Apoyan a paisanos que siguen en EU

Local
|

Alrededor de 300 personas, muchas de ellas residentes norteamericanos, se reunieron la tarde del viernes para expresar su unidad en contra de las agresiones del presidente de Estados Unidos.

Imagen de una de las movilizaciones de los norteamericanos en San Miguel de Allende. Foto: Especial

Alrededor de 300 personas, muchas de ellas residentes norteamericanos, se reunieron la tarde del viernes para expresar su unidad en contra de las agresiones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y respaldaron a los migrantes.
Algunos asistentes vestían playeras grabadas con el rostro de Trump con una tacha; varios norteamericanos obsequiaron prendedores con las banderas unidas de México y Estados Unidos con la frase: “No somos Donald Trump”.
En el acto convocado por dirigentes del Frente Amplio Cívico Sanmiguelense, participaron desde un templete el alcalde Ricardo Villarreal García, un migrante y líderes de partidos políticos, que dirigieron mensajes de respaldo a los migrantes, a la soberanía del país y se manifestaron en contra de las expresiones de odio.
Al tomar el micrófono, Caín Martínez, un exmigrante, soltó en llanto por las condiciones adversas de los paisanos y los invitó a no temer regresar a México.
El presidente municipal, Ricardo Villarreal, conminó a los empresarios para que contraten a los migrantes que puedan ser regresados. Dijo que San Miguel de Allende tiene 500 espacios de trabajo. 
“Aquí sí los queremos, aquí los recibiremos con las puertas abiertas, con cariño y con empleos”, dijo.
Se pronunció por la unión de todos para dar el mensaje muy claro de que “los mexicanos no somos un país de gente que se deje, somos un país fuerte, sólido, con instituciones que funcionan y con esa base conforme a nuestra soberanía nacional, autonomía del país, siempre buscaremos proteger nuestros intereses y obligaremos a todas y demás naciones que nos respeten como nosotros respetamos”.