>

La Olla. Tragedia sin respuestas

Opinion
|

La Olla

Petróleos Mexicanos es un misterio en Guanajuato.

La última tragedia ocurrida en la refinería “Ing. Antonio M. Amor” de Salamanca dejó cinco muertes. Hubo visita, fotos, y lamentos por lo ocurrido, pero no compromisos para evitar que vuelva a ocurrir.

El miércoles se registró una explosión en la terminal de almacenamiento y distribución en las instalaciones de Pemex. Las causas todavía no se informan oficialmente, de los responsables, menos.

Lo que brinca a la vista es lo obsoleto de la refinería y la promesa incumplida de una reconfiguración.

Dos días después del accidente,  el gobernador Miguel Márquez y el director general de Pemex, José Antonio González Anaya, recorrieron las instalaciones y visitaron a las familias de los lesionados.

El mero mero de Pemex ni una palabra dijo sobre las condiciones actuales de la refinería y las otras del País que por años han sido olvidadas. Tampoco se sabe del avance que tiene la reconfiguración para la que se ha presumido una millonada de inversión.

Y de las múltiples denuncias por las descargas de Pemex al río Lerma lo mismo: silencio total.

Desde noviembre del año pasado Márquez denunció inversiones maquilladas en la planta.

“Te emocionan y al final del día no se ven reflejados; no se trata de hablar de malos manejos o desvíos, pero el año pasado se anunciaron más de cinco mil millones, estábamos muy contentos…ahora aparecen seis mil (para 2017). Y si el día de mañana van a ser objeto de un recorte, pues…”.

Y remató duro y directo: “Son 23 mil 500 millones que ya se deberían de haber invertido en la refinería. Y la pregunta es si realmente se han invertido”.  De ese puyazo tampoco hubo respuestas.

Aunque por primera vez en la reunión de evaluación del Plan Salamanca -el 2 de febrero pasado-  asistió el Director de Pemex, quien resaltó que las medidas correctivas en la refinería han logrado reducir a la mitad el promedio diario de emisiones de contaminantes. 

Además, en noviembre de 2016 iniciaron los trabajos con la planta de Cogeneración de la Comisión Federal de Electricidad para sacar de operación, de manera paulatina, tres calderas de alta presión y dos de media presión. Y que en aproximadamente un mes, o sea ya, la planta generaría energía y ayudará a eliminar las emisiones.

Se dijo entonces que el titular de Semarnat federal, Rafael Pacchiano, vendría pronto para informar en lo general de los avances y retos del Plan Salamanca 2016-2018, todavía está pendiente la visita.

El viernes también estuvieron en la planta de Pemex Salamanca el senador y líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps; Sergio Madrigal, director del Hospital de Pemex y el alcalde de Salamanca, Antonio Arredondo Muñoz.

Luego del recorrido las autoridades informaron lo que ya sabíamos: que la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos (ASEA), la PGR y la Secretaría Federal del Trabajo, realizan investigación para conocer las causas de la explosión.

La prueba del desinterés con que se atiende el problema de Pemex en Salamanca, la dejó clara el impresentable Romero Deschamps cuando dijo que “todos los que nacemos morimos”. Como si los accidentes de trabajo en una refinería, sin conocer aún las causas, debieran ser parte del paisaje.

El Alcalde de Salamanca se reunió con el titular de la ASEA, Carlos de Regules, y le prometieron que un tercero realizará una investigación a fondo de lo sucedido y que el próximo martes estarán en RIAMA para una verificación y atender las prioridades de seguridad (que es para lo que están).

Ayer en Campeche el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y la alta plana de Pemex, celebraron el 79 aniversario de la Expropiación Petrolera. De la tragedia salmantina ya nadie se acordó.

 

Escudo, todo es reserva

El Gobierno de Guanajuato esconde del programa Escudo ¡¡hasta los resultados!!

Este contrato directo de renta de tecnología, pactado en diciembre del 2012 con conclusión en 2018, es una de las grandes incógnitas para los guanajuatenses.

La palabra Escudo ya no existe en los últimos informes del Gobernador, quien sale a su defensa recordando algunos de los casos que ha permitido esclarecer (como la muerte del joven jalisciense en el Festival Cervantino, o la del líder juvenil del PRI en Irapuato, y varios robos, asesinatos, y más). 

Para Márquez la inversión funciona, y lo que falla es la estrategia de comunicación.

Por eso, con mayor razón, no se entiende que se reserven los resultados de este programa.

am solicitó a acceso a la información el pasado 6 de marzo el monto de lo que se ha erogado y falta por erogar de recursos público en el programa de seguridad Escudo. Y el reporte pormenorizado de los delitos prevenidos o esclarecidos, y los delincuentes detenidos gracias a la aplicación del programa Escudo, así como copia del contrato celebrado con la empresa Seguritech.

El único dato público que proporcionó la Secretaría de Seguridad Pública fue que el recurso ya pagado es de 2 mil 146 millones de pesos y el pendiente de invertir son 575 mil 964 pesos. De lo otro, nada.

Y así lo explican en respuesta del 16 de marzo: “Del resto de la información que se peticiona, no es posible proporcionársele. Esto de conformidad con el punto Primero del citado Acuerdo de Clasificación toda vez que se encuentra clasificada como reservada por un periodo de cinco años”.

La reserva vence hasta diciembre del 2017. Hoy no podemos saber para qué sirven 2 mil 700 millones para nuestra seguridad.

 

Empresas ven de lejos

el boom de inversiones

El sector empresarial de Guanajuato, los emprendedores de casa, esperan del Gobierno del Estado de Guanajuato un plan concreto y ambicioso para treparlos a aprovechar el boom de inversión extranjera.

En el V Informe de Gobierno de Miguel Márquez nadie puso pero a las buenas cifras de inversión extranjera directa, del monto de exportaciones, y de la generación de empleo. Pero, oootra vez, hubo voces empresariales que reclamaron que el empresariado local no disfruta del todo de esas mieles.

Los consejos coordinadores empresariales de la entidad (León, Celaya, Irapuato, Salamanca y el de San Miguel de Allende) empujaron desde hace más de un año, en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Económico de Guanajuato, elaborar un proyecto que se le conoció como “Hacia una nueva política industrial en Guanajuato”, con el objetivo de lograr cambios profundos en la política económica para capitalizar en mayor medida la presencia de la inversión extranjera en la entidad.

Dicho en otras palabras: que las empresas locales y los trabajadores también ganen con las inversiones. 

Pues les cuento que hoy ese plan está a la deriva, y el sexenio está ya en cuenta regresiva.

El grupo de empresarios invirtió cientos de horas y al final, con apoyo del Estado, se contrató al despacho consultor internacional IDOM, que haría un proyecto con la siguiente estructura: 

-Estudio de los impactos socioeconómicos de la inversión extranjera en los últimos veinte años.

-Caracterización de nuestras principales cadenas productivas.

-Mejores prácticas de política industrial en el mundo y nueva política industrial para Guanajuato.

-Proyecto piloto con un sector industrial representativo.

Se pagó por la primera parte con un costo de $900,000 (17% del costo total), pero autoridades y empresarios no quedaron del todo contentos con el trabajo, y decidieron buscar otra consultora.

Luego plantearon que el proyecto lo pudiera realizar el CIDE (Centro de Investigación en Docencia Económicas) a través del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas que preside el paisano Lalo Sojo, quien además es el Presidente del Instituto de Planeación del Estado de Guanajuato (Iplaneg).

Luego de pulir el plan el sector empresarial lo sometió a la consideración del secretario de Desarrollo Económico Estatal, Memo Romero, en octubre pasado. Desde entonces ya no tuvieron respuesta.

Llama la atención una declaración del cónsul japonés en León, Yasuhisa Suzuki, diciendo que la falta de especialización del trabajador guanajuatense se debe a la altísima rotación que padecen (arriba del 50%), aunque tendrían que reflexionar sobre las causas, una principal son los sueldos que se pagan. 

De lo que se trata es que la política económica en Guanajuato promueva que la industria extranjera y la local tengan buenos sueldos y prestaciones, con criterios de mercado obviamente; así habrá una baja rotación de personal, mayor especialización, más productividad, valor agregado y empresas rentables.

El V Informe de Gobierno presume que en los primeros tres trimestres del 2016 Guanajuato registró un crecimiento económico del 4.4 por ciento. Esto nos coloca nacionalmente en el 6.º lugar nacional. Y Guanajuato ocupó el quinto lugar en generación de empleos el último año (5.4% más). Los sectores en donde más se incrementó el número de trabajadores son: Manufacturas, Construcción y Comercio. 

También se reconocen que la autoridad Estatal tiene programas de apoyo local como: Marca Guanajuato, la oferta de financiamientos de Fondos Guanajuato, capacitación especializada para el trabajo, el respaldo al comercio popular a través de Mi Plaza y En Marcha, lo que hace Cofoce, entre otras acciones.

Pero, aún con todo eso, el sabor de boca del empresariado local, y los datos duros como la poca proveeduría local que participa con las armadoras transnacionales y su cadena de valor, muestra que el crecimiento económico de Guanajuato necesita de muuuucho más que sólo la inversión extranjera.  

 

Casas Guanajuato,

trabajo a medio gas

Uno de los grandes logros que presumió el gobernador Márquez en su V Informe en materia de migrantes, fue la compra en propiedad de las Casas Guanajuato en Los Ángeles y en Chicago.

El Mandatario “migrante”, cuyo primer decreto en el poder fue la creación del Instituto Estatal de Atención al Migrante Guanajuatense y sus Familias, tiene en agenda pendiente su gira por a ciudades de los Estados Unidos con alta concentración de paisanos, entre ellas Los Ángeles y Chicago.

El detalle es que desde aquellas tierras los paisanos se quejan que esas Casas no hacen la chamba.

La directora del Instituto, Susana Guerra, realizó hace unos días una gira por varias ciudades de Estados Unidos y en las Casas Guanajuato se presumió el apoyo con trámites y asesorías. 

A Chicago regresó este fin, por segunda vez en un mes, la diputada federal leonesa Alejandra “La Wera” Reynoso. También anda allá con paisanos y autoridades el senador Juan Carlos Romero Hicks.

Pero hay voces que aseguran que las Casas Guanajuato no cumplen con la función para la que están, es decir, brindar asesoría legal y de todo tipo, acercar los trámites y programas de apoyo, todos los días.

El abogado leonés y activista migrante en California, Omar Silva, presenta imágenes de la Casa Guanajuato en Chicago tomadas el pasado miércoles a las 1:30 de la tarde y se observa está cerrada.

Lo anterior se ratifica con testimonios como el de Jorge Rodríguez, originario de Pénjamo, quien tiene meses llamando al número que ahí proporcionan y acusa que nadie contesta ni le regresa la llamada. Juan de Dios Meza, de Comonfort, ya fue varias veces a la oficina y la encontró cerrada, y Víctor Rodríguez también tiene rato esperando encontrarla abierta para tramitar una simple licencia.

Silva Aguilar difundió ayer el trabajo que en Valle de Napa, California, realiza otro activista guanajuatense, Ángel Calderón, que está apoyando a 180 trabajadores agrícolas en los refugios. 

Ángel Trejo, también migrante guanajuatense, ironizó con el tema al responder vía Facebook: “Tocayo, la mantienen cerrada para que dure más, en Los Ángeles pasa lo mismo, ni los ratones entran”.

Las medidas del Gobierno de Trump tienen en alerta a los paisanos, no parece igual a las autoridades.

Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx