Sentencian a ex policía; le dan 8 años de prisión

Sucesos
|

Tras encontrar al elemento involucrado en el asalto al módulo de predial el año pasado en Plaza Jacarandas

Le niegan. Beneficios de condena condicional. Fotos: Especial.

A 8 años de prisión fue sentenciado el día de ayer, un ex-policía municipal, luego de haberse hallado culpable de su participación en el asalto a un módulo de predial el año pasado en Plaza Jacarandas donde perdiera la vida un elemento activo de la Policía Municipal y uno de los ladrones.
A esta persona no se le pudo fincar que halla sido quien halla disparado contra el ahora finado.
Sin embargo, si le pudo acreditar que participó en el asalto.
El Supremo Tribunal de Justicia del Estado, dio a conocer que a esta persona le imputaron una sanción de $2,921.60.
Mientras que por concepto de reparación del daño, se condenó  a cubrir la cantidad de $272,600.00 en favor del Ayuntamiento de Irapuato, así como al pago en favor de éste el valor comercial de una pistola, de la cual dicha persona ofendida fuera desapoderada.
Incluso, se informó que le negaron los beneficios de la condena condicional y de la conmutación de sanciones; así como los sustitutivos de pena de trabajo en favor de la comunidad y de la semilibertad condicionada.
En base a los hechos y bajo la causa penal 1P1616-75 se informó que el día 18 de enero del año 2016, alrededor de las 12:00 horas, el ahora sentenciado quien iba acompañado de otros sujetos, llegaron a la Plaza Comercial Jacarandas, por el acceso de la Avenida Lázaro Cárdenas.
Sabían los horarios que recogían el dinero ya que el ex-policia municipal sabía las “movidas” y era quien pasaba el “pitazo” 
José Luis Rivera Palafox, de 28 años, se encontraba en el interior de la plaza, escoltando al encargado de recoger el dinero de los módulos.
Mientras esto pasaba, afuera, varios sujetos esperaban a que salieran de la oficina recaudadora municipal el encargado de recoger los ingresos y su escolta.
Ya estando afuera, los ladrones los abordaron portando armas de fuego y les exigieron que les entregaran el portafolio que contenía el dinero.
Mientras tanto, el inculpado ya tenía sometido al policía que se encontraba en una patrulla y que tenía la consigna de escoltar al funcionario municipal con el dinero, impidiendo que se prestara auxilio a sus compañeros que estaban siendo asaltados.
Al verse acorralado,  Rivera Palafox desenfundó su arma a cargo.
Fue en esos momentos que uno de los asaltantes accionó su arma contra el ahora finado en repetidas ocasiones.
En cuestión de segundos se hizo el fuego cruzado.
Debido a que el elemento policiaco no portaba chaleco antibalas, los disparos le dieron en estomago y pecho lo que provocó que cayera al piso.
Sin embargo, antes de perder la vida, disparó contra uno de los maleantes a quien le “pegó” un tiro en la cabeza y aunque fue trasladado a recibir atención médica al Hospital General, falleció horas después.