Convierten orugas en aulas

Local
|

Transportistas leoneses ofrecen al Gobierno estatal unidades articuladas en desuso para convertirlas en aulas educativas o bibliotecas para comunidades

Cargar
Ver Imágenes

Los vehículos ya cumplieron su vida útil, pues comenzaron a operar en el 2003. Foto: José T. Méndez Valadez

Transportistas leoneses ofrecen orugas de desecho para que sean utilizadas como aulas educativas o bibliotecas en comunidades o colonias donde no hay escuelas.

Reconocen que algunas ya fallan en pleno servicio, pero minimizaron los hechos.

Daniel Villaseñor Moreno, presidente de Transportistas Coordinados de León, dijo que por lo menos 30 de las 52 unidades articuladas con las que inició el Sistema Integrado de Transporte (SIT) el 23 de septiembre de 2003, ya cumplieron su vida útil y están saliendo de circulación.

Apuntó que como parte del programa de renovación de estos vehículos este mes llegarán 11 nuevas orugas y en abril otro tanto hasta complementar 22 para la cuarta etapa del SIT.

"Ya prácticamente eliminamos 32 orugas de esas primeras del 2003. Las estamos chatarrizando, auto consumiendo, utilizando refacciones para las más nuevas. No tienen ningún tipo de uso más", aseveró.

Luego apuntó que ofreció las carrocerías al secretario de Desarrollo Social en el Estado, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo.

"Tuvimos un encuentro con Diego y le oferté carrocerías de orugas para aulas, bibliotecas, etc. No las estamos vendiendo, se las estamos regalando; la oferta sigue en pie, pero no he recibido respuesta. Sería para comunidades lejanas. Tenemos entre cinco y 10 completas", informó.

Cuando inició el SIT cada oruga costaba dos millones 650 mil pesos y actualmente cuestan 9.5 millones.

Sobre las descomposturas de orugas, dijo que son casos muy puntuales, cuyas fallas se resolvieron en menos de una hora.