La guerra contra México Las oportunidades (Última parte)

Opinion
|

Perspectiva

Si pacificamos los ánimos; si hacemos más eficiente la operación de Gobierno y empresas; si vemos el horizonte a más largo plazo, México es una tierra de oportunidades. 

Cuando leemos las solicitudes de empleados en los clasificados y en los sitios especializados, encontramos gran oferta. Un industrial del calzado comentaba que necesitaba contratar a más de 130 zapateros en una semana. Ya nadie se acuerda de los lamentos por la importación o contrabando de calzado oriental, ya nadie sale a la calle como lo hacía el entonces líder de la Cámara del Calzado, José  Abugaber, para pedir protección arancelaria. 

El dólar se convirtió en una barrera del 70 por ciento al pasar de 13 pesos del 2014 a 21.70 al día de hoy. Además nadie ve al Gobierno norteamericano imponiendo tarifas o impuestos al calzado. Y aun si así fuera, nuestra industria puede competir en el mercado más grande del mundo. 

El año pasado se crearon más de un millón de empleos en el País. A pesar de todo crecimos al 2 por ciento. La devaluación nos empobrece pero también fortalecerá el mercado interno con la posible sustitución de importaciones. Otro ejemplo de oportunidad es el turismo interno. Salir del País tendrá un alto costo y viajar en México vuelve a ser un atractivo. Durante muchos años era más barato viajar a Orlando o a Texas que a Cancún. Hoy se pueden encontrar hoteles dignos por todo el País por 40 dólares la noche, internet y desayuno incluido. Por eso el turismo crecerá a tasas de dos dígitos. En Guanajuato, San Miguel de Allende vive un auge como no se había visto antes. Hoteles de gran turismo como el St. Regis planean inversiones y seguro que a lo largo de la costa de Nayarit y en Quintana Roo habrá grandes inversiones. 

Atribuyen el siguiente dicho a uno de los banqueros judíos más avezados del clan Rothschild en la época de Napoleón: “Compra cuando corra sangre por las calles”. Aunque es una frase un tanto infame, resulta cierta. Carlos Slim aumentó su fortuna cuando no le tembló la mano para invertir durante la crisis de 1982. 

Esperamos también que las amenazas de Donald Trump no se conviertan en realidad gracias a la sensatez probable del Senado norteamericano. No debemos olvidar que México es un gran cliente de Estados Unidos. Si nos vapulean no tendremos opción más que reducir nuestras compras, desde leche en polvo, hasta cereales o autos. 

La rueda de prensa que dio antier Trump fue una muestra de todos los problemas que trae el presidente electo: crisis con la prensa, conflictos con el plan de seguridad social de Obama, problemas con Rusia, China e Irán. Además del conflicto que surgirá de inmediato con la Reserva Federal por la eventual alza de tasas de interés, freno natural a la política fiscal irresponsable que plantean los gurús de la ultraderecha que le “ayudan”. 

El odio que sentimos por Luis Videgaray cuando trajo al candidato republicano ahora se convierte en esperanza de que sepa cómo defender los intereses de México. Creo sinceramente que es uno de los hombres más capaces que rodean al Presidente. Aunque su estilo no guste. En pocos días conoceremos el tamaño real del “huracán”.

Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx