Afronta criminal la nueva justicia

Local
|

Apenas cruzó la puerta para salir de la prisión (tras obtener su libertad condicional por robo) a David, alias ‘El Bora’, ya lo esperaban ministeriales para reaprehenderlo por el delito de homicidio.

Al parecer David, alias “El Bora”, está implicado en el homicidio del dueño del motel Venus, ubicado sobre el bulevar Morelos. El crimen ocurrió a las tres de la tarde del lunes 27 de junio de 2016. La víctima fue baleada por resistirse a un asalto. / Fotos: Archivo

David, alias "El Bora", fue sentenciado por robar a un cuentahabiente; pagó fianza y obtuvo su libertad condicional, pero otra orden de aprehensión lo retuvo, esta vez por homicidio.

El pasado jueves 9 de febrero "El Bora", también apodado "El Pelón" o "El Patrón", recibió tres años 11 meses de prisión, que purgaría en libertad condicional, después de pasar por un "Procedimiento Abreviado" y pagar 189 mil 800 pesos para regresar lo robado a las víctimas y 22 mil 921 pesos de caución y multa.

Ese mismo jueves "El Bora" salió de prisión a las siete de la noche. Cruzó la puerta del Cereso, donde ya lo esperaban sus familiares... pero también agentes del Ministerio Público.

Los ministeriales detuvieron nuevamente a David, esta vez lo acusaban de participar en un robo calificado en grado de tentativa, que terminó en el homicidio del dueño del motel Venus.

Al día siguiente, tras una audiencia de cinco horas y media, de peleas entre la Fiscalía y la defensa del inculpado, la juez encontró pruebas suficientes para vincularlo a proceso por ser coautor de dos delitos: homicidio calificado y tentativa de robo calificado con violencia.

La Fiscalía demostró con videos, fotografías, testimonios de referencia y testigos, que el modo de operar en ambos casos coincide y relacionan a "El Pelón" como líder de una banda dedicada a robar a clientes de bancos en León.

Por eso lo retuvieron por cuatro meses en prisión preventiva, en lo que la Fiscalía continúa con la investigación.

El primer caso

El pasado jueves 2 de junio Juan, empleado del corporativo publicitario "Mau", llegó en su motocicleta a la Plaza Mayor para cobrar cheques de los bancos Santander, Banorte y Bancomer.

Alrededor de las 11:30 de la mañana pasó a la ventanilla de Bancomer, donde el cajero le entregó varios fajos de billetes a Juan, quien enseguida los guardó en un maletín negro que colgaba de su hombro.

Una cámara registró que "El Bora", de pantalón de mezclilla y playera tipo polo azul, observaba a José, y cuándo éste salió del banco el ahora sentenciado lo siguió.

Juan subió a su moto y arrancó rumbo al bulevar Morelos.

Para este momento "El Pelón" ya había avisado a sus cómplices vía telefónica que Juan era el blanco para atracar.

Un auto Corsa blanco con tres hombres dentro; una camioneta azul Rav4, sólo con el conductor, y un auto Jetta gris con quemacocos y rines deportivos, donde viajaba David, siguieron al motociclista.

A la altura de la farmacia Guadalajara de la colonia El Palote, el Corsa adelantó al motociclista y le cerró el paso a la vista de varias personas.

Del vehículo bajaron dos hombres, uno con pistola, y le gritaron a Juan: "¡Entréganos el maletín!".

El empleado corrió hacia dentro de la farmacia Guadalajara y los ladrones fueron tras él.

En uno de los pasillos un asaltante le sujetó el maletín y le exigió que se lo entregara, pero Juan se resistió y el hombre que lo sujetaba le gritó al otro: "¡Dispárale!".

En ese momento el otro sujeto sacó un revólver negro y le apuntó a Juan, que soltó el maletín, y los asaltantes corrieron al auto en el que se transportaban.

Los tripulantes del auto Jetta y de la camioneta Rav4 permanecían afuera de la farmacia, vigilaban que no ocurriera algún inconveniente con el robo.

Una cámara de la gasolinera junto a la farmacia captó el auto y las placas de David en el momento y lugar de los hechos.

Cuando los tripulantes del Corsa notaron que nadie los seguía, se detuvieron en una vulcanizadora cercana a Centro Max, donde recogieron a un conocido.

Después se fueron al estacionamiento de Centro Max, a donde llegó la camioneta Rav4 y el Jetta con David a bordo.

Todos bajaron y uno de los hombres entregó el maletín con el dinero a "El Bora". Él se quedó con 100 mil pesos y repartió 20 mil pesos por persona, después todos se fueron por rumbos distintos.

