Calle 28 de septiembre

Local
|

Recibió su nombre por el acontecimiento histórico de la toma de la Alhóndiga de Granaditas, ocurrido en 1810 en la capital.

En Cervantino, la calle 28 de septiembre se vuelve un hormiguero, nadie quiere perderse los espectáculos que se presentan en la explanada.

La calle que se encuentra a un costado del almacén de granos que conocemos como la Alhóndiga de Granaditas,  que fue tomado el 28 de septiembre de 1810 por los realistas comandados por Miguel Hidalgo e Ignacio Allende, recibe su nombre por la fecha de este acontecimiento histórico tanto trágico como heroico.

Por una parte murieron varias personas, entre ellas el intendente Riaño que se salvaguardó en el interior del inmueble, pero por otra parte fue el primer hecho histórico con lo que da inicio la Independencia de México de España.

Después de la lucha que duró varias horas de ese día, la calle quedó plagada de muertos, algunos de ellos fueron enterrados en el cementerio que se encontraba atrás de la Parroquia del Inmaculado Corazón de María.

Mientras que algunos cuerpos quedaron en lo que ahora es la calle Alhóndiga, que en ese tiempo una parte era el río que bajaba de San Javier y de Cata, el mismo que se cruzaba en lo que ahora conocemos como Dos Ríos.

La calle 28 de septiembre abarca unos cuantos metros, pero aunque es pequeña a diferencia de otras vías de la ciudad, representa este hecho que todo mexicano debe conocer, pues es uno de los acontecimientos más importantes para que se separara México de la tierra conocida también como madre patria.

Quien visita el ahora Museo de la Alhóndiga tiene que pasar por esta calle donde se encuentra la plazuela Casimiro Chowell, (insurgente que fue fusilado) en la cual hay un Monumento a Hidalgo. Hay que recordar que en la entrega anterior, se habló sobre la escultura que se encuentra en el Jardín Las Acacias, allá por el Paseo de la Presa.

Las imágenes dan una muestra de los cambios que ha sufrido con el paso de los años, en una de las imágenes todavía se ven las viejas construcciones de la Hacienda de Flores. También es valioso observar el empedrado, pues en otras partes de la ciudad se usa loza.

En Cervantino, la calle 28 de septiembre se vuelve un hormiguero, nadie quiere perderse los espectáculos que se presentan en la explanada.

 

Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx