México puede aprender de Israel, a pesar de las amenazas de Donald Trump

Opinion
|

OPINIÓN

El conocimiento científico genera soberanía y prosperidad. Desde hace algunos años me he preguntado, ¿por qué en México no tenemos industria automotriz? Porque no hubo visión para entrar al fascinante mundo de la ciencia y la tecnología. Además, la oligarquía reinante y los políticos le apostaron en convertir a México en un país maquilador ofreciendo mano de obra barata para las compañías automotrices.
Los mexicanos nos quedamos como espectadores en el gran negocio automotriz que disfrutan países como Japón, Alemania, Italia y Estados Unidos; algunos políticos comentan que hay un Tratado de Bucareli en México, que no puede hacer máquinas ni herramientas, creo que es una falacia a la ineptitud o una apología a nuestra cobardía de tomar riesgos que los tomaron los países que invirtieron en la ciencia y la tecnología.
Sí México quiere tener riqueza , es imperativo promover la industria en todos los ramos para no depender de nuestro vecino que ahora Donald Trump nos está amenazando primero, con hacernos pagar el muro, cuando lo debe pagar el que quiere protegerse… Por ejemplo, Israel construyo su muro para protegerse de los terroristas pero jamás lo pagaron los árabes palestinos a pesar que promueven el terrorismo en el mundo.
En la cuestión automotriz las grandes empresas se han puesto donde les conviene y México ha sido un paraíso ya que el mismo gobierno mexicano les ofrece desde terrenos, pagar pocos impuestos, mano de obra barata e infraestructura de carreteras, calles, vías férreas y todo lo que necesitan las empresas para funcionar.
La cancelación de la inversión de Ford de 1500 millones de dólares en San Luis Potosí, fue una gran especulación de Ford Motor Company porque Donald Trump les está ofreciendo lo mismo que hace México; darles todo a las compañías para que se instalen. Ahora las empresas Americanas van amenazar que se van a ir algún país y el gobierno de Donald Trump les va ofrecer todo lo que le pidan para que no se vayan.
Donald Trump, con su proteccionismo va a golpear a México pero no creo que la Ford, la General Motor y la Chrysler vayan a desarmar sus fábricas para llevárselas a Estados Unidos; lo que sí creo es que él va a bloquear nuevas inversiones. 
México puede aprender de Israel, ya que fue bloqueado primero por todas las naciones árabes y segundo, por Charles de Gaulle cuando dejó de surtirlo de tanques y aviones. Entonces, el remedio para que Israel pudiera sobrevivir fue que empezaron a desarrollar su propia industria de aviones, tanques, agricultura y medicina. Cuando Shimon Peres, les dijo que quería desarrollar la industria aeronáutica lo juzgaron loco, porque miles de israelís vivian en casas de campaña. Y ahora, Israel tiene una de las mejores industrias aeronáuticas del mundo, gracias al bloqueo de Francia.
Desde mi punto de vista, Donald Trump nos está regalando la mejor oportunidad para empezar a desarrollar nuestra propia industria automotriz, aeronáutica y bélica para que nos respeten… Es tiempo de que el gobierno mexicano invierta en lo más rentable que es la ciencia y la tecnología. Y no andar mendigando y entregando el país a los extranjeros para que pongan sus industrias.
 Hace algunas décadas Israel, Corea del Sur y Singapur eran extremadamente pobres pero esos países tuvieron la visión invirtiendo en ciencia y tecnología que los han hecho prósperos y ricos. ¿Qué espera México para ser como esas naciones?
Estas amenazas de Donald Trump las puede cumplir, pero son irrelevantes porque México tiene que reinventarse en todos los aspectos industriales, educativos, económicos y políticos si queremos estar en el concierto de las naciones que le han apostado a la investigación científica descubriendo cosas increíblemente milagrosas. Sin ciencia, no hay progreso.
Nunca es tarde cuando hay valor para empezar una era de prosperidad en México. Sin riesgos, seguiremos siendo un país mediocre, corrupto y pusilánime que no se atreve a cruzar el río para alcanzar el conocimiento.