar desarrollos inmobiliarios en Mineral de Pozos, en San Luis de la Paz.
Lizárraga Erosa es copropietario de un predio de 80 hectáreas en el Ejido Aquiles Serdán, de Cabo Corrientes, Jalisco, junto con Soto Borja y Daniel Esquenazi.
Mientras que Santiago German Bordes, también consejero y gestor de la compra de tierras en Apaseo el Grande, es accionista de la empresa Law Social and Agro Advisors S.C. que tiene como objeto social la compra-venta de predios para liberar derechos de vías.
 


Iniciaron obras desde febrero


Los trabajos para construir la planta armadora de vehículos de Toyota en Apaseo el Grande, ya arrancaron desde el lunes 22 de febrero.
En el polígono de 607 hectáreas que donará el Gobierno del Estado, trabajan empleados de una empresa de Aguascalientes encargados de realizar el estudio de mecánica de suelos.
Las parcelas que serán parte de la planta armadora de Toyota se ubican cerca de la comunidad Caleras de Ameche, al oriente del municipio de Apaseo el Grande, en los límites con el estado de Querétaro.
En abril del 2015, el presidente Enrique Peña Nieto anunció la llegada de la ensambladora de automóviles.
El mandatario aseguró que la planta comenzaría operaciones en 2019, con una capacidad de producción de 200 mil vehículos al año, especializándose en los automóviles modelo Corolla.
Trabajadores de la empresa Soluciones Geotécnicas Integrales S.C. de Aguascalientes comenzaron a realizar excavaciones en distintos puntos del polígono con barrenos de 10 metros de largo. 
Uno de los empleados comentó a AM que estas muestras se llevarán a cabo durante un mes y medio.
“Vamos hacer como 70 sondeos en un mes y medio aproximadamente, esto se le llama estudio de mecánica de suelos y es para la construcción de la planta armadora de Toyota”.
El empleado dijo que el proyecto de la construcción estará a cargo de Fujita Corporation.
Esta empresa japonesa tiene más de 100 años de historia y sus oficinas en México se ubican en la colonia Granjas de San Miguelito de Irapuato.
Fujita Integral México S.A de C.V es la filial de la transnacional en el País, pero además cuenta con compañías afiliadas en Estados Unidos, Filipinas, India, China y Malasia.
En 1910 los hermanos Fujita fundaron la empresa y comenzaron realizando obras en Hiroshima, Japón.
Apenas en octubre del 2015 Fujita se fusionó con Daiwa Odakyu Construction Co., Ltd.


 


Descartan anomalías


El secretario de Gobierno, Salvador García López, aseguró que la intervención de la empresa JAOS & SGB, como intermediario en la venta de terrenos para Toyota, es legal.
“Estas son empresas dedicadas a la compra de terrenos para luego vender. Es legal la operación, tuvieron la visión, arriesgaron capital y les resultó. Si Toyota no hubiera escogido el lugar, habrían perdido”, argumentó en entrevista.
La empresa, justificó, incluso invirtió tiempo en regularizar los terrenos adquiridos.
“La compra de terrenos no se realiza de la noche a la mañana. Lleva un proceso que es tardado y debe contar con el aval del comisariado ejidal y de los ejidatarios que aprobaron la venta de superficie”, externó.
Cuestionado al respecto, el Gobernador Miguel Márquez sostuvo que el precio pagado a JAOS & SGB por los terrenos se encuentra ajustado a un avalúo.
“No hay nada ilegal, el precio se paga parejo a ejidatarios o propietarios de terreno”, aseguró. 


 


'La idea nuestra no era vender'


La empresa inmobiliaria regiomontana Grupo GP, propietaria de JAOS & SGB SAPI, aseguró que la compraventa de parte de los predios que ocupará la planta de Toyota en Guanajuato, fue un mal negocio para ellos.


"En pesos no perdimos, pero en dólares mucho y en tiempo perdimos 2 años", dijo José María Garza Treviño, presidente del Grupo GP.


La planta de la empresa automovilística Toyota planea instalarse en un terreno de alrededor de 600 hectáreas del ejido Caleras de Ameche, de éstas poco más de 250 fueron compradas por el Gobierno de Guanajuato a la empresa de Grupo GP


Desde mediados del 2014, el grupo regiomontano creó JAOS & SGB, una Sociedad Anónima Promotora de Inversión de Capital Variable (SAPI), para adquirir predios ejidales con miras a construir un parque industrial en el municipio de Apaseo El Grande, en Guanajuato.


"Es mejor tener una SAPI (para adquirir terrenos); si yo le pongo GP Bienes y voy a ir a comprar tierra se me encarece, no puedo ir como GP", explicó.


Adquirieron 26 propiedades que en total sumaron 259.65 hectáreas, las cuales fueron vendidas al Gobierno de Guanajuato, el 27 de octubre del 2015 en 463 millones 432 mil 330 pesos, 178.48 pesos por metro cuadrado de terreno, informó Fernando Fuentes, director general de GP Desarrollos.


De acuerdo con Garza Treviño, el precio que ellos pagaron en sus últimas compras de tierra fue superior al que recibieron en la venta.


"Yo te aclaro que la última parcela la compramos como en 240 - 250 pesos (por metro cuadrado)", puntualizó el directivo.


El empresario regiomontano mencionó que en septiembre del 2015 la Secretaría de Desarrollo Económico de Guanajuato se les acercó para decirles que necesitaban sus tierras, pues Toyota quería instalarse ahí y no en Querétaro.


"La idea nuestra no era vender.


"No nos lo dijeron oficialmente (pero nos comentaron) o nos venden o vamos a tener que expropiar", indicó.


El Gobierno de Guanajuato publicó la declaratoria de expropiación de algunos terrenos para este fin. en el Periódico Oficial del 22 de enero del 2016.


Ahí aparecen dos declaratorias que afectan terrenos de JAOS & SGB SAPI.


La SDES-05/14 es para un lote de 2 hectáreas por el cual se pagaron 2 millones 915 mil 500 pesos, es decir, 145.77 pesos por metro cuadrado.


La otra declaratoria, la SDES-14/15, es para cinco predios que suman 8.17 hectáreas y por los cuales se pagaron 11 millones 893 mil 100 pesos; 145.44 pesos por metro cuadrado.


"La expropiación que señala el Periódico Oficial de Estado de Guanajuato de los predios propiedad de JAOS & SGB SAPI se debe a que una fracción de los mismos era propiedad privada y otra propiedad ejidal.


"Por resolución del Gobierno del Estado prefirió no entrar en un proceso de subdivisión y decidió expropiar la totalidad de los mismos, es por esta razón que no entraron en la operación de compraventa original", puntualizó Fernando Fuentes.


Cuestionados al respecto, fuentes de la armadora respondieron que no tenían ningún comentario y que todo seguía según lo acordado.


"El Gobierno estatal nos ha manifestado que el proyecto avanza conforme a los planes y estamos muy entusiasmados por esta gran inversión que se llevará a esta zona geográfica del país", indicaron.


Con información de Carlos Cavazos.