Buen augurio

Opinion
|

Corredor Industrial

BUEN AUGURIO
Ante la incertidumbre generada por Donald Trump, sobre todo en sectores como el automotriz en México, grato es encontrar a compañías trasnacionales instaladas en Guanajuato que tienen una proyección lejana al inestable panorama que podemos esperar.
Cikautxo: la compañía vasca que cuentan con una planta en León proyecta llegar a 300 operarios al término de este año y al menos doscientos más para 2018.
El crecimiento en su número de empleados ha sido generado por la demanda de sus principales clientes como lo son las compañías Ford, Audi y General Motors, con quienes tienen un contrato ya firmado para dotarlos de sus herramentales en los próximos cinco años a sus plantas de México y el extranjero.
Cikautxo tiene relación desde hace 25 años con las tres armadoras mencionadas anteriormente, además de tener relación con la Nissan, con Renault, Mercedes Benz y BMW, con estas dos últimas existe la posibilidad de que en caso de que lo requiera su producción hagan alianza también para distribuir producto en sus nuevas plantas de Aguascalientes y San Luis Potosí, respectivamente.
SE BUSCAN
El verdadero reto de Cikautxo más allá de un tema dólar, la presidencia de los Estados Unidos al frente del republicano Donald Trump y los temas coyunturales que puedan surgir, su verdadera odisea ha sido conseguir personal calificado.
En la actualidad tienen el objetivo de contratar a un aproximado de 200 personas a más tardar en agosto, situación que no ha sido nada sencilla.
Operarios de producción, operarios de montacarga, personal con experiencia en máquinas de inyección y extrusoras o sopladoras.
En palabras de Nerea Macías, responsable del capital humano de la marca española, es “cada vez más difícil encontrar gente calificada, con conocimientos técnicos. Y que tengan compromiso”.
Han recurrido a anuncios en medios impresos, en cámaras empresariales como es la Canacintra y hasta ofreciendo incentivos a sus empleados para que les ayuden a buscar entre sus conocidos y entre sus familiares alguien que quiera involucrarse en el automotive.
Para la vocera de la compañía es necesario que se apliquen programas con una mayor cobertura de capacitación que les permitan no solamente cubrir las necesidades de las armadoras, sino también de toda su proveeduría.
“Es necesario mayor acercamiento a quienes somos parte del automotriz y de esta forma compartir a detalle el perfil de personas que necesitamos”.
CRECIMIENTO CONSTANTE
En contadas ocasiones tenemos oportunidad de conocer a detalle qué ofrecen los personajes del automotriz a sus empleados; en el caso de Cicautxo su sueldo semanal va de mil  200 pesos a mil 950 pesos en operarios.
Ofrecen además bonos por asistencia, producción y servicio de transporte sin costo.
Desde su llegada a la fecha, en Cicautxo han pasado de 5 máquinas de inyección a 21, en soplado de 1 a 3, extrusoras sumarán una más el próximo año y en el radar tienen considerado invertir en la creación de áreas de laboratorio, aunque esto último aún no es definitivo.
La principal inversión que ha realizado el grupo español Mondragón es la nueva planta que construyen en el parque industrial Colinas de León.
SU OPINIÓN
En Cikautxo tienen claro que es inviable pensar en que no se permita que los insumos del automotriz y la propia producción de autos sea hecha en México, fabricar ambas cosas en los Estados Unidos resulta inviable y generaría pagar un alto costo en la compra de autos para el mercado estadounidense.
Incluso esperarían que Ford reconsiderara su cancelación de la planta para San Luis Potosí.