Examen de la obra de Jorge Volpi

Local
|

En exclusiva, el escritor nos adentra a su última obra basada en la muerte de su padre y del México contemporáneo.

Foto: Fabiola Manzano

La semana pasada el escritor Jorge Volpi presentó su libro más íntimo “Examen de mi padre”, en el foyer del Teatro Juárez. En exclusiva, el también director de Difusión Cultural de la UNAM platicó con a.m. sobre el proyecto literario y sobre lo que está por venir en cuánto a su faceta como escritor se refiere.

. ¿Cómo definiría este libro?
. Es una reflexión de historia, de análisis político. El género en el que yo lo ubicaría es el ensayo, pero un ensayo precisamente camaleónico que puede ir por todos éstos demás lugares.

.Se comenta que la obra hace referencia al México contemporáneo, ¿qué tan cierto es? 
. Es un libro que parte de la muerte de mi padre, de la relación de mi padre con su profesión, la cirugía, pero también es la analogía con el cuerpo y el cuerpo social que es México, tratando de tocar algunos temas que han estado muy cerca de nosotros en los últimos años, temas terribles que tienen que ver con la violencia, casos como Ayotzinapa, como la Guardería ABC o casos de villanos mexicanos como el padre Maciel, Mamá Rosa, para tratar de mostrar el México que nos tocó vivir, el México que imaginó mi padre y el México que finalmente fue el que nos heredó y nosotros seguramente estamos en proceso de entregarle a las generaciones más jóvenes.
Las Elegidas, que trata sobre el tráfico de mujeres y que fue llevada al cine por David Pablos.

.¿Ha causado mucha controversia por el tema?
. Es un libro anterior, un proyecto paralelo que parte de la película de David y una ópera, cuatro corridos que tiene este tema, también muy difícil, mexicano de tráfico de mujeres de Tlaxcala hacia Estados Unidos.

.¿Cómo surgió la necesidad de escribir sobre este tema?
. Como decía una artista plástica hacía unos años, Teresa Margolles, hablando de México es difícil no hablar de la violencia, sobre todo a partir del año 2006 que empieza la guerra contra el narcotráfico y que México se convierte en una especie de cementerio lleno de cuerpos de los que no sabemos qué ocurrió para saber porqué fueron asesinados y desaparecidos.

.Siendo un autor reconocido de la generación del crack ¿Cómo ve lo que están haciendo las nuevas generaciones?
. Yo creo que hay muchas generaciones en activo en el México de nuestros días con obras muy interesantes, muy variadas que van ciertamente de lo que se vinculan, con la violencia o con el narcotráfico a lo más experimental, más íntimo y yo creo que seguimos siendo una gran potencia literaria.

. Se le conoce también su gusto por la ciencia ¿Está trabajando en algo enfocado a ello?
. En este momento no estoy por el lado de la ciencia, estoy por otros intereses que tengo también que tienen que ver con la justicia y con la verdad, pero no por ahora con la ciencia, aunque siempre me sigue interesando y siempre sigo tratando estar cerca de la ciencia.

.¿Algún proyecto a venir?
. Este año no publicaré ningún libro, aunque probablemente el próximo año seguramente sí, aunque por el momento no puedo adelantar nada.

.¿Tendrá alguna participación en la próxima Feria Internacional del Libro?
. Espero que sí, no con libros nuevos pero sí con una nueva colección, una biblioteca que está haciendo la editorial de Bolsillo, en donde se están reeditando todos mis libros interiores, han aparecido ya cuatro volúmenes “En busca del Klingsor”, “El fin de la locura”, “Tiempo de cenizas” y “La paz de los sepulcros”, y año con año estarán publicándose tres nuevos libros para ir teniendo todos los libros que he publicado hasta ahora.

.Una persona tan involucra en la cultura, ¿Qué es lo que le hace falta a México en este aspecto?
. En la cultura es en lo que mejor se nos ha dado, tenemos una enorme fortaleza, lo que tenemos que hacer es tratar de llevar la cultura a quienes menos la tienen, y ese es el principal objetivo cultural que yo creo que tiene como desafío México, pero tiene muchos otros también, pero que la cultura puede intervenir para mejorar condiciones de desigualdad, de violencia, de corrupción.