Botan 23 millones en una obra inútil

Local
|

La Casa del Adolescente sigue sin funcionar, no tiene presupuesto y sus instalaciones comienzan a deteriorarse; era ‘proyecto emblema’ de Bárbara.

Un aspecto de la recepción del lugar.

La Casa del Adolescente, en la que se invirtieron 23 millones de pesos durante el gobierno de Bárbara Botello, apenas funciona, sus instalaciones se deterioran y ni siquiera tiene presupuesto para este año.
La casa se localiza en las calles Madre Maura y Madre Marina, que están sin pavimentar, en la colonia Villas de Santa Teresa, parte del polígono de la colonia 10 de Mayo, una de las zonas más pobres de la ciudad
El inmueble, uno de los ‘proyectos emblema’ de la pasada administración y que todavía conserva los colores rojo y blanco del PRI, se convirtió en refugio de delincuentes donde se robaban hasta la gasolina de los vehículos oficiales.