Urgen a crear una ley de seguridad interior

Urgen a crear una ley de seguridad interior

México
|

Ejército, legisladores y expertos piden regular la actuación militar.

Preocupa que este reglamento afecte los derechos humanos. Foto: El Universal


Militares, legisladores y académicos urgen la creación de una ley de seguridad interior que regule la actuación de las Fuerzas Armadas y las autoridades federales, estatales y locales en contra de amenazas internas, como la delincuencia organizada. 
Las Fuerzas Armadas demandan que el Poder Legislativo les otogue un marco legal para que cuando sea necesario actúen como respaldo en tareas de seguridad interior y no queden en estado de indefensión.
Se necesita “establecer un procedimiento en el que se definan cuáles son las amenazas a la seguridad interior, quiénes deben atenderlas, qué acciones son las que se desarrollarán, un tiempo, un espacio y una autoridad responsable, la entidad federativa o región, así como la participación de las Fuerzas Armadas. En el caso de requerir su presencia, lo anterior proporciona seguridad jurídica a la población y a las Fuerzas Armadas”, dice el general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional, en un artículo para EL UNIVERSAL.
“Es necesario evitar que el concepto de seguridad interior se confunda con el de seguridad pública y no se pretenda que para auxiliar nos despojemos de las características propias de las Fuerzas Armadas, dejándonos en estado de indefensión”, añade.
Waldo Fernández, presidente de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional, afirma: “Es la asignatura pendiente que la clase política tiene con las Fuerzas Armadas. Es claro que [los militares] no pidieron salir a las calles a hacer tareas de seguridad pública; fue por necesidad y las circunstancias del momento. Necesitan un marco legal de actuación que les dé certeza jurídica, porque después de 10 años evidentemente hay un desgaste”.
Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, expresa su inquietud por la eventual aprobación de una ley de seguridad interior que pudiera crear estados de excepción para la intervención de las Fuerzas Armadas. Señala que lo que se debe debatir es el modelo de seguridad y la necesidad de reformar democráticamente a las policías del orden civil.