Cuentos cortos

Opinion
|

Alas de papel

LA CIUDAD ENCANTADA

Diana Elena Suárez Ortiz. 10 años

En un lugar del mundo hay una ciudad oculta que no muchos saben dónde está y no aparece en los mapas. Esa ciudad encantada era muy bonita, ahí vivían puros enanitos. 

También existía otra ciudad que sí era conocida por todas en la que había un hermoso castillo, y en el castillo una princesa muy hermosa.

Un día una niña estaba  jugando en una de las habitaciones reales y cayó por el balcón quedando desmayada. Cuando abrió los ojos estaba en aquella ciudad de enanos. Al principio se asustó pero resultó que los enanos eran muy divertidos y cuando más contenta estaba se despertó de su sueño.

EL DÍA DE LOS LOCOS

Alejandro Cisneros Ávalos. 7 años

Había un viejito en la tierra de humanos en un museo, cuando llegó una mujer con tacones negros y cabello naranja. Los niños le pegaban taparroscas en el cuerpo porque ese día era martes de locos y también día de muertos.

Una niña pequeña con cabello de uvas vio el libro de la vida donde venían unas cosas que eran mentira y otras que eran verdad. Después vieron un viejito hecho de cera con barba.

Cuando los niños crecen ven que los animales están en peligro, en especial los cerdos. Esto por culpa de un toro. Pero los niños los salvan y estuvieron en contra de los toreros por lastimar a las bestias. 

Cuando volvieron a la tierra de los olvidados se encontraron a la catrina quien estaba con el hombre de cera. Después se casaron y cantaron una canción.

LA DAMA MISTERIOSA

Lanny Alexa Lara Guajardo. 7 años

Había una vez un pueblo muy muy lejano en el centro de la tierra. Lo llamaban San Ángel. Un día, en ese mismo pueblo a la media noche estaba una mujer muy bella. Un príncipe la vio de lejos y le preguntó su nombre. Entonces, la dama desapareció entre las colinas. El príncipe mandó a sus más queridos súbditos a buscar a la hermosa dama, pero desde esa noche no volvió a haber rastro de ella.

LA MUCHACHA FANTASMA

Ian Ernesto Melgosa Castro. 6 años

Había una vez un señor caminando en la noche y se encontró a una muchacha que no tenía piernas y era transparente. El señor se acercó y vio que era un fantasma. Salió corriendo pero ella lo perseguía. Se hizo de día, la muchacha desapareció y el señor se sorprendió.

La noche siguiente la mujer volvió a aparecer y él se quedó súper sorprendido porque descubrió que ella solamente aparecía de noche como fantasma pero de día era una persona normal. Entonces en la noche cuando ella se hizo fantasma él supo que la casa de ella estaba encantada y era quien la controlaba, así que decidió prenderle fuego para que se incendiara. Así la muchacha pudo convertirse en persona para siempre.

Ellos se casaron y fueron felices. 

Alumnos del Taller de Niños Escritores del Colegio Lolek. Si tú escribes la Escuela de niños escritores te espera para darte Alas y ayudarte a volar. alascentrocultural@gmail.com