¡Planta cara al desánimo!

De Ti Depende
|

Para enfrentar lo incierto o irremediable nunca estamos lo suficientemente preparados. Especialistas abordan las reacciones comunes ante el desconsuelo y aconsejan cómo enfrentarlas.

Especialistas abordan las reacciones comunes ante el desconsuelo y aconsejan cómo enfrentarlas.

¿Cuál es la diferencia entre las personas que se quedan atoradas en la adversidad y las que salen adelante? 

Haciendo a un lado el optimismo hueco, psicoterapeutas, instructores de yoga, sociólogos, expertos en manejo de crisis, sexólogos, expertos en finanzas, divulgadores de la tradición budista y buscadores de lo alternativo comparten sus consejos para poner a salvo la salud mental y lograr superar el miedo ante la incertidumbre.

Las recomendaciones van desde el clásico de la tradición budista: “¿Si tus problemas tienen solución, aplica esa solución...”, hasta lo carnal: “darle vuelo a la hilacha”.

 En la trinchera de lo estrictamente racional proponen: “encauzar la rabia”, apostar a la planeación y antes de apanicarse, guiarse con información confiable.

En la salud sugieren activarte, hidratarte y comer bien para combatir el estrés y en lo mental conservar la calma, adaptarte a los cambios, hacerte cargo de tus decisiones, trabajar para evitar la violencia y la neurosis.

Aprender a meditar, agradecer y ser proactivo y solidario con los demás, coinciden, ayuda a sortear  una experiencia difícil y superarla a pesar de lo sufrido. 

Después de todo, de lo adverso también se aprenden cosas, como que hay una salida y eso multiplica nuestra capacidad para enfrentar problemas. 

Agradece

 Carcajearse y estar de buen humor delante de la adversidad es posible cuando las personas hacen algo por los demás, considera la psicóloga Raquel Origel.

Lo mismo sucede si te haces responsable de tus emociones y tus decisiones. 

Sé agradecido, valora lo que tienes y realiza actividades que alimenten espiritualmente.

Aprende

Elsa Cross, poeta galardonada con el Premio Nacional de Artes y Literatura 2016 sugiere no preocuparse por lo que no ha pasado. 

“Tomar con cautela tanto lo que digan los medios como las redes sociales; no dejarse contagiar por el amarillismo ni la histeria de masas. Pensar más en lo que está bien que en lo que está mal, y ocuparse cada quien de sus asuntos.

“Se puede contemplar lo que dice el I Ching, acerca de que el mal no debe enfrentarse directamente, porque uno terminará contaminándose, y que la mejor manera de combatir el mal es cultivar poderosamente el bien. Y en el peor de los casos, en las situaciones más extremas y negativas hay mucho aprendizaje”.

Cero violencia

Es válido que las personas experimenten enojo, pero deben evitar caer en lo patológico, señala José de Jesús González Nuño, presidente Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social.

“No se debe caer en la provocación y tampoco contagiarse de apatía” considera.

Para el experto, es fundamental que las personas sean más tolerantes y se concentren en esforzarse por hacer bien su trabajo o las labores que realizan día a día. 

“Deben aprender a superarse para ser mejores. Esto requiere de esfuerzo y voluntad, los cuales se pueden obtener con motivaciones personales”.

Planea

Evitar que la escalada de los precios sea una pesadilla es posible, Patricia Arroyo, especialista en finanzas personales, recomienda hacer un presupuesto y generar un fondo de emergencias.

Revisa cuánto dinero ganas y cuánto gastas. Si gastas de más, elimina las erogaciones que no son indispensables y  paga deudas. 

Si, por el contrario, te queda algo de dinero de tu salario haz un fondo de emergencias equivalente a 3 meses de tu sueldo, después plantéate metas concretas para ahorrar  y fija un monto mensual fijo.

No temas

Conserva la calma y ante el bombardeo de información negativa aprende a filtrarla y digerirla, aconseja Alaide Miranda, psicotraumatóloga de la Asociación Mexicana para Ayuda Mental en Crisis.

Tienen que cerciorarse de que provenga de fuentes confiables y no confiarse de su veracidad si aparece en Facebook o Twitter. 

Explica que la situación actual del País puede originar un estrés postraumático generalizado, que en algunas personas desencadena miedo, pánico, tristeza e ira. 

Si estos síntomas son recurrentes, entonces las personas deben acudir a terapia.

Sé solidario

Para combatir la violencia y la psicosis social desde nuestra trinchera promueve la tolerancia, la tranquilidad, la paciencia y apoya a los demás, considera Marco Antonio Karam, director de Casa Tíbet México.

“Trata de hacer propuestas positivas, edificantes  (...) cultiva una actitud positiva y amorosa en vez de contribuir con violencia y neurosis”.

Aplica el consejo budista: “¿Si tus problemas tienen solución, aplica esa solución y no te preocupes, y, si no tienen solución, entonces tampoco vale la pena preocuparte”.

Sin apatía

Ante la amenaza de la situación socioeconómica, Pablo Fernández, especialista en psicología social, advierte como positivo: el despertar de la sociedad mexicana de una inercia apática de muchos años.

El llamado de Fernández es a movernos para cambiar lo que no nos gusta. 

Lo hecho en México

La curadora Ana Elena Mallet sugiere revalorar lo hecho en México ante la incertidumbre por el cambio de gobierno en Estados Unidos y el impacto que eso ha tenido en la economía.

“Pareciera que voltear al interior y buscar generar un mercado interno -y una conciencia- sobre lo hecho, diseñado e inventado en México, nos brinda alguna esperanza”, dice. 

Como pocas veces en la historia del País, señala, existe una sólida escena del diseño, en la cual, además de exposiciones y festivales, hay una interesante producción digna de consumirse. 

La experta en diseño moderno y contemporáneo mexicano ve un área de oportunidad en vincular más a los diseñadores, que ahora producen a mejor escala, con la industria; ésta debería ser una meta a cumplir. 

“Ante el panorama actual debemos ser más conscientes y responsables. Apoyar el talento local, mejora el entorno. Impulsar las pequeñas empresas, engrandece. Y comprar, portar o usar lo hecho por diseñadores mexicanos debe hacernos sentir orgullosos y satisfechos de contribuir a una cadena de valor que tendrá como resultado un mejor país, sólido y maduro para enfrentar cualquier sacudida, sin alterarse”. 

Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx