>

Bajan hornos ecológicos afectaciones en la salud

Local
|

Con el sistema actual para fabricar ladrillos se esparcen partículas dañinas hasta en 15 kilómetros

Raúl Hernández trabaja ya con un horno ecológico.

El resultado del estudio que realizó la Universidad de Guanajuato en la colonia Ladrilleras del Refugio arrojó que las personas, especialmente los niños, que respiran el aire contaminante que se produce por la cocción del ladrillo, provoca que sean seis veces más propensos a sufrir enfermedades respiratorias y de nutrición.

Aseguró que el uso de hornos ecológicos en la colonia Ladrilleras mejoraría considerablemente la salud de quienes viven en la zona y en los fraccionamientos aledaños, ya que los contaminantes alcanzan a afectar hasta en 15 kilómetros a la redonda.

El doctor Benigno Linares, profesor de Medicina y Nutrición de la División de Ciencias de la Salud en el Campus León fue quien realizó el estudio con duración de tres meses en el 2010, junto con un egresado de la misma carrera.

Un total de 680 niños participaron en el estudio, la mitad de ellos de la colonia Ladrilleras del Refugio y el resto del municipio de Silao.

“Estudios arrojan que las partículas contaminantes que se desprenden al momento de la cocción del ladrillo es un factor importante para la contaminación”, comentó el profesor.

Afecta nutrición en niños

 

El estudio dio como resultado que la desnutrición es otro problema en la zona.

La doctora Rebeca Monroy, de la misma división, hasta hace unas semanas se encontraba realizando un estudio de nutrición en la Escuela Primaria “Josefa Ortiz de Domínguez”, en niños de primer grado.

“Hoy, entregamos los resultados en la escuela, no te puedo dar un número exacto, pero sí que un porcentaje considerable de menores presentan un alto nivel de desnutrición”, expresó la doctora.

Uno de los compromisos de Benigno con los ladrilleros fue que se apoyaría de cualquier forma para que la salud de los colonos se recuperara.

“La afectación que puedan llegar a tener los pulmones de quien respira esos contaminantes puede ser regenerativa y dar un giro a la salud de los afectados”, agregó.

Otro dato del estudio fue que los menores varones son los que tienen mayor afectación a su sistema respiratorio.

“Como es un negocio familiar, tal vez por costumbre pongan más a los varones a trabajar desde pequeños”, explicó.

La colonia fue reubicada en 1985 con la intención de que estuviera alejada de la ciudad.

“No podemos detener la rapidez con la que crece la ciudad, ya pertenecemos a la orilla de la mancha urbana”, dijo Alfredo Villegas, representante del comité de ladrilleros.

Desde hace un año la familia Hernández Torres aceptó trabajar con un horno ecológico que reduce al 50% la contaminación y el tiempo de cocción.

Dicho horno está formado por dos cilindros con cúpulas que no permiten que el calor se salga, por tal motivo mientras un ladrillo está en cocción el calor pasa al otro contenedor y el producto se precoce.

Cada contenedor ecológico tiene capacidad para 5 mil 300 ladrillos cada uno.

Una tolva de tierra negra para su producción cuesta aproximadamente 260 pesos y alcanza para 2 mil unidades, cada una tiene un costo actual de un peso con 70 centavos.

Los colonos están en espera de que el Municipio les cumpla con el apoyo para la regularización de las tierras que les prometió hace 30 años y así poder pedir un recurso para construir hornos ecológicos.

El costo del horno fue de 62 mil pesos, por lo que los trabajadores no se animan a pedir el recurso sin antes tener la tierra asegurada.

“El Municipio no nos apoya, es una pelea porque ellos quieren la certificación por parte del Instituto de Ecología y ellos quieren primero la regularización de las tierras”, comentó Carlos Frías, ladrillero.

Desde el 2007 Alfredo Villegas Falcón, quien se dedica a producir ladrillo desde hace 45 años, está solicitando el apoyo para la regularización a Roberto Palomares, de enlace rural de Gestión Ambiental, pero el solicitante asegura que no le han dado alguna solución.

“Así como el Gobierno da el apoyo a las grandes empresas para regular sus tierras, nosotros que producimos más de mil 200 empleos directos sólo queremos seguir trabajando aquí sin contaminar, no les pedimos ni un peso”, puntualizó Carlos.

 

Primero predios, luego cambio de tecnología

 

Trabajadores de la colonia Ladrilleras del Refugio están en espera de que el Municipio les cumpla con el apoyo para la regularización de las tierras y así poder pedir un recurso para construir hornos ecológicos.

Desde hace una año la familia Hernández Torres aceptó trabajar con un horno ecológico para probar su efectividad.

El costo del horno fue de 62 mil pesos, por lo que los trabajadores no se animan a pedir el recurso sin antes tener la tierra asegurada.

Vecinos aseguraron que desde hace 30 años que la colonia de trabajadores ladrilleros fue reubicada debido al crecimiento de la ciudad, el Municipio les prometió que si aceptaban el cambio, la regularización de tierras también iba incluida.

La intención de la regularización es para poder construir hornos ecológicos para la producción de ladrillo y disminuir la contaminación de partículas que afectan a la salud.

Las partículas alcanzan a contaminar casi medio kilómetro a la redonda y el fraccionamiento Pedregal del Gigante se encuentra a 200 metros de la colonia ladrillera.

Desde el 2007 Alfredo Villegas Falcón, quien se dedica a producir ladrillos desde hace 45 años, está solicitando la regularización al Municipio, pero aseguró que no le han dado respuesta positiva a su petición.

El uso de suelo que tienen en la zona es exclusivamente de uso industrial, pero los fraccionamientos Pedregal del Gigante y Residencial Puerta del Sol se encuentran cerca de ellos.

Los vecinos temen a ser reubicados debido a la rapidez con la que León está creciendo y que su manera de trabajar afecte la salud de los demás.

“No podemos detener el crecimiento, pero no sé por qué les están permitiendo construir si los contaminantes llegan a esas partes, la gente va a empezar a quejarse, hubieran pensado eso primero”, comentó Alfredo Villegas, representante del comité de ladrilleros.

Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx