Quitan privilegios a maestros de Baja California Sur

México
|

La Suprema Corte invalida artículos permanentes y transitorios de la Ley de Educación estatal otorgados por el Congreso local

Un grupo de docentes del estado en una manifestación en contra de la Reforma Educativa. Foto: Especial

La Suprema Corte de Justicia anuló ayer los privilegios que fueron otorgados por el Congreso de Baja California Sur a los maestros que ya tenían esa función antes de concretarse la reforma educativa de 2013-2014.

Por unanimidad, el pleno invalidó ayerporciones de cinco artículos permanentes y tres transitorios de la Ley de Educación estatal, publicada en 2014 e impugnada por el Ejecutivo federal mediante controversia constitucional.

Los ministros reiteraron criterios sostenidos en siete controversias previas en contra de leyes educativas locales, en las que se buscó mantener prerrogativas para los maestros, que no estaban previstas dentro de la reforma constitucional ni de las leyes generales de Educación y del Servicio Profesional Docente.

“Las autoridades a que se refiere esta Ley, se obligan a respetar íntegramente los derechos adquiridos de los trabajadores de la educación y las promociones adquiridas mediante los procesos administrativos correspondientes”, decía el artículo cuarto transitorio anulado por la Corte.

El quinto transitorio, en tanto, establecía una serie de beneficios no previstos a nivel federal para los maestros que ya tenían plaza permanente antes de la reforma y al reprobar tres evaluaciones, tuvieron que ser readscritos a otras funciones.

Dichos beneficios incluían que se le reasignara en el mismo centro de trabajo o la misma localidad.

Además, la Corte también anuló el sexto transitorio por otorgar derechos a trabajadores con nombramiento provisional previo a la reforma.

En cuanto a los artículos permanentes, la Corte anuló la facultad de la Secretaría de Educación estatal para fijar el calendario de preescolar, ya que los Estados sólo pueden hacer ajustes a los calendarios que emita la SEP federal, pero no crear sus propios calendarios.

También se eliminaron párrafos de los artículos 60 y 66, que permiten a la autoridad local incluir sus propios requisitos en las convocatorias para ingresos al Servicio Profesional Docente y para ascenso a cargos de dirección, pues esa también es una facultad federal.

La Corte tardó casi tres años en resolver la controversia contra Baja California Sur, en contraste con las promovidas por el Ejecutivo contra otros estados, que fueron despachadas entre septiembre y octubre de 2015.

La Suprema Corte de Justicia anuló ayer los privilegios que fueron otorgados por el Congreso de Baja California Sur a los maestros que ya tenían esa función antes de concretarse la reforma educativa de 2013-2014.

Por unanimidad, el pleno invalidó ayerporciones de cinco artículos permanentes y tres transitorios de la Ley de Educación estatal, publicada en 2014 e impugnada por el Ejecutivo federal mediante controversia constitucional.

Los ministros reiteraron criterios sostenidos en siete controversias previas en contra de leyes educativas locales, en las que se buscó mantener prerrogativas para los maestros, que no estaban previstas dentro de la reforma constitucional ni de las leyes generales de Educación y del Servicio Profesional Docente.

“Las autoridades a que se refiere esta Ley, se obligan a respetar íntegramente los derechos adquiridos de los trabajadores de la educación y las promociones adquiridas mediante los procesos administrativos correspondientes”, decía el artículo cuarto transitorio anulado por la Corte.

El quinto transitorio, en tanto, establecía una serie de beneficios no previstos a nivel federal para los maestros que ya tenían plaza permanente antes de la reforma y al reprobar tres evaluaciones, tuvieron que ser readscritos a otras funciones.

Dichos beneficios incluían que se le reasignara en el mismo centro de trabajo o la misma localidad.

Además, la Corte también anuló el sexto transitorio por otorgar derechos a trabajadores con nombramiento provisional previo a la reforma.

En cuanto a los artículos permanentes, la Corte anuló la facultad de la Secretaría de Educación estatal para fijar el calendario de preescolar, ya que los Estados sólo pueden hacer ajustes a los calendarios que emita la SEP federal, pero no crear sus propios calendarios.

También se eliminaron párrafos de los artículos 60 y 66, que permiten a la autoridad local incluir sus propios requisitos en las convocatorias para ingresos al Servicio Profesional Docente y para ascenso a cargos de dirección, pues esa también es una facultad federal.

La Corte tardó casi tres años en resolver la controversia contra Baja California Sur, en contraste con las promovidas por el Ejecutivo contra otros estados, que fueron despachadas entre septiembre y octubre de 2015.

Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx