Advierten deficiencias en auditorías en el estado

Local
|

El titular de la Auditoría Superior del Estado señala que en Guanajuato existen unos 300 organismos estatales y municipales con atribuciones para fiscalizar el gasto a cargo de organismos públicos, l

El titular de la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato (ASEG), Javier Pérez Salazar.

El titular de la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato (ASEG), Javier Pérez Salazar, advirtió sobre los escasos resultados que ofrecen los actuales esquemas y procedimientos legales para aplicar auditorías, pues hay organismos públicos a los que se revisa hasta cuatro o cinco veces, sin lograr los resultados deseados.

Explicó que sólo en la actualidad, en el estado de Guanajuato existen unos 300 organismos estatales y municipales con atribuciones para fiscalizar el gasto a cargo de organismos públicos, lo que muchas veces genera duplicidad de funciones, lo cual no se traduce en buenos resultados.

"No estamos cumpliendo con los principios que ponemos al sujeto fiscalizado y ni siquiera nos ponemos de acuerdo en lo que se tiene que hacer" dijo.

Pérez Salazar apuntó que hay casos en los cuales un mismo sujeto o instancia pública es fiscalizado y revisado por hasta cinco organismos distintos, pero en materia de resultados no se llega a nada, pues en las auditorías se detectan irregularidades de todo tipo, que normalmente no son castigadas.

Precisó que en el tema de la fiscalización, se han detectado problemas como la duplicidad de funciones, además de que los tiempos y los costos son altos, por lo que es necesario ampliar las metas y cobertura.

El auditor señaló que muchas de las funciones que en materia de revisión de aplicación del gasto público asumen instancias estatales y municipales, también son muchas veces competencia de la Federación, lo que ocasiona que haya confusión a la hora de las revisiones.

"Hay instancias fiscalizadoras estatales como la ASEG y las contralorías de las diversas dependencias estatales, además de las municipales y con todo ello los problemas no se resuelven y el gasto se sigue aplicando de manera poco clara", afirmó.

El auditor general de la ASEG consideró que una de las mayores deficiencias radican en las responsabilidades civiles y penales que se desprenden de estas revisiones, las cuales no se cumplen, o bien en el caso de las denuncias penales, las cuales se archivan una vez que llegan a instancias como la Procuraduría General de Justicia del Estado.

"Son más de 300 organismos dedicados en Guanajuato a la revisión y aplicación del gasto público, pero no hemos logrado los resultados esperados, ya que los recursos públicos se siguen gastando de manera poco clara", aseguró Pérez Salazar.

Mencionó que en Guanajuato ya no hacen hacen falta más instancias de este tipo, sino más que bien que las existentes conozcan su marco legal de actuación y trabajen con base en él, pues en muchos casos las revisiones fiscales no se hacen por una necesidad y con base en un diagnóstico real.

Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx