Celebran expropiación petrolera

Local
|

Se cumplen 79 años de nacionalizar el petróleo.

Rinden honores El síndico Nicolás Hermosillo fue el orador del acto cívico de la expropiación petrolera. FOTO: Leonardo Córdaba

Autoridades municipales, alumnos de la Escuela Secundaria Técnica número 70 y pueblo en general, conmemoraron el LXXIX aniversario de la Expropiación Petrolera.
Durante el desarrollo del evento, se notó la ausencia de cinco de los 12 regidores, Ulises Caratachea, Iván Hidalgo y Brenda Orozco, del Partido Acción Nacional; Yelitza Téllez, de Nueva Alianza y de Lura Elena Valadez, del PRI, además de que Raúl Hernández del PRD no acudió a la ofrenda floral.
El evento se realizó en el monumento al General Lázaro Cárdenas, donde el síndico Nicolás Hermosillo García fue el orador oficial, destacando que por las condiciones de los mercados la situación petrolera pasa por momentos críticos.
Señaló que es falso que Petróleos Mexicanos (Pemex) se haya privatizado, por lo que aseguró que “El petróleo, los hidrocarburos son y seguirán siendo de los mexicanos, como se estableció en la reforma constitucional del 2014”.
Dijo que en 1938 ante la falta de ingenieros para desarrollar a Pemex, se creó el Instituto Politécnico Nacional para abastecer de profesionales a Pémex y mantener la competitividad a nivel mundial.
Para México Pemex ha significado el principal apoyo económico, por la venta de hidrocarburos que durante tiempo se realizó, con lo que se logró construir escuelas, hospitales y se apoyó a la agricultura.
Dijo que en la actualidad los gobiernos tienen que adaptarse a los esquemas de intercambio económico, esto provocado por las finanzas internacionales, además de que los recursos que se liberan en el nuevo régimen fiscal de Pemex se podrán destinar a la inversión productiva con un nuevo sistema de pensión viable y moderna, que podrá competir, modernizarse y crecer, “ya que los trabajadores tendrán la certeza de contar con una pensión, respetándose los derechos adquiridos, donde el gobierno adquiere una parte y no el total de los pasivos laborales, donde gana México y ganan los 
trabajadores”.