La Tolerancia de Voltaire y la trampa de Lutero a los judíos

Opinion
|

Martín Lutero, fue un gran monje que traicionó a la Iglesia Católica, pero vamos empezar con el Tratado de Tolerancia de Voltaire con ocasión de la muerte de Jean Calas

Martín Lutero, fue un gran monje que traicionó a la Iglesia Católica, pero vamos empezar con el Tratado de Tolerancia de Voltaire con ocasión de la muerte de Jean Calas. El asesinato el 9 de marzo de 1762 cometido en Toulouse con la espada de la justicia que se vuelve impune por dolo o por error. Voltaire escribió en 1763 relatando de una manera genial toda la tragedia de la familia y un amigo que se vieron envueltos en esa famosa historia que traspasó fronteras. Se trata de un extraño caso de fanatismo, de asesinato o de parricidio para agradecer a Dios.

Sr. Jean Calas, era un excelente comerciante y un buen padre de familia que eran protestantes menos uno que había abjurado y al que el padre pasaba una pequeña pensión Y el otro hijo llamado Marc-Antoine, era un hombre de letras: estaba considerado como un espíritu inquieto, sombrío y violento. Este joven al no  entrar al negocio de su papá, ni obtener el título de abogado porque se necesitaban certificados de catolicidad que no pudo conseguir decidió comentar y dar entender a uno de sus amigos que algún día se iría por la puerta falsa. 

Y finalmente llegó ese día que lo visitaba un amigo Lavaisse de Burdeos decidió colgarse después de cenar. Al descubrirlo  su hermano Pierre Calas y Lavaisse amigo a Marc-Antoine colgado  avisaron al papá y la mamá que no podían dar crédito que su hijo se haya quitado la vida sintiendo un dolor tan profundo que empezaron a llorar y gritar de angustia y los vecinos se dieron cuenta de la tragedia que más tarde el pueblo de Toulouse se agolpó en la casa del Sr. Calas. Según Voltaire, este pueblo es supersticioso y violento y consideran como monstruos a los que no son católicos, Incluso cada año Toulouse celebran con una procesión y fuegos artificiales, el día que dio muerte a 4 mil ciudadanos heréticos  hace 2 siglos.

Cuando la muchedumbre y la ley  estaban en la casa de la familia Calas, algún fanático entre el populacho gritó que el Sr Calas, había estrangulado a su hijo con la ayuda de su familia y del amigo por odio a la religión Católica. Todos los ciudadanos estaban convencidos que el Sr. Calas debería  ser enviado al fuego eterno por parricidio.

La justicia de los jueces se puso en relieve al fanatismo del pueblo que influyó para asesinar al Sr. Calas en la rueda, y la esposa, el hijo y el amigo fueron a parar a la cárcel. Pero después de algunos meses un juez pensó que se había cometido una injusticia y liberó a la familia y al amigo de la cárcel desterrando al hijo y la mamá pobre y abandonada que huyó a París donde pudo encontrar ayuda y consuelo de su fatal tragedia, ya que en París las personas eran un poco menos supersticiosas y fanáticas que en Toulouse.

El famoso filósofo Voltaire, se inspiró en esta tragedia para hacer su Tratado de la Tolerancia entre los católicos y los protestantes pero él  era incongruente ya que despotricaba de una manera perversa su intolerancia contra los judíos.

Y por el otro lado religioso: Martín Lutero y los príncipes alemanes, traicionaron a la Iglesia Católica separándose y argumentando que era corrupta y estaban violando la doctrina de Cristo. La nueva religión Protestante no tenía vírgenes, ni santos, menos idolatraban y los pastores podían contraer matrimonio. 

Martín Lutero, creyó que los judíos iban a unirse con los protestantes pero los judíos no cayeron en la trampa porque ellos tenían 3500 años de practicar su  fe y no iban a renunciar al judaísmo, sería una traición al acuerdo entre  Dios y Abraham y los judíos han cumplido ese pacto a pesar de tantas amenazas, persecuciones, torturas y genocidios.

Martín Lutero, dejó huellas claras de su odio enfermizo haciendo un libro: “Sobre los judíos y sus mentiras”, que Hitler utilizó como un manual para acrecentar el odio, la violencia y la exterminación judía.