Urge contar con una Ley General de Archivos

Urge contar con una Ley General de Archivos

Local
|

Los archivos documentales tienden a abandonarse sin importar el deterioro por el polvo, humedad y las polillas.

El director del Archivo Histórico ee Lagos considera una urgencia la entrada en vigor de una nueva Ley General de Archivos. Foto: Especial


Al interior de bodegas, cárceles y cuartos abandonados se ha detectado el estado malogrado de los archivos documentales en una buena parte de los ayuntamientos, donde, por ignorancia y falta de políticas públicas, tienden a abandonarse sin importar el deterioro que producirá el polvo, la humedad, las polillas y las ratas.


Por falta de interés y políticas públicas que establezcan lineamientos y un fondo de inversión para el rescate de la documentación al interior de los ayuntamientos, los municipios han permitido que ocurra una catástrofe con sus archivos.


”Se detectó que incluso los alcaldes se llevaban documentación de Cabildo al terminar su gestión, toda una anarquía”, apuntó Mario Gómez Mata, director del Archivo Histórico Municipal. 


El problema lo explica por una falta de cultura al patrimonio documental y una revisión pendiente de la aprobación de la Ley General de Archivos, la cual ya tiene más de un año en análisis y que discute la derogación del artículo 27 de la Ley Federal de Archivos que permite la confidencialidad hasta por 70 años. La legislación de una nueva ley que haga pública e inmediata la consulta de documentos históricos y municipales está pendiente. 


Gómez Mata, especialista en archivonomía, explica la necesaria exortación al Senado de la República para que ya decrete la adecuación a la Ley General de Archivos y ordene la obligación para rescatar, organizar y describir los archivos municipales para la consulta pública inmediata y el desarrollo de la investigación histórica, ya que por la falta de políticas públicas no existe un fondo federal y estatal para invertir en el rescate y preservación de archivos.


“El rescate de ellos es fundamental para los investigadores, que en su búsqueda de fuentes se concentraban en el contenido de publicaciones, no tanto en la consulta de la documentación histórica que desde hace unos años hemos venido rescatando del abandono en bodegas del Ayuntamiento” explicó.