Segundo hecho

Alrededor de las tres de la tarde del pasado 27 de junio José, mejor conocido como "don Pepe", dueño del motel Venus, fue asaltado al llegar a su negocio ubicado en el bulevar Morelos.

Momentos antes "don Pepe" había retirado 50 mil pesos de la sucursal del Banco del Bajío ubicada en el bulevar Delta; ahí lo observaba David, el presunto cómplice del robo.

Igual que en el anterior asalto, alertó a sus cómplices para que siguieran y robaran al empresario.

"Don Pepe" llegó a su motel y hablaba con su esposa por teléfono. Cuando bajó de su camioneta, la esposa escuchó una discusión y la llamada se cortó.

Detrás del empresario, dos hombres bajaron de un auto March blanco, caminaron hacia la víctima y le gritaron: "¡Esto es un asalto, danos el dinero que acabas de retirar!".

El dueño del motel les dijo que no tenía nada y uno de los asaltantes, Eduardo, alias "El Chilango", le disparó en el abdomen.

Un empleado que vio los hechos corrió y alcanzó a Eduardo; al mismo tiempo el cómplice corrió y "don Pepe" se agachó a recoger la pistola, pero la herida causó que se tambaleara, se le cayó el arma y él se desvaneció. La bala atravesó varios órganos y lo mató.

Cámaras de seguridad del motel y de varios negocios alrededor captaron que el cómplice que escapó subió a una camioneta Rav4 azul que ya lo esperaba y huyeron. También registraron que durante el asalto, el Jetta gris de David pasó frente al motel.

"El Chilango" fue detenido por la Policía y confesó que es de la Ciudad de México y vino a León porque lo invitaron a ser parte de la banda de asaltantes. Dijo que no era su intención matar a "don Pepe".

"La idea era sólo robarlo", se excusó. Fue sentenciado por homicidio el pasado 15 de noviembre.

Retienen vehículo

Días después del robo, alrededor de mediodía, policías que pasaban frente al Bancomer de la calle Nicaragua, en la colonia Arbide, vieron el Jetta gris con quemacocos y rines deportivos con las mismas placas del vehículo implicado en los robos.

Los policías se acercaron y dentro del vehículo estaba "El Bora".

"¿Qué hace aquí señor?", le preguntaron los oficiales.

"Vengo a cambiar billetes por monedas", respondió David.

Los oficiales le dijeron que el Jetta tenía reporte de haber sido usado en un delito y se lo decomisaron, pero lo dejaron libre.

"El Bora" alegó a los oficiales que él era el dueño, que sólo él lo manejaba y comprobó su propiedad con la tarjeta de circulación.

Para ese momento los agentes de Investigación Criminal ya habían conseguido el testimonio de varias personas que coincidían en que "El Pelón" era el líder de una banda dedicada a asaltar a clientes de instituciones bancarias.

La forma de operar

Los testimonios que reunieron los investigadores concordaron en que David era quien invitaba a las personas a ser parte de la banda y les explicaba que él vigilaría y diría a quién asaltar.

Mencionaron que en todos los casos una vez que los delincuentes escapaban, quienes cometían el atraco cambiaban de auto y entregaban el dinero a otra persona para despistar a la Policía.

Detienen a David

Después de que el auto fuera decomisado, David acudió a reclamarlo al Ministerio Público, ahí las autoridades le indicaron que se le investigaba por varios ilícitos y lo detuvieron en prisión preventiva.

Por el primer delito David fue sentenciado a tres años 11 meses de prisión y tuvo el beneficio de sustituir que lo privaran de su libertad por una condena de semilibertad.

En esta sentencia "El Patrón" tendría su libertad de lunes a viernes, condicionada a pagar 20 mil pesos de caución, una multa de dos mil 921 pesos, recibir capacitación de trabajo, de actividad deportiva o atención en los servicios de salud.

Pero sábados y domingos, el sentenciado debería acudir al Centro de Readaptación Social (Cereso) para ser recluido en una celda donde no tenga contacto con el resto de la población penitenciaria.

Por el homicidio calificado y la tentativa de robo, "El Pelón" pasará cuatro meses en prisión hasta que la Fiscalía termine la investigación.

Además, la Fiscalía también presentó pruebas que relacionan al sentenciado y su probable participación en otro asalto del mismo tipo, ocurrido el 24 de mayo de 2016 en la sucursal Banorte de Plaza Mayor.

David ya estuvo preso en el Cereso de León, según indicó el fiscal, sin agregar el motivo de dicho encarcelamiento